Subscribe: TOROS - Toros en ABC.es
http://www.abc.es/rss/feeds/abc_Toros.xml
Added By: Feedage Forager Feedage Grade B rated
Language: Spanish
Tags:
dos orejas  dos  este  estocada  feria  fue  muy  más  oreja  oro  plaza  quinto  silencio  sin  toro  toros  tras 
Rate this Feed
Rate this feedRate this feedRate this feedRate this feedRate this feed
Rate this feed 1 starRate this feed 2 starRate this feed 3 starRate this feed 4 starRate this feed 5 star

Comments (0)

Feed Details and Statistics Feed Statistics
Preview: TOROS - Toros en ABC.es

Toros



Toros



Published: Tue, 19 Sep 2017 15:40:11 GMT

Last Build Date: Tue, 19 Sep 2017 15:40:11 GMT

 



Un gran tercio de varas en Las Ventas

Sun, 17 Sep 2017 22:43:17 GMT

(image) La sensiblería actual no tolera el tercio de varas; la flojera de los toros suele hacerla innecesaria. Gracias a un bravo Palha, a Gómez del Pilar y a El Patillas, hemos vivido un tercio emocionante, como los de antaño: colocan al tercer toro lejos, se arranca galopando, el piquero aguanta, sin excederse, ¡qué belleza! Palha le gana a Hoyo de la Gitana, en el segundo desafío ganadero; a Gómez del Pilar le niegan la oreja y Javier Cortés deja una gran impresión. El primer Palha tiene genio. Rubén Pinar se muestra solvente, con oficio, le roba algunos muletazos pero lo emborrona con la espada. El cuarto, del Hoyo, manejable pero distraído, se para por completo en la muleta, no tiene un pase: mata con habilidad. El segundo, del Hoyo, engatillado, es violento, derrota. Javier Cortés se queda en el sitio, se cruza, se la juega de verdad, con valor serio. Pierde la oreja por la espada. En el quinto, de Palha, manejable, logra excelentes naturales, lentos, suaves. Destaca su colocación, dando el medio pecho. Única pega: no debe abusar del encimismo. No mata bien. Gómez del Pilar ha recibido a los dos a portagayola. Al tercero le saca buenos naturales. Mata con decisión y el presidente no concede la oreja. Aunque la faena no ha sido redonda, yo se la hubiera dado, por el conjunto de la lidia. Esa vuelta al ruedo vale más que muchos fáciles trofeos. En el último, del Hoyo, intenta repetir lo anterior, colocando al toro muy lejos pero no va, aunque José Francisco Aguado mueve bien el caballo. Enganchándolo por delante, logra muletazos suaves, mandones, pero el toro se apaga, se echa. Gómez del Pilar y Javier Cortés dejan una excelente impresión. Hemos disfrutado con la hermosura de un tercio que, ahora, casi nunca vemos. FCHA MONUMENTAL DE MADRID. Domingo, 17 de septiembre de 2017. Segundo desafío ganadero. Un cuarto de entrada. Toros de Palha (1º, 3º y 5º), bravo el 3º, y Hoyo de la Gitana (2º, 4º y 6º), complicados. RUBÉN PINAR, de coral y oro, estocada caída y descabello (silencio). En el cuarto, media (palmas). JAVIER CORTÉS, de rioja y oro, pinchazo y estocada (saludos). En el quinto, dos pinchazos, media y descabello (saludos). GÓMEZ DEL PILAR, de purísima y oro, buena estocada (aviso, petición y vuelta). En el sexto, pinchazo hondo (ovación de despedida).



Feria de Albacete: el genio y la corrida minoritaria

Sun, 17 Sep 2017 22:22:00 GMT

(image) Ambientazo en la Feria de Albacete en tiempos de crisis taquillera en otros escenarios. Apenas doscientas entradas faltaron para colgar el cartel de «No hay billetes», un lujo en esta época. Lástima que la corrida no respondiera a la expectación. ¡Cómo fue el ganadito de Daniez Ruiz! Lucían divisa negra en memoria del gran Dámaso, pero luego no estuvieron a la altura de la inolvidable figura. Desiguales, iban desfilando ayunos de casta, sin gotas de clase ni bravura. Vacíos los tres primeros de un conjunto «minoritario», ese que según la propia definición del criador, refiriéndose a determinados encastes, «es minoritario porque no embiste». Pues ninguno de ese trío inicial lo hizo, ni prácticamente los siguientes... Hasta que salió el más aparente cuarto, un buen toro a secas, que pareció mejor en las manos del infalible Juli, una garantía de éxito. Y, una vez más, no falló. El toro iba y venía con nobleza y cierto son, pero tan carente de fuerzas que cada dos por tres perdía las manos. Sin embargo, Julián López sabía que en «Barbero» anidaba un fondo de calidad y, paciente y científico, descifró las claves y descubrió el secreto técnico para mantenerlo, los tiempos y las distancias. ¡Un genio! Primero lo cuidó, hasta terminar con la tela a rastras en series con hondura, especialmente una fabulosa a izquierdas, modulando la embestida, y otra mandona a derechas. Látigo y seda a la par, se adornó con molinetes y lo cazó de un estoconazo que desembocó en las dos orejas. Antes, intentó corregir el feo estilo del estrecho «Nigeriano» con unas poderosas dobladas, aunque después no se sintió del todo a gusto ante tan incómodo material. El segundo fue tan simple por fuera como por dentro, sin entregarse nunca. Aun así, en los tendidos reinaba un silencio de expectación por ver a Talavante, que tras probarlo a babor y estribor no se dio mucha coba y se fue a por la espada. La plaza saboreó el pasaje más original en el quinto, andándole al toro genuflexo y montera en mano hasta que brindó al público. Una improvisación de perlas preciosas dentro de una variada faena a un animal que se limitaba a obedecer y pasar. Abrochó con la verticalidad de unas personales manoletinas mirando al gentío y flamearon los pañuelos, pero el presidente no consideró mayoritaria la petición. Cayetano dibujó algún lance vistoso al suelto tercero, un manso que se dolió en banderillas. En «purasangre» Rivera, echó las dos rodillas por tierra en cuatro emocionantes muletazos, cosidos a un molinete y un pectoral. El toro, encogido y muerto en vida, no paraba de cabecear. El torero dinástico lo intentó con arrojo y dejó algún muletazo logrado, como un bonito cambio de mano y un lento pase de pecho, entre algunas carencias técnicas. Tampoco había mucho que rascar... Quiso calentar con una larga cambiada de rodillas la bienvenida al sexto, un «Corregido» con menos gracia que un monologuista pelma. Con la anochecida encima, El Juli, genio y figura, echaba el telón al centenario de La Chata por la puerta grande. FICHA PLAZA DE TOROS DE LA CHATA. Domingo, 17 de septiembre de 2017. Última corrida de la Feria. Lleno. Toros de Daniel Ruiz, desiguales, sin apenas casta, ni fondo, ni clase ni entrega; el mejor fue el noble 4º. EL JULI, de azul rey y azabache. Estocada pelín contraria (silencio). En el cuarto, estocada (dos orejas). ALEJANDRO TALAVANTE, de pizarra y oro. Estocada desprendida y tendida y descabello (silencio). En el quinto, estocada corta desprendida (saludos tras petición). CAYETANO, de tabaco y oro. Media tendida y dos descabellos (palmas). En el sexto, estocada caída y dos descabellos (silencio).



