Subscribe: lecturas reCOMICdadas
http://lecturasrecomicdadas.blogspot.com/feeds/posts/default
Added By: Feedage Forager Feedage Grade B rated
Language: Spanish
Tags:
algo  años  batman  cuando  desde  dos  este  guión  hace  historia  lectura  muy  más  nos  serie  sin  son    tan 
Rate this Feed
Rate this feedRate this feedRate this feedRate this feedRate this feed
Rate this feed 1 starRate this feed 2 starRate this feed 3 starRate this feed 4 starRate this feed 5 star

Comments (0)

Feed Details and Statistics Feed Statistics
Preview: lecturas reCOMICdadas

lecturas reCOMICdadas





Updated: 2016-06-05T18:12:36.851+02:00

 



NUEVO PROYECTO en FACEBOOK

2012-10-06T12:09:47.317+02:00

Como el Sitemeter es bastante chivato y sé de buena tinta que aún hay lectores que os pasáis por aquí a diario, os insto a que, a partir de ahora, hagáis lo propio por Comiqueados, la página que abrí en Facebook hace una semana y en la que, desde ahora, verteré mis esfuerzos reseñadores.

Avisados quedáis.
Un abrazo,
Sergio Benítez

P.D: ¡Ah! casi se me olvidaban dos cosas. Una, daros las gracias por seguir ahí entrando a consultar las reseñas de los muchos títulos que comentamos en este blog. Dos, si os pasáis por el Facebook, no dejéis de darle al botón de "Me Gusta". Y, de nuevo, mil gracias.



Los IGNORANTES

2012-06-18T10:30:03.106+02:00

Guión: Étienne DavodeauDibujo: Étienne DavodeauEditorial: La CúpulaFormato: Libro Cartoné. 280 PáginasPrecio: 27€Calificación: 9/10Sé que es un comienzo bastante trillado, pero no se me ocurre otro, así que, ahí va...Me encontré por primera vez con la obra de Étienne Davodeau cuando La Cúpula editó, hace ahora un par de años, el primer volumen de Lulú, Mujer Desnuda. Como quiera que su reseña encontró lugar en las páginas del suplemento y no en estas líneas, he de admitir que, con el tiempo, lo que en su momento fue una lectura gratísima llena de encanto y candor, se ha ido convirtiendo en una de las favoritas de las numerosísimas que hice aquel 2010. Obviamente, aquellos dos volúmenes me terminaron sabiendo a poco, así que me lancé a la búsqueda de otras obras del autor francés que hubieran sido editadas en nuestro suelo, encontrándome por casualidad en una visita al Nostromo sevillano, los cuatro títulos que Ponent Mon había editado, saldados a menos de la mitad de su precio de portada. Como podréis imaginar, no me tembló el pulso al agarrarlos todos y hacer que formaran parte de mi tebeoteca. Su posterior lectura paulatina, refrendó la impresión que ya me había dejado Lulú, la de haber encontrado a un autor sencillo que busca, a través de historias afables y en apariencia simples, hacer llegar al lector las más diversas reflexiones acerca del mundo que nos rodea. Así era en Ha Muerto un Buen Hombre (quizás la mejor del cuarteto), Caída de Bici, La Mala Gente y El Testimonio.No debería resultar extraño pues que, al anuncio de La Cúpula de estos Ignorantes, siguiera la expectación propia de quien quiere tener en sus manos la nueva obra de un autor que nunca defrauda. Lo que no me podía esperar, sinceramente, es lo que al final me he terminado encontrando.Ya la premisa de partida del proyecto resulta tan original como atractiva a los ojos de cualquier lector de cómics (europeo a priori, aunque la universalidad del relato debería ser suficiente reclamo para atraer a todo tipo de aficionados): durante un período de tiempo de un año - aproximadamente- Davodeau seguirá y ayudará a Richard Leroy, un amigo viticultor, en la ardua tarea de preparar la cosecha del año. Al mismo tiempo, Leroy se someterá a un proceso de "educación" tebeística que incluirá, no sólo la lectura de títulos tan dispares como Watchmen, Maus, Diario Azul, Arrugas, En Busca de Peter Pan o El Fotógrafo, sino la visita a autores franceses, salones de cómic, la imprenta donde se dan los últimos retoques a la edición del primer volumen de Lulú o a la sede de Futurópolis, la editorial que publica los trabajos de Davodeau al otro lado de los Pirineos.En este proceso de iniciación cruzado, el lector, a través de la exhaustiva labor documental del artista, puede asistir tanto a explicaciones científicas acerca de la elaboración del vino (algo que para alguien que no ama el zumo de la uva resulta todo un descubrimiento), como al encuentro de un neófito en el mundo de la viñeta con nombres como los de Marc Antoine Mathieu, el autor de Dios en Persona y la fantástica 3 Segundos, Jean Pierre Gibrat, que en los momentos que nos narra la historia está inmerso en Matteó, o Matthieu Lefevre, el dibujante de ese sublime título que es El Fotógrafo (por cierto, pequeño tirón de orejas a los traductores de este Ignorantes, ya que La Prórroga, la magistral obra de Gibrat, es renombrada aquí como El Plazo).Lejos de chirriar, la excelente labor de Davodeau consigue que las articulaciones que van uniendo una y otra vertiente del relato funcionen a la perfección, conjugando una máquina perfectamente engrasada en la que se intuye la voluntad del autor de acercar ambos mundos para que sea el lector el que extraiga los inevitables paralelismos entre la paciente labor del viticultor y la del dibujante de cómics. Consecuencia directa de ese perfecto engranaje, es que la lectura de Los Ignorantes atrapa como pocas, y sus 280 páginas se pueden leer perfectamente de una sent[...]