Triple puerta grande en el homenaje a Fandiño en Guadalajara

Sat, 16 Sep 2017 22:30:59 GMT

(image) Los diestros Curro Díaz, Miguel Ángel Perera y Cayetano Rivera han salido hoy a hombros al término del tercer festejo de la Feria de la Antigua de Guadalajara, después de cortar dos orejas cada uno. Curro Díaz llegaba a este cartel por triste y aciago azar. En este puesto estaba anunciado su amigo y compañero Iván Fandiño, fallecido hace ahora tres meses, con el que estuvo en aquella fatídica tarde en Aire Sur L'Adour (Francia). Por eso hoy también hubo más homenajes al héroe caído de la vizcaína Orduña. A la lectura de un manifiesto a cargo del periodista José Miguel Arruego, le siguió un minuto de ovación tras el paseíllo y la suelta de cinco palomas blancas. La peñas vitorearon también su nombre hasta la salida del primer toro. Se lidiaron toros de José Luis Marca, que sustituyeron a los inicialmente anunciados de Cayetano Muñoz, rechazados en el reconocimiento veterinario, aceptablemente presentados, bajos de raza y en límite también de las fuerzas. Los mejores, quinto y sexto. Curro Díaz, de grana y oro: estocada (oreja); y media muy baja (oreja). Miguel Ángel Perera, de verde botella y oro: bajonazo (silencio); y estocada desprendida y tres golpes de descabello en uno (dos orejas tras aviso). Cayetano Rivera, de azul pavo y azabache: estocada trasera y dos descabellos (oreja); y estocada (oreja). En cuadrillas, Curro Javier y Guillermo Barbero saludaron tras banderillear al quinto; e Iván García y Alberto Zayas hicieron lo propio en el sexto. La plaza registró tres cuartos largos de entrada en tarde agradable.



Una «fartá» indigesta en la Feria de Salamanca

Sat, 16 Sep 2017 22:22:48 GMT

En el conjunto, tan positivo, de carteles de esta Feria disuena este festejo con dos salmantinos y dos mexicanos. Los ocho toros eran habituales en Valencia, mi tierra, como colofón: «la fartá», la llamaban y la cantó Rafael Duyos. Lo de «corrida charra» despierta suspicacias: quizá tenga éxito en Aguascalientes, si se repite… El resultado responde a las escasas expectativas. Los toros de Puerto de San Lorenzo, serios, largos, resultan muy manejables; buenos, tercero y quinto. Javier Castaño, que superó una grave enfermedad, reaparece después de una cornada en el cuello, hace sólo ocho días. En el primero, manejable, saluda Marco Leal. Castaño muletea con buen oficio pero el toro transmite poco. Mata bien pero tarda en caer. El quinto se rompe el pitón en el burladero. En el sobrero, de La Ventana, se le ve disminuido, sufre un mareo, tarda en matar y pasa a la enfermería. Saludan Fernando Sánchez y Sergio Aguilar en el segundo. El trasteo de Joselito Adame no pasa de correcto y profesional. Mata bien: benévola oreja. El sexto recibe un gran puyazo de Óscar Bernal. El toro va y viene, sin problemas pero el trasteo de Joselito resulta deslavazado y mata con sorprendente desconfianza. ¿Qué le ha pasado? Luis David Adame, hermano de Joselito, ha sido declarado triunfador en la Feria de San Sebastián; aporta ilusión juvenil . En el tercero, un buen toro, se luce con el capote, arriesga en banderillas. Aunque la faena es desigual, conecta cn el público por su entrega y variedad pero pincha (no cruza bien). No debió dar la vuelta. En el séptimo, intenta calentar al aterido público con zapopinas, corre bien la mano en alguna serie, dentro de otra faena irregular. Mata rápido: oreja. Sus cualidades son evidentes pero ha de madurar. El salmantino Alejandro Marcos, que tomó hace poco la alternativa, posee temple, le suele fallar la espada. Lancea con gusto en el cuarto, muestra su buen estilo pero el toro humilla poco. Le engancha al matar y luego pincha: dos avisos, pasa a la enfermería. En el último, dibuja buenas verónicas y muletazos con clase, mata a la segunda: oreja. Merece torear más. La «Fartá» ha resultado indigesta: un menú largo (casi cuatro horas) y ancho, no estrecho. No ha mantenido el buen nivel de esta Feria. Salamanca es tierra de toros. El toro bravo es esencial para su ecología (las dehesas), su economía (se calcula en ocho millones de euros el impacto de esta Feria) y su cultura. Pero hay que mantener la casta brava. Nos despedimos de Salamanca recordando el elogio del cervantino Licenciado Vidriera: «Enhechizas la voluntad de volver a ella de todos los que de la apacibilidad de su vivienda han disfrutado». Posdata. El maestro Antonio Burgos ha lamentado justamente la última actuación del Bombero Torero, después de casi 90 años. Con él, se va una época y una parte de la Tauromaquia, donde se forjaron muchos buenos toreros y descubrimos la Fiesta, con ojos de asombro e ilusión, muchos niños.



La llama de la juventud de Ginés Marín en Albacete

Sat, 16 Sep 2017 22:14:24 GMT

(image) Arde la llama de la juventud en la mirada de Ginés Marín, cuyos ojos no pierden de vista al toro, el viejo maestro que todo lo enseña. Y el torero nacido en Jerez pero criado en Badajoz lo ha estudiado desde la cuna. El primero que le tocó en suerte se frenó en el capote y esquivó la esperanza de parte del público. Pero Ginés se la devolvió cuando se dobló, con muletazos soberbios rodilla en tierra, ante el ejemplar de Alcurrucén, agradecido y con buen fondo, como la mayoría de la interesante y noble corrida, con algunas notas mansas. Hablábamos de «Impetuoso», que rompió a embestir con transmisión en las telas de Marín, de cuyas muñecas brotaron trincherillas y firmas de aroma antiguo. Se prodigó en remates de torería por bajo después de series con gusto por ambos pitones. La zurda puso el punto final, con hilos de filigrana, un bello cambio de mano y un pase de pecho con sabor. ¡Qué bonita manera de andarle al Núñez! No fue una faena aplastante, pero sí en la que se vislumbró una vez más su mente despejada, su talento y su desparpajo (y solo tiene 20 años). Lo cazó a la primera y se ganó la única oreja. No pudo redondear con el último, un «Afanes» –¡qué reata!– que se lastimó en chiqueros, por lo que tuvo que salir el sobrero, reservón y con peligro, el peor del conjunto. Había abierto plaza un guapo, encastado y bravo toro, «Deseadito» de nombre. Este humillador Núñez era una máquina de embestir, pero la dispuesta faena de Juan del Álamo no acabó de levantar el vuelo. Hasta que una serie ligada en redondo cual compás trepó por los tendidos. Se metió entonces más en las cercanías y llegó la imagen más sobrecogedora, con el toro ensañándose por la chaquetilla y pisotéandolo. Conmocionado, se lo llevaron a la enfermería y Álvaro Lorenzo pasaportó a «Deseadito». El salmantino, pendiente de estudio radiológico, salió a dar cuenta del cuarto, que, sin ser igual, también tuvo su viaje boyante. Mientras la banda le racaneaba la música, la gente agradeció el esfuerzo de Álamo. El segundo derribó al picador y sembró el desconcierto en banderillas. Las buenas dobladas de Lorenzo le abrieron los caminos, pero el alcurrucén manseó cada vez más. En su jurisdiccción, «Profesor» iba y venía con noble son y las series adquirieron importancia. Hubo muletazos de temple superior, como una al natural de mano baja y un profundo pase de pecho. Se recreó también en algunos toreros broches por bajo, pero el acero le privó del premio que su castellana muleta se ganó. Recorrió el anillo tras entender con clasicismo al huido quinto, con embestidas más potables y otras más geniudas. FICHA PLAZA DE TOROS DE LA CHATA. Sábado, 16 de septiembre de 2017. Dos tercios de entrada. Toros de Alcurrucén, bien presentados, con casta, nobleza y fondo en general; mansos algunos; destacó el encastado 1º; el peor fue el 6º. JUAN DEL ÁLAMO, de nazareno y oro. Cogido, mata al toro Lorenzo de media caída (su cuadrilla recoge una ovación). En el cuarto, dos pinchazos, bajonazo y tres descabellos. Aviso (saludos). ÁLVARO LORENZO, de purísima y oro. Pinchazo, estocada corta muy traseray tendida y descabello (saludos). En el quinto, estocada trasera, desprendida y tendida. Aviso (vuelta al ruedo tras petición). GINÉS MÁRIN, de celeste y azabache. Estocada (oreja). En el sexto, pinchazo, media y descabello (palmas de despedida).



Padilla desata la polémica al cubrirse con la bandera preconstitucional en una plaza de Jaén

Sat, 16 Sep 2017 18:14:39 GMT

(image) El torero Juan José Padilla ha incendiado las redes tras cubrirse con una bandera preconstitucional al acabar una faena en la localidad jienense de Villacarrillo. El éxito del diestro jerezano se ha visto empañado por la polémica que ha suscitado al lucir un símbolo preconstitucional tras cortar dos orejas y un rabo y salir a hombros de la plaza. Padilla no ha dudado en justificarse y explicar que se trataba de una bandera, que, como otras tantas veces, le habían lanzado desde el público. Cuenta que ni siquiera se percató de que llevaba impreso el escudo del águila, aunque reconoció después que tampoco se sintió incómodo, una vez que ya se había dado cuenta del símbolo que había lucido. «Con la emoción de triunfar, me puse la bandera sin saber si era la constitucional o no. No vi ni mire a mi espalda, esa es la gran verdad y pido que se me crea. Soy torero y español, pero nunca he querido voluntariamente ofender a nadie», declaro tras la corrida, e insistió después «Estoy Orgulloso de ser torero y ser español, pero no soy nostálgico de nadam, y provocador, menos. Mi bandera es la de España, la de todos y estoy a disposición de quienes quieran una explicación personal atenderle a todos para dejar las cosas en su verdadero lugar, torero y español si pero sin nostalgias ni provocaciones. Gracias y espero que quede cerrado el equívoco», ha declarado este sábado el torero, a través de un portavoz, sobre este gesto sin precedentes en la tauromaquia. A pesar de sus disculpas, el diestro no ha podido esquivar las críticas que le han llovido en las redes sociales por parte de políticos, periodistas y ciudadanos anónimos. En pocos minutos se ha convertido en trending topic (uno de los temas más comentados) en Twitter. «Juan José Padilla exaltando el fascismo en Villacarrillo (Jaén). Vergüenza de que esto siga pasando y no pase absolutamente nada», escribía la líder de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez. La condena del gesto ha continuado durante toda la tarde, calificándolo de «enaltecimiento del franquismo», «ignominia», «insulto a la tauromaquia» y «vergüenza». Villacarrillo (Jaén). Septiembre de 2017. Exaltación del franquismo por parte de Juan José Padilla. pic.twitter.com/tzBVIYgHpr— Juan Miguel Garrido (@Juanmi_News) 16 de septiembre de 2017



Emotivo adiós del Bombero Torero tras casi noventa años de historia

Fri, 15 Sep 2017 22:41:38 GMT

(image) El emblemático espectáculo cómico taurino del "Bombero Torero y sus enanitos" ha puesto este viernes punto final a casi 90 años de historia después de una triunfal y muy entretenida actuación en la localidad ciudadrealeña de Almodóvar del Campo, que prácticamente llenó su plaza de toros. Antes del inicio del festejo se descubrió una placa en recuerdo de la despedida del Bombero Torero, una función de mucha solera a mediados del siglo XX, un auténtico "apaga fuegos" para muchas ferias taurinas, que se salvaban económicamente gracias a la actuación de esta singular y genuina cuadrilla de toreros cómicos. Un espectáculo, que, en su parte seria, vio nacer a numerosos toreros, algunos de ellos importantes diestros como Antonio Chenel "Antoñete", Paco Ojeda, José María Manzanares, Juan Antonio Ruiz "Espartaco", José Ortega Cano, Dámaso González y Emilio Muñoz, entre otros. Pocas veces se vivió expectación semejante en la plaza de toros de Almodóvar del Campo. Ni siquiera en su inauguración en el año 2010. Medios de comunicación de ámbito nacional de todo tipo presentes y un ambiente de día grande. Y lo fue. Aunque se tratara de una despedida, la de Rafael Celis, el último gran Bombero Torero, que tras tres generaciones y 89 años recorriendo los ruedos de todo el orbe taurino, ha dicho adiós esta tarde en el primer festejo de feria del coso manchego. El desarrollo del festejo cómico taurino no ha diferido del esquema habitual: paseíllo, presentación de cuadrillas, lidia del primer becerro a cargo del Bombero Torero y sus enanitos, exhibición de toreo de salón para algunos de los asistentes, y lidia del segundo novillo. En ambas actuaciones hubo de todo; toreo más o menos serio, salto de la comba, forcados, rejoneo... En el último becerro la emoción dominaba la escena al ser conscientes de estar presenciando una despedida histórica de una saga de toreros -cómicos pero toreros-, y en contra de lo que el propio Celis había anunciado, sí hubo corte de coleta, al igual que salida a hombros con toda la plaza en pie aplaudiendo. Emotividad total, y salida por la puerta grande. De las de verdad.



Román hace lo más destacado en Guadalajara

Fri, 15 Sep 2017 22:36:33 GMT

(image) Román, que sustituía a El Fandi, hizo lo más destacado este viernes en la Feria de Guadalajara, cuya plaza registró casi tres cuartos de entrada. Cinco toros de Albarreal, de muy desigual presentación, descastados, mortecinos, totalmente vacíos, de juego muy deslucido. Tercero y sexto, los menos malos. El quinto fue un sobrero de Monte la Ermita, en la línea de los titulares. Sebastián Castella, de grana y oro: estocada desprendida y trasera (silencio tras fuerte petición de oreja); y estocada baja y muy tendida y dos descabellos (silencio tras aviso). Alberto López Simón, de carmín y oro: estocada trasera y descabello (silencio tras aviso); y estocada tendida y atravesada, y dos descabellos (silencio). Román, que sustituía a David Fandila "El Fandi", de nazareno y oro: pinchazo, casi entera atravesada que escupe y descabello (silencio tras aviso); y estocada desprendida y tres descabellos (silencio tras aviso).