Diario de una Lectura. GRANT MORRISON's BATMAN (II)

2012-06-12T10:30:00.267+02:00

DÍA VII. 8 de Junio de 2012. Cambiando de Rumbo Batman and Robin #'s 1-6Guión: Grant MorrisonDibujo: Frank Quitely & Philip TanEditorial: DCFormato: Cómic Book. 32 PáginasPrecio: $2.99Calificación: 8/10Tras un día de descanso que he dedicado a llenar con otro tipo de lecturas, el ansia por seguir leyendo lo que fuera que Morrison le tenía preparado al Caballero Oscuro ha podido más que los muchos títulos de material europeo que se acumulan en mis estanterías esperando a ser consumidos. Y así, tan sólo dos días después de dejar a Batman ¿muerto? al final de R.I.P, comenzamos esta segunda (y última) parte del Diario de Lectura con los seis primeros números de Batman y Robin (que recientemente publicaba ECC en un tomo en tapa dura).Antes que nada, un necesario aviso para aquellos que hayan sentido curiosidad por acercarse a este título. Aunque puede leerse sin haber tenido que pasar antes por todo lo que ha quedado incluido en la primera entrega de este Diario, me atrevería a aventurar que ello supone, aproximadamente, perderse un 50% de lo que Morrison plantea en la serie. De hecho, con lo que llevo ya leído de los números que vienen después, esta afirmación se hace más que cierta, y sin saber todo lo que pasa anteriormente, resultará harto difícil comprender muchos de los puntos vitales de la nueva cabecera.Partiendo de la base de que Batman ha muerto (dejémoslo así por ahora, ya desvelaremos más adelante la verdad) y arrancando de nuevo in media res, algo que ya hemos visto que le encanta al autor, Morrison plantea el primer número de Batman y Robin reduciendo muchísimo la carga referencial con la que se habían caracterizado sus anteriores números, pero sin renunciar por completo a ella, dejando que la acción y el maravilloso trabajo de Frank Quitely (la fluidez en la narrativa de este artistazo se pone de relieve una y otra vez en las soberbias secuencias de luchas que se suceden en los tres primeros números) sean los protagonistas casi absolutos en estos primeros momentos. Pero claro, como decíamos, Morrison no puede desprenderse del todo de la inercia que venía arrastrando, y así, estos seis primeros números de la serie (que, en resumen, siguen a Dick Grayson y Damien Wayne bajo el manto de los nuevos Batman y Robin al tiempo que luchan primero contra un psicópata que pretende controlar a Gotham con una enfermedad y, después, en su enfrentamiento con el nuevo Red Hood) contienen mucho material del que sacar punta. Para empezar, están los pequeños apuntes que dan continuación a lo que Morrison venía desarrollando. Variando aquí las reglas del juego, lo que antes era un enfretamiento entre la vida y la muerte en un juego con actos aleatorios de violencia (los que llevaban a cabo Joker y Simon Hurt para hundir a Batman con toda aquella simbología del rojo y el negro sobre la que tantísimo incidió la anterior etapa) se ha convertido en una lucha entre el bien y el mal, con el blanco y el negro como colores significativos (esas piezas de dominó que Batman va encontrando). Pero como ya digo, la importancia de los símbolos se ve reducida ostensiblemente con respecto a los números previos, y muchas veces da la impresión de que, debido a la inercia, uno está sufriedo ese curioso síndrome llamado Apofenia que hace que se vean patrones y signficados ocultos donde puede que no haya nada.De hecho, dejándome llevar por esa pervertida percepción, me voy a atrever a apuntar una similitud que he visto reflejada en otros comentarios de la serie y que no puedo dejar pasar por alto. Tenemos a un nuevo Batman. Y es de recibo pensar que, cuando arranca la serie, y tal y como hace las cosas Morrison, su intención (algo que corrobora en cierta manera el Batman INC) es que Dick Grayson siga portando la capa del justiciero durante largo tiempo. Así las cosas, es lógico pensar, si uno ha leído algo del oscuro héroe, que uno de los puntos definitorios del Señor de la Noche es tener una antítesis que le sirva de ref[...]