A hombros Ponce, Perera y Ginés en Salamanca

Fri, 15 Sep 2017 22:24:19 GMT

(image) El resumen de la corrida está muy claro: por fin, se logra lo que la tarde anterior se rozó, salen a hombros los tres diestros y se da la vuelta al ruedo a un toro de Montalvo. Ponce y Perera cortan las dos orejas en el cuarto y el quinto; Ginés Marín, una, en cada uno de los suyos. Como dicen en la ópera de Verdi, «tutti contenti». Este resultado es muy bueno para la Feria, anima a los aficionados. Otra cosa es que, sin pretender yo ser un aguafiestas, no comparta tanto entusiasmo. Con dos diestros tan consagrados y un joven tan prometedor, la causa de mis reparos es el tipo de toro que ahora se estila. Vamos por partes. Llegaba la corrida de Montalvo con fama de ser muy grande y muy armada. Así ha sido, nada que objetar a su presentación, todos han sido aplaudidos, de salida. Mis reparos vienen por otro lado: varios reses se han caído, se han parado, apenas han transmitido emoción. En Tauromaquia, no vale –no debe valer– el refrán del «caballo grande, ande o no ande». Prefiero yo un toro con menos kilos pero que se mueva, que tenga fuerza, que transmita emoción. La tablilla con el peso, que fue un útil remedio contra los fraudes de la posguerra, se ha convertido ya, muchas veces, en coartada para la falta de otras cualidades, mucho más importantes. ¿No sería mejor suprimirla? El primer toro empuja en el caballo pero se deja allí toda la fuerza, queda muy cortito. El trasteo de Ponce, aseado, no puede lucir con una res parada por completo: igual que el toro de piedra, en el Puente Romano de Salamanca, con el que el malvado ciego estrella al infeliz Lázaro de Tormes. Decepción general. El segundo se apaga rápido, es noble pero le falta fuerza y gas, se derrumba. Aunque Perera esté firme, no cabe la emoción con una mole tan parada y la gente se impacienta. Fino estilo Ginés Marín lancea con gusto al tercero, apenas picado, que flaquea pero se mueve un poco más (no mucho). La res le permite mostrar su fino estilo sólo un poco, por su embestida mortecina. Mata bien: benévola oreja. Lancea bien Ponce de salida al cuarto. ¿Aguantará? Brinda al público, dibuja suaves muletazos pero el toro flaquea, Enrique ejerce de sabio enfermero. En la estética faena, destacan dos preciosos cambios de mano. El toro tarda en caer, suenan dos avisos. A pesar de eso, piden y se conceden las dos orejas. Su maestría las merece; la escasa emoción del toro, no. Está claro su gran momento pero, para el triunfo grande, necesita más toro. El quinto sale del caballo suelto y renqueando, se mueve con gran nobleza. Perera lo lleva cosido al engaño en series de mucho mando, hasta que el obediente toro amenaza con rajarse. Mata regular: dos orejas y vuelta al ruedo al toro. Su gran nobleza lo merecía; su falta de fuerza, no. En el sexto, Ginés Marín, apoyado por el público, pone todo de su parte para cortar el trofeo que necesita: primero, con pinturería; cuando el toro se queda muy corto, con alardes de valor. Mata bien y consigue salir también a hombros. Todos felices… menos yo, me temo. Sin un toro fuerte, bravo y encastado, todos los triunfos se quedan a medias. FICHA PLAZA DE TOROS DE LA GLORIETA. Viernes, 15 de septiembre de 2017. Tercera corrida. Dos tercios de entrada. Toros de Montalvo, grandes, bien armados; varios, flojos y parados. El 5º, premiado con la vuelta al ruedo. ENRIQUE PONCE, de negro y oro. Pinchazo, media y dos descabellos (silencio). En el cuarto, estocada desprendida y descabello. Dos avisos (dos orejas). MIGUEL ÁNGEL PERERA, de turquesa y oro. Media perpendicular (silencio). En el quinto, estocada trasera atravesada. Aviso (dos orejas). GINÉS MARÍN, de purísima y oro. Estocada (oreja). En el sexto, estocada (oreja).



Feria de Albacete: Ventura pone la fiesta y El Vellosino la quita

Fri, 15 Sep 2017 21:48:11 GMT

(image) No era bello el sino que traían los del Vellosino: tan faltos de bravura como de clase sumieron en la decepción a la expectante plaza. Para belleza, la de la Chata en su centenario. Sus repletos tendidos auguraban bonanza en tiempos en los que otras ferias septembrinas han presentado más cemento que público. El trabajo bien hecho de los Lozano y su equipo daba sus frutos en la taquilla. Diez mil personas acudieron a un cartel bajo el marco mixto. Diego Ventura abría a caballo el duelo entre El Juli y Roca Rey, sustituto de Morante. Pero fallaron las balas de una grandona y desrazada corrida. Del último revolucionario del rejoneo fue el primer triunfo con un buen lote de Guiomar. Ventura cinceló una obra en la que sublimó el toreo a dos pistas con «Nazarí», un corcel con la torería en sus venas. ¡Qué gozada! Con el toro en los medios, de frente, clavó con emoción. Llegaron más banderillas sobre «Fino», con el que se enroscó en redondo, se adornó y giró cual tiovivo entre el entusiasmo del personal. Como en cualquier revolución, sabía que había que inventar un final. Arrebatado y mayúsculo fue: a lomos de «Dólar», se desprendió de las riendas y puso un gran par a dos manos. La gente, en pie, se rompía las palmas. No conforme, se entretuvo en tres cortas antes del rejón de muerte, que necesitó del verduguillo. Ante tal arrolladora y lista función, se solicitaron con frenesí dos merecidas orejas, pero el usía solo concedió una entre el mosqueo del público. El pinchazo había enfriado la petición en el primero, donde «Sueño» y «Nazarí» pusieron la fiesta que luego quitarían los vellosinos de la lidia a pie. La otra faena de premio la firmó El Juli al quinto, que se desplazó algo más en el saludo y al que exprimió su noblón fondo. Tras un bonito quite por chicuelinas, se dobló y le buscó las vueltas por ambos pitones y en distintos terrenos, con Eolo incordiando... La figura dio con la clave técnica y el temple para extraer tandas notables; más roto a veces, más vertical y abandonado en otras. Faena con el sello de la maestría. Distraído, no descolgaba este «Deseado» en la hora final y pinchó, pero se ganó un trofeo. El alto y largo segundo casi hizo honor a su nombre, «Miserable», que puso en apuros a la cuadrilla. Con la cara arriba en su medio viaje, fue misión imposible el lucimiento. Roca Rey se entregó al máximo con el tercero, que iba y venía sin clase ni recorrido. Inteligente y valeroso, se mostró por encima del toro, con alguna tanda estupenda en la que empujó a embestir al vellosino. Pero se pasó de faena y no fue fácil darle matarile. Las de Caín pasó para enviar al otro mundo al deslucido sexto, que no ayudó nada. FICHA PLAZA DE TOROS DE LA CHATA. Viernes, 15 de septiembre de 2017. Lleno aparente. Toros de Guiomar de Moura (1º y 4º), buenos, y El Vellosino, grandones, deslucidos, sin casta ni clase, sin humillar. DIEGO VENTURA, pinchazo y rejón contrario (saludos tras petición). En el cuarto, rejón trasero contrario y descabello (oreja con fortísima petición de la segunda). EL JULI, de sangre de toro y oro. Media y descabello (silencio). En el quinto, pinchazo y media trasera. Aviso (oreja). ROCA REY, de pizarra y oro. Pinchazo, estocada atravesada que escupe, pinchazo y estocada. Aviso (silencio). En el sexto, tres pinchazos, media, dos pinchazos y cuatro descabellos. Aviso (silencio).



La ley de toros «a la balear» ya está en el BOE

Fri, 15 Sep 2017 14:30:00 GMT

(image) La ley de regulación de las corridas de toros y de protección de los animales en las Islas Baleares, coloquialmente conocida como la ley de toros «a la balear», ha sido publicada este viernes en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Dicha ley había sido publicada ya en el Boletín Oficial de la Comunidad (BOIB) el pasado 10 de agosto, entrando en vigor un día después. La nueva norma, aprobada el pasado mes de julio por el Parlamento balear, no prohíbe expresamente las corridas de toros en el Archipiélago, si bien establece que no se puede maltratar, herir o matar a las reses. El controvertido modelo de toros «sin sangre» fija otras limitaciones, como por ejemplo que sólo se podrán torear un máximo de tres reses por festejo y por un periodo de tiempo no superior a los diez minutos. Además, no se podrá vender alcohol y estará prohibida la entrada a los menores de 18 años. Asimismo, se hará un control «antidopaje» de los toros y de los diestros «antes y después del espectáculo». En cuanto a las sanciones, pueden alcanzar los 100.000 euros en los casos más graves. El propósito implícito de la ley promovida por el PSOE, MÉS y Podemos es desnaturalizar por completo la Fiesta, con el objetivo de que en la práctica los aficionados acaben desistiendo de ir a presenciar un espectáculo en los términos fijados por el tripartito. La última palabra la tendrán, en cualquier caso, los tribunales, ya que el Gobierno central anunció recientemente su intención de recurrir la citada ley ante el Tribunal Constitucional. Cabe recordar que tras las elecciones autonómicas de mayo de 2015, las formaciones citadas empezaron a abogar claramente por la supresión de las corridas de toros en Baleares. Así, el Parlamento regional comenzó a tramitar una reforma de la Ley de Bienestar Animal, que había aprobado el PP en 1992, en el sentido indicado. Esa incipiente iniciativa legislativa fue abandonada tras conocerse en octubre del pasado año el dictamen del Tribunal Constitucional contrario a la prohibición de los toros en Cataluña. Fue en ese momento cuando el PSOE, MÉS y Podemos decidieron empezar a redactar una ley completamente nueva, que es la que el pasado mes de agosto entró ya en vigor.



Paco Ureña estrena la puerta grande Iván Fandiño en Guadalajara

Fri, 15 Sep 2017 11:07:34 GMT

El diestro Paco Ureña, con dos orejas, ha abierto la primera puerta grande de la Feria de Guadalajara, en una tarde en la que el francés Juan Bautista y Manuel Jesús, el Cid, han obtenido un trofeo cada uno. Toros de Monte la Ermita, de muy desiguales hechuras, caras y remates, y de poco juego en conjunto. Al noble y enclasado primero le faltaron fuerzas; con genio, el manso segundo; frenado y sin humillar el tercero; sin clase el cuarto; sin acabar de "romper", el desrrazado quinto; y descompuesto el sexto. Juan Bautista, de violeta y plata: estocada baja (silencio); y gran estocada en la suerte de recibir (oreja). Manuel Jesús, el Cid, de sangre de toro y azabache: casi entera tendida y atravesada, y descabello (ovación); y pinchazo y estocada corta atravesada (oreja). Paco Ureña, de verde manzana y oro: pinchazo y estocada arriba (oreja); y estocada fulminante (oreja). Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en recuerdo de Iván Fandiño. La plaza ha registrado algo más de media entrada en tarde agradable. Todo recordaba a él: la añoranza por Fandiño era evidente. Inevitable. Demostrado quedaba con la placa que lo inmortaliza junto a la Puerta Grande de Las Cruces, bautizada también con su nombre y que durante estos días alberga también una exposición fotográfica en su honor. Homenajes póstumos al héroe caído hace ahora tres meses en suelo francés. Va a ser muy rara esta feria sin Fandiño, ídolo para sus paisanos adoptivos. Le querían con locura. Y él a ellos. Por eso, la de Guadalajara siempre será su feria. El minuto de silencio en su memoria antes de romper el paseíllo fue también tan respetuoso como sentido. Nostalgias aparte, la tarde de hoy, primera de feria, no funcionó a nivel ganadero. Pero así y todo emergió un torero, Paco Ureña, que, contra viento y marea, se impuso a tantas complicaciones para abrir la primera puerta grande de la feria. Unas mecidas verónicas y un quite por chicuelinas con el compás abierto, abrochadas con una larga afarolada, fueron su carta de presentación frente al primero, un toro que se desplazaba con el freno de mano echado, sin rematar los viajes y con la cara natural. El mérito del murciano fue, precisamente, alargar las embestidas con notable suficiencia por el derecho, por donde surgieron muletazos de buena firma. Al natural anduvo todavía más asentado, muy puro, muy de verdad. Labor de serenidad, aplomo y sin alharacas. Oreja de ley. El sexto tenía mucho que torear, un toro incierto, que nunca iba metido en los engaños, muy descompuesto y sin regalar una sola embestida franca. Ureña lo fue haciendo poco a poco a base de temple y mucho mimo y así logró extraerle todo lo que tenía dentro. Perfecta la colocación y extraordinaria la actitud del lorquino. Buena estocada y otra oreja más para él. Bautista sorteó un primer toro con calidad pero condicionado por escasez de fortaleza. El francés lo fue afianzando a base de suavidad, pero sin poder apretarle lo suficiente en una labor de poco calado en los tendidos. Al cuarto le faltó clase, y Bautista, muy variado con el capote, anduvo tesonero y con oficio a lo largo de una labor medida, de fogonazos aislados, pero a la que le faltó unidad y, sobre todo, continuidad. La gran estocada en la suerte de recibir fue crucial para la concesión del trofeo. El primero del Cid no andaba tampoco sobrado de fuerzas, toro mansurrón y distraído en los primeros tercios e incómodo para la muleta, soltando mucho la cara, con genio y sin entregarse jamás en las telas de un Cid que hizo un tremendo esfuerzo con él. Faltó contundencia con los aceros. Al quinto, de cansinas embestidas, le faltó raza y transmisión. El Cid volvió a poner toda la carne en[...]