Diario de una Lectura. GRANT MORRISON's BATMAN (I)

2012-06-07T10:30:01.728+02:00

DÍA 0. 1 de Junio de 2012. Preliminares ¿De dónde surge la idea? En este caso la explicación es bastante sencilla. Tras haber leído (devorado más bien, ya que fue de una sentada) el Batman INC. recientemente publicado por ECC, y ante la perspectiva que se abre con su nuevo volumen en las Nuevas 52, las ganas de afrontar la lectura completa de lo que Grant Morrison ha escrito hasta la fecha para el hombre murciélago habían ido creciendo de forma paulatina. En su contra, todo sea dicho, estaba el mal recuerdo de lo que Batman and Son había dejado años ha y, sobre todo, las dos reseñas que, en nuestra anterior singladura, habia escrito Mario arremetiendo contra lo que Morrison había hecho con la citada Batman e hijo y, sobre todo, con el Batman R.I.P. Pero aún así, la curiosidad pudo más que la razón y el siguiente paso era buscar una manera novedosa de darle forma a la lectura de los más de cincuenta números que componen este opus con el que el singular y brillante escritor escocés ha rendido homenaje a tan icónico personaje. La primera intención, hacer varias reseñas conforme fuera leyendo, se antojaba demasiado común; y así, en un rápido hilo de pensamiento, llegué a este Diario de Lectura, una idea con un claro objetivo, ir completándolo al final de cada día de lectura para que, leído una vez finalizado, se tenga una percepción de cómo va evolucionando la estancia de Morrison en la serie sin que haya mucho tiempo para la reflexión (algo que, preveo, compondrá el epílogo de este diario) y sí para las impresiones en "caliente".Sin más, os dejo con este experimento que, como acabo de decir, está escrito a "diario" y en el que no se va a editar nada de lo que se haya ido diciendo. A ver qué diantres sale; largo será, pero a ver qué forma termina teniendo.P.D: huelga decir que, en un análisis que se antoja intenso, habrá SPOILERS por doquier. Avisados quedan. DÍA I. 2 de Junio de 2012. Toma de Contacto Batman: the Black Casebook; Batman and Son (#'s 655 al 658) & Batman #663: the Clown at MidnightGuión: Grant MorrisonDibujo: Andy Kubert & James Van FleetEditorial: DCFormato: Comic Book. 32 PáginasPrecio: VariosCalificación: 6.5/10Una de las múltiples ventajas que ofrece la red de redes es que, a poco que uno busque, encuentra etapas completas de las series que quiera leer, ordenadas de forma cronológica y hasta con abundantes guías de lectura en las que apoyarse para no perderse detalle. Y ese fue el caso con el que me encontré cuando me dispuse a descargarme la etapa de Morrison que nos ocupa; que fui a dar con un completísimo archivo en el que estaban todos los números perfectamente ordenados y con una carpeta número cero en la que aparecían recopilados, bajo un mismo título, toda una suerte de relatos que tienen que ver con una frasecilla que Bruce le dice a Alfred en algún momento acerca de un "black casebook". En realidad, la referencia (algo que queda claro cuando uno se lee las 170 páginas de historias clásicas del personaje recogidas en esta recopilación casera) tiene que ver con que dichas historias son las que han servido de inspiración a Morrison para el planteamiento de su estancia en Batman. Relatos coloristas y fantasiosos que entroncan con la vena más surrealista de las aventuras del Hombre Murcielágo y que dejan en el lector que está a punto de abordar la etapa de Morrison una clara pregunta: ¿qué diantres habrá sacado el escritor de aquí? Es de suponer que, a lo largo de este diario de lectura conseguiremos dar respuesta a esta y otras muchas preguntas que vayan surgiendo.Metido ya de lleno en el arranque de la etapa Morrison, he de admitir que el recuerdo que guardaba de Batman and Son era mucho peor de lo que me imaginaba. Vale que, como inicio de tan prolongada estancia, el guionista podría haber dado más de si mismo, pero el vago recuerdo que tenía de este encuentro de Bruce con Damian, el hijo que, sin saberlo, había tenido hace a[...]