Puerta grande a El Juli y Álamo en Salamanca

Thu, 14 Sep 2017 21:56:49 GMT

(image) En el hermoso cartel que anuncia la Feria, un serio toro cruza el Puente Romano y avanza hacia las torres de la Catedral. La imagen resume bien la importancia del toro en esta ciudad y en todo el campo charro, desde las dehesas salmantinas, el toro de piedra del «Lazarillo de Tormes» y el relieve plateresco de la escalera de la Universidad, hasta El Viti, Julio Robles y El Niño de la Capea. La Plaza casi se llena con un gran cartel. Los toros de Garcigrande dan juego desigual; encastados y excelentes, cuarto y quinto. El Juli sigue imparable. El primero, noble, flojea. Cuidándolo, con suavidad, liga muletazos mandones, deslucidos por las caídas. Alarga una labor tesonera y mata certero. El cuarto arrea fuerte, siembra el pánico: mitin banderillero. Por contraste, se aprecia más el oficio de El Juli, que impone su dominio, conduce las encastadas embestidas con más técnica que inspiración; recurre a los circulares invertidos y el arrimón. Mata con salto, desprendido: dos orejas. Juan del Álamo «juega en casa». Hace un año, indultó, aquí, un toro de esta ganadería. El segundo se frena en el capote, mansea, protesta, pero Juan lo mete en la muleta, pone él la casta que le falta al toro. Estocada desprendida: oreja. Lancea con gusto al quinto, que galopa, repite incansable, transmite mucho. Llamándolo de lejos, logra series rápidas pero de gran vibración, al son del pasodoble dedicado al Viti, coreado por el público. Mata con decisión: dos orejas. Ha salvado el riesgo: un toro tan encastado es un arma de doble filo. Roca Rey acaba de indultar, en Albacete, un toro de Garcigrande. El tercero pega arreones, repite. Andrés lo somete, bajándole la mano, pero el toro se raja a chiqueros; consigue series de mérito pero alarga demasiado y se pone difícil para matar. En el último, logra muletazos muy suaves, con calidad. Con el público embalado, parece que va a acompañar a sus compañeros en el triunfo, pero el toro se apaga y lo frustra. Final feliz: dos grandes toros, dos buenas faenas, dos salidas en hombros. La Feria de Salamanca va para arriba. Posdata. En Béjar, se ha hermanado su Plaza de Toros, La Ancianita, con la de Acho, en Lima: las dos más antiguas de España e Hispanoamérica. Es una feliz iniciativa de Gonzalo Santonja. A América llevamos los españoles nuestra cultura, que incluye la religión, la lengua y la pasión por el toro bravo.



De la inmensidad de Perera a la sangre de Ferrera en Albacete

Thu, 14 Sep 2017 21:19:16 GMT

(image) Y allá que se marchó Miguel Ángel Perera, al mismísímo platillo, para infartar La Chata con un pase del péndulo más en su colección. Desde el primer segundo hasta el último, Albacete se rindió a la figura pacense, inmenso con un gran toro, como sensacional estuvo Antonio Ferrera, que pagó con sangre su torería. Antes, Perera había mecido el tiempo a la verónica. La ligazón, el temple y la firmeza presidirían luego su soberbia faena. El toro titular había sido devuelto y el de Puebla del Prior corrió turno. «Merecido» se llamaba este ejemplar de Santiago Domecq, que embistió con casta y transmisión a la técnicas y poderosas telas pereristas. En la distancia exacta, pulseó a la perfección y lució con ritmo y largura el notable viaje a derechas. También por el izquierdo voló naturales con aplomo y son. Un cambio de mano desembocó en otra aquilatada tanda. Siempre con máxima quietud, como en la última docena de luquinas. Se ganó dos orejas de ley y «Merecido» –el mejor de una seria y nada fácil corrida, con su casta y su movilidad, en la que todo lo que se hizo tuvo importancia– fue premiado con la vuelta al ruedo. Machacón en el quinto, saludó. Ferrera, en un momento extraordinario en el que ve toro por todos lados, anduvo torerísimo y ofreció más de lo que merecía al peor lote. Tanto se entregó que con el reservón y deslucido cuarto, que ya le había avisado, sufrió una cornada en el muslo izquierdo. Manaba la sangre por la taleguilla, pero el extremeño, en un gesto de vergüenza torera, quiso rematar su labor. Por su propio pie, con una ostensible cojera y la tez blanquecina, pasó a la enfermería. Ginés Marín, con desparpajo, variedad y claridad de ideas, obtuvo un trofeo de cada toro y salió a hombros con Perera. Momento de la cornada a Ferrera- Efe FICHA PLAZA DE TOROS DE ALBACETE. Jueves, 14 de septiembre de 2017. Séptima corrida. Casi tres cuartos de entrada. Toros de Santiago Domecq, serios, con movilidad y casta, con dificultades; el 2º bis fue premiado con la vuelta al ruedo. ANTONIO FERRERA, de sangre de toro y oro. Pinchazo, media y descabello (silencio). En el cuarto, dos pinchazos, estocada enhebrada y estocada contraria atravesada y tres descabellos. Dos avisos (ovación al pasar a la enfermería). MIGUEL ÁNGEL PERERA, de sangre de toro y oro. Estocada desprendida. Aviso (dos orejas). En el quinto, estocada pasada (saludos). GINÉS MARÍN, de burdeos y oro. Estocada pasada y descabello. Aviso (oreja). En el sexto, estocada (oreja). PARTE MÉDICO DE FERRERA: sufre "una cornada en la cara posterior del muslo izquierdo, con orificio de entrada de 5 centímetros y una trayectoria ascendente de unos 10 centímetros que afecta a los músculos, glúteo mayor y recto interno, de pronóstico menos grave".



Esta es la gran historia taurina del Coliseo Balear hasta su ocaso

Thu, 14 Sep 2017 02:10:02 GMT

La actual plaza de toros de Palma, conocida como el Coliseo Balear, se inauguró el 21 de julio de 1929. Hace ya casi noventa años. La primera plaza de toros de la ciudad había estado ubicada en la vía Obispo Berenguer de Palou, en el casco antiguo, mientras que la que se levantó para sustituirla se construyó en la zona del ensanche. Las crónicas de la época dijeron que aquel histórico día de julio de 1929 hubo un lleno hasta la bandera en el Coliseo Balear. El cartel inaugural estuvo conformado por los diestros Nicanor Villalta, Antonio Márquez y Félix Rodríguez, así como por el rejoneador Antonio Cañero, que fue el único que triunfó ese día, cortando dos orejas. La construcción de la nueva plaza se había llevado a cabo en un tiempo récord para la época. Las obras empezaron el 21 de agosto de 1928 y se prolongaron por espacio de unos diez meses. El impulsor del proyecto fue el empresario José Tous Ferrer, mientras que el diseño de la plaza correspondió a uno de los mejores arquitectos españoles del siglo XX, el mallorquín Gaspar Bennàzar. Estéticamente, el Coliseo Balear sigue siendo aún hoy uno de los más bellos recintos taurinos de España. La plaza ideada por Bennàzar se ubicó en una superficie de unos 11.000 metros cuadrados. El ruedo tenía, por su parte, 47 metros de diámetro. En cuanto al aforo total, se fijó inicialmente en algo más de 14.000 localidades. En la primera época dorada del toreo pasaron por la nueva plaza de Palma maestros de la talla de Juan Belmonte, Rafael El Gallo, Domingo Ortega o Marcial Lalanda. Fue también por aquel entonces cuando dos toreros nacidos en Mallorca llegaron a ser muy conocidos en el resto de España por su gran nivel y valía, Jaime Pericás y Quinito Caldentey. Otras tres plazas Durante varias décadas, los palmesanos y también el resto de habitantes de la isla mayor del Archipiélago dieron muestras de manera ininterrumpida de su gran afición a los toros. Cabe recordar que Mallorca contaba y cuenta todavía con otras tres plazas, ubicadas en los municipios de Inca, Alcudia y Muro. Un segundo momento de gran esplendor en el Coliseo Balear comenzó a vivirse a mediados de los años cincuenta, cuando la plaza empezó a ser gestionada por el reconocido empresario Pedro Balañá Espinós. A partir de entonces y hasta la primera mitad de la década de los setenta, la plaza de toros de Palma vivió un periodo de innegable brillo y éxito. Por el coso isleño pasaron a lo largo de aquellos años las principales figuras del toreo de la época, como por ejemplo Luis Miguel Dominguín, El Cordobés, Palomo Linares, Diego Puerta, Antoñete, Paquirri, Paco Camino o El Viti. Este último ha sido, por cierto, el torero que más paseíllos ha hecho en la historia de la plaza palmesana. Como recordaba el crítico taurino Perico Colombás en un reciente artículo, «el ruedo del Coliseo Balear vivió su máximo esplendor en 1967, al considerarse el coso mallorquín como la primera plaza de toros del mundo. Ese año consiguió ofrecer al público 33 corridas, por primera vez superando a Madrid, que dio 31». Los años sesenta vieron, además, cómo se incrementaba exponencialmente en las plazas españolas la presencia de unos aficionados hasta entonces no muy habituales en los cosos taurinos: los turistas. La decadencia La citada situación de bonanza empezó a cambiar a partir de mediados de los años setenta. Los carteles dejaron de ser tan atractivos para el público palmesano como lo habían sido hasta entonces, circunstancia a la que se sumaron desacertadas decisiones de carácter empresarial y un descenso en la afición a los toros en Mallorca. Ese perio[...]



Ferrera y Talavante, doctores por Salamanca

Wed, 13 Sep 2017 21:43:53 GMT

(image) En las viejas piedras salmantinas, doradas por el sol de la tarde, brillan unas Uves, pintadas con albayalde: en los Siglos de Oro, éste era el «Vítor» por un doctor, en esta Universidad (solía celebrarlo, pagando un festejo taurino a sus amigos). Esta tarde, confirman su categoría de doctores en Tauromaquia Ferrera y Talavante, con dos estilos muy distintos. Salen los dos a hombros, por haber cortado dos orejas a los nobles toros de García Jiménez. Cayetano, que está aguantando bien el envite de las Ferias grandes, no tiene su tarde. En el tercero, pronto y bravo pero pegajoso, realiza un trasteo voluntarioso, sin acoplarse ni dominar. En tiempos de corrección política, no es raro que le cueste matar a un «Ateo»... Intenta desquitarse en el sexto, quedándose quieto, pero el toro flaquea varias veces. Se justifica con una gran estocada. El segundo huye repetidamente a chiqueros. Allí mismo, consigue algún muletazo Talavante; fuera de la querencia, se para. El quinto flojea pero es una maquinita de embestir. Alejandro torea a placer, por los dos lados, con reposo, suavidad y temple, dentro de su personal estética. La estocada queda regular pero tiene la hermosa muerte de un toro bravo: dos orejas. En sus dos toros, Ferrera luce una torería añeja, clásica, de otro tiempo. En el primero, pronto y alegre, se nota que torea para sí mismo, con naturalidad, acompañando y mimando las nobles embestidas. Mata bien: oreja. Más mérito tiene la faena al cuarto, menos claro: lo mete en el capote y logra estupendas verónicas; lo quita del caballo toreando. A un toro que embiste a regañadientes, le saca todo lo que tiene y más. Faena de verdad magistral: otra oreja. «El que quiera aprender, que vaya a Salamanca», decía el refrán clásico. Bien aprendidos llegan a La Glorieta Talavante, con su estética, y Ferrera, con su torería. A éste se le nota la ilusión por depurar su estilo, dominando al toro y buscando la lidia completa. Muy pocos diestros he visto que hayan mejorado tanto: ahora mismo, es uno de los más interesantes del escalafón. En la Feria de Otoño le esperamos. FICHA PLAZA DE TOROS DE LA GLORIETA. Miércoles, 13 de septiembre de 2017. Primera corrida de Feria. Media entrada. Toros de Hermanos García Jiménez, muy manejables, justos de fuerza; excelentes 1º y 5º. ANTONIO FERRERA, de purísima y oro. Buena estocada (oreja). En el cuarto, estocada y descabello. Aviso (oreja). Sale a hombros. ALEJANDRO TALAVANTE, de azul marino y oro. Estocada (saludos). En el quinto, media atravesada (dos orejas). Sale a hombros. CAYETANO, de tabaco y oro. Cuatro pinchazos y estocada (silencio). En el sexto, gran estocada (ovación de despedida).



Triunfo y cogida de Colombo en la Feria de Albacete

Wed, 13 Sep 2017 20:52:03 GMT

(image) Jesús Enrique Colombo suma y sigue. El novillero venezolano, que tomará la alternativa el próximo octubre en la Feria del Pilar de Zaragoza, cortó tres orejas este miércoles en Abacete, pero no pudo salir a hombros al resultar cogido por el segundo de su lote, al que desorejó. Según la crónica de «Aplausos», este novillo de la ganadería de Fernando Peña embistió con velocidad y pujanza. Colombo, que anduvo muy variado con el capote -instrumentó verónicas, revoleras, chicuelinas, se lo echó también a la espalda...-, realizó una faena den la que se mostró bullidor y puesto. El venezolano, hábil y listo, supo conectar siempre con el público, derrochando valor y ganas de ser torero. Está puesto, conoce bien el oficio y sabe reponerse de sustos como el que sufrió cuando concluía su labor con bernadinas. La voltereta fue tremenda, quedando seminconsciente y recuperándose tras ser refrescado con agua en la nuca. Volvió a la cara del novillo para torear por el mismo palo, poniendo a la gente con el corazón en un puño. Además, con la espada es un cañón, agarrando una estocada al primer viaje, entrando derecho como una vela. Descabelló a la primera y el público, entregado, le premió con el doble trofeo. Según el parte médico del doctor Masegosa, Colombo sufre «una cornada envainada en la cara antero-lateral de la pierna derecha en su tercio proximal. Es intervenido, encontrando hematoma subcutáneo, rotura de la fascia muscular y desgarro de la musculatura peronea. Pronóstico leve». Con media entrada, se lidiaron novillos de Fernando Peña, bien presentados y de juego manejable en conjunto, salvo el quinto, más áspero y bronco. Este fue el balance de la terna: Jesús Enrique Colombo, oreja y dos orejas; Diego Carretero, oreja y ovación con saludos; Marcos, ovación y silencio.



Victorino, la máxima figura ganadera, recibe el premio nacional de Tauromaquia

Wed, 13 Sep 2017 18:20:56 GMT

(image) Victorino Martín Andrés ha recibido este miércoles el premio nacional de Cultura de manos de los Reyes en un acto celebrado en Cuenca. La máxima figura ganadera, la única que cuenta con este trofeo y con la Medalla de Bellas Artes, suma así un galardón más a su trayectoria.«Agradezco todos los reconocimentos que me están dando, todo lo que hecho ha sido por amor al toro y sin esperar premio alguno. El toro y la vida me están devolviendo mucho más de lo que podía esperar», expresó con humildad el gran ganadero de todos los tiempos a ABC el pasado año. Victorino Martín (Galapagar, 1929) fue galardonado con el Premio Nacional de Tauromaquia 2016 por su excepcional temporada, consiguiendo tres indultos en las plazas de toros de Sevilla, Calasparra e Illescas. El jurado subrayó «la incomparable trayectoria de dicha ganadería, cuyo nombre ha quedado asociado a valores como la emoción, la bravura o la protección del valiosísimo patrimonio ecológico que encierra la Tauromaquia». El premio está dotado con 30.000 euros. Victorino padre e hijo, hoy en Cuenca- Efe La concesión del Premio a Victorino Martín Andrés, ganadero con más de medio siglo de ejercicio a sus espaldas, representa en definitiva un premio al conjunto de ganaderos de reses bravas de España. Victorino, acompañado por su hijo, ha compartido cartel hoy con otras figuras de la cultura española, como Concha Velasco, Sol Picó o Juanjo Mena.



El Cordobés sufre desprendimiento de dos costillas flotantes por su cogida en Baza

Wed, 13 Sep 2017 16:52:21 GMT

(image) El torero Manuel Díaz «El Cordobés» sufre el desprendimiento de dos costillas flotantes y una fuerte contusión en el hemitórax izquierdo debido al fuerte percance sufrido durante la lidia de un toro de Jandilla ayer en Baza (Granada), ha confirmado hoy a Efe el hermano del diestro, Chema Díaz. El Cordobés, que no ha querido quedarse ingresado en el hospital de una localidad granadina, ya descansa en su domicilio de Sevilla, donde el viernes será sometido a nuevas pruebas que determinen la evolución de la lesión y cuáles serán los plazos de recuperación para su vuelta a los ruedos. «La buena noticia es que aparentemente no tiene ninguna costilla fracturada. Los doctores que le atendieron ayer así nos lo dijeron. Pero tenemos que esperar un par de días más a que baje la hinchazón en la zona para que le puedan hacer nuevas placas, en el Sagrado Corazón de Sevilla, y así saber al cien por cien qué es lo que tiene y cuándo puede reaparecer», confiesa el hermano. Después de tener que descartar el compromiso de Ubrique (Cádiz) de este sábado, su objetivo es poder volver en el próximo compromiso que tiene cerrado, el 24 de septiembre en Alcalá la Real (Jaén), donde está anunciado con El Fandi y Javier González. Tirón en taquillas Manuel Díaz se encuentra «apenado» por no poder cumplir con la afición ubriqueña este fin de semana, y también porque debido a este percance se interrumpe una temporada «muy exitosa», un año en el que cada actuación suya se contabiliza con excelentes entradas en los tendidos. «El reclamo del Cordobés sigue funcionando para las taquillas, más todavía cuando Manolo se encuentra en un momento muy bueno de su carrera, de mucha madurez, lo que viene a significar que cada paseíllo suyo es también sinónimo de triunfo en el ruedo», apostilla Díaz. El Cordobés resultó cogido por el primer toro de la corrida celebrada ayer en Baza (Granada), de la ganadería de Jandilla. El torero perdió pie tras el recibo de capote y el animal hizo por él, volteándole y empotrándole violentamente contra las tablas. Visiblemente desmadejado, y casi sin aliento, Manuel Díaz se mantuvo en el ruedo hasta dar muerte al animal, para, acto y seguido, pasar por su propio pie a la enfermería, de donde ya no volvió a salir. El parte médico que firma el doctor Galindo, encargado de los servicios sanitarios de la plaza de toros de Baza, recogía lo siguiente: «Traumatismo cerrado en hemitórax izquierdo con fractura de costillas inferiores y hematoma en pared costal, de pronóstico reservado». El Cordobés, en la plaza de Baza- @mdelcordobes «Gracias por las innumerables muestras de cariño» «¡Hola a todos! Quiero agradeceros las innumerables muestras de cariño y mensajes que he recibido ingtersándose por mi estado de salud tras el percance que sufrí ayer en Baza. Gracias a Dios, a pesar de los fuertes dolores, he podido pasar una noche relativamente tranquila y las primeras exploraciones médicas -a falta de estudios radiológicos- han descartado lesiones de mayor gravedad. Me pesa no haber podido completar la tarde de ayer saliendo a hombros y disfrutando del toreo con todos los que me demostrasteis -una vez más- vuestro cariño, llenando los tendidos de la plaza hasta la bandera. Es bonito sentirse tan querido y respetado. ¡Espero poder devolverlo muy pronto en la plaza!», escribía El Cordobés en su cuenta de Instagram, con la imagen que acompaña este texto (el torero, antes de que saliese el primer toro en la plaza de Baza)



Ignacio Pérez-Tabernero: «El toro de Santa Coloma tiene una mirada penetrante»

Wed, 13 Sep 2017 02:32:09 GMT

Pocos días antes del segundo Desafío Ganadero, dos de los ganaderos de Hoyo de la Gitana, Ignacio y Joaquín Pérez Tabernero Solís, recibieron a Plaza 1 en su finca de Vecinos (Salamanca) para mostrar los toros que vendrán a Madrid el próximo domingo y explicar el trabajo y la ilusión por criar sus astados de Santa Coloma. Tomó la palabra Ignacio en representación de la familia. -¿Cómo son los toros que traen a Madrid? -Toros muy bien presentados, que están muy cuajados y sobre todo muy en el tipo de Santa Coloma; son bajos pero toros para la plaza de Madrid. -¿Alguna apuesta? -No, apostamos por todos y vamos con la misma ilusión con todos, luego pues Dios dirá. «El público de Madrid reclamaba variedad de encastes» -¿Cómo llevan volver a Madrid con esta fórmula? -Vamos con mucha ilusión y esperando que Dios nos ayude y que tengamos éxito. Esto de los desafíos ha caído muy bien en Madrid al ser diferente. Lo que ha hecho la empresa se va a adaptar muy bien a lo que el público reclamaba, variedad de encastes. -¿Cómo es el toro perfecto para los ganaderos de Hoyo de la Gitana? -Sobre todo, un toro con emoción que se mueva, que tenga casta, que tenga raza, pero a la vez que tenga buena clase que permita el lucimiento y éxito de los toreros. -Han criado ya ese toro... -Sí, hemos tenido bastantes éxitos, sobre todo en nuestro mercado en Francia. Hemos tenido varios toros premiados con la vuelta al ruedo y creo que estamos en el buen camino de la ganadería y así vamos a seguir, tal y como aprendimos de nuestro padre. Así seguimos, buscando ese tipo de toro que creemos que es el toro de Santa Coloma, un toro con emoción. -¿Cuáles son las características principales de comportamiento y morfología de sus toros? -Un toro bajo de agujas con bastante cuello pero que transmite mucho respeto, es decir, su mirada es penetrante y lo que ha sido siempre un toro de Santa Coloma. Y en el comportamiento reitero que es un toro con emoción, con casta, con raza y que humilla mucho, una cualidad muy importante que buscamos en la ganadería. «Antes no existía la palabra torismo. Nosotros diferenciamos entre toro bravo y no bravo» -Háblenos un poco de la historia de la divisa. -Nuestra ganadería viene desde el año 1920, que es cuando Graciliano Pérez-Tabernero compra al Conde de Santa Coloma una punta de vacas y dos sementales y luego nuestro abuelo Alipio adquiere sobre el año 1923 otra punta de vacas y sementales que llega ya hasta nosotros. Mi padre, en 1967, compró un semental a Joaquín Buendía y a partir de ahí, es ya cuando tenemos un Santa Coloma más especial y más nuestro. -¿Qué envidian de vuestro contrincante, de los toros de Palha? -Es una ganadería muy contrastada, que le gusta mucho a la afición de Madrid, con mucha casta, mucha movilidad y eso en Madrid gusta mucho. -¿Qué es el torismo? ¿Se consideran toristas? -El torismo es una palabra que se está aceptando últimamente, antes esa palabra no existía. Nosotros lo que diferenciábamos siempre era entre el toro bravo y no bravo. Es decir, el toro bravo es el que tiene que estar en las plazas, el toro que se mueva. La palabra torismo ha entrado ahora, pero creo que todos los toreros deberían apuntarse a ese tipo de encastes. «Todos los toreros deberían apuntarse a este tipo de encaste» -¿Qué le parece la terna del domingo? -Muy bien, es una terna que yo creo que va a entender los toros nuestros porque están muy preparados y es un [...]