The New 52. BATMAN

2012-06-01T10:30:04.023+02:00

Guión: Scott SnyderDibujo: Greg CapulloEditorial: DCFormato: Comic book. 32 páginasPrecio: $3.99Calificación: 8.5/10Desde el reinicio acontecido en septiembre del pasado 2011, DC ha intentado mantener una cierta cohesión en el seno de las diversas familias bajo las que agrupaba el relanzamiento de su universo. Sin querer entrar a analizar todas y cada una de ellas (ya hay mucha gente que lo ha hecho con bastante tino) y teniendo en cuenta a quién está dedicada la reseña de hoy, vamos a centrar esfuerzos en diseccionar una cohesión que, lamentablemente, no se ha conseguido ni de lejos, aunque, eso sí, parece que los últimos esfuerzos del conjunto de algunas de las series se hayan encaminado a variar tal tónica.Ya comentábamos por aquí hace unos días que una de las peores bazas que DC ha jugado con sus nuevas 52 series es el haber comenzado muchas de ellas in media res, planteándose uno en qué diccionario habrán mirado la definición de REINICIO para haber arrancado de la manera que lo han hecho. Y también apuntaba entonces que una de las series (aunque quizás habría que aumentar el concepto al de familia) en la que más evidente se hacía tal falla era, precisamente, Batman. Vale que, para no sembrar los mismos terrenos que el Universo Ultimate, DC decidiera de forma consciente que muchas de sus colecciones empezaran con un background completamente dependiente de la historia de los personajes. Pero lo que no vale es que, si las cosas se iban a hacer así, nos vendan la idea como la han querido vender, ya que, de nuevo, como reinicio del Universo, estas nuevas 52 han funcionado sólo de forma puntual y sólo en muy contadas colecciones.Encauzando el discurso antes de irme de nuevo por las ramas y centrando ya nuestra atención en la familia de títulos del Hombre Murciélago, hay que denotar la bajísima calidad en la que se mueven la práctica totalidad de los ¡once! títulos que la componen, salvándose de la quema (algunos por los pelos) tres o cuatro de ellos. Empezando desde abajo, son completamente prescindibles, Batwing, con un trabajo de Ben Oliver a los lápices que deja muchísimo que desear y un guión de Judd Winick que no le va a la zaga; Catwoman, en la que de nuevo Judd Winick y Guillem March (en los primeros números) parecen más preocupados de quitarle la ropa a Selina que otra cosa; Red Hood and the Outlaws, o el temido regreso de un Scott Lobdell que sigue haciendo las mismas estupideces que en los noventa; Nightwing y Batgirl, y vamos a "pasar palabra" con ambas y, por último, Batman: the Dark Knight, en la que David Finch (y ayudantes) sigue demostrando que el paupérrimo nivel de la serie antes de su reinicio no era cosa pasajera. Ascendiendo un escalón, pasaríamos a aquellos que tanto da leer como no, encontrando aquí el Birds of Prey, un digno aunque fallido intento por parte de Duane Swiercynski y Jesús Sáiz de insuflar vida al grupo femenino; Detective Comics, truculenta serie que, tras un primer número bastante llamativo (con una última página realmente inolvidable) se ha ido hundiendo poco a poco en el lodazal del resto de las nuevas 52 y Batman y Robin, quizás la mejor de este grupo intermedio y una serie que es un divertimento bien escrito y dibujado. ¿Y cuáles quedan en lo alto de la tabla? Pues, por ahora (a la espera de ver que dará de sí la nueva encarnación del Batman Inc. de Morrison y Burnham) Batwoman y el Batman que hoy nos ocupa. La primera, sobre todo, se gana el puesto gracias al espectacular hacer de J.H.Williams III a los lápices, con unas composiciones capaces de quitar el hipo al más pintado, aunque los guiones no sean nada del otro mundo. Y es en la segunda donde la familia batmaníaca y el Nuevo Universo encuentra, ahora sí, uno de sus referentes ineludibles.De Scott Snyder ya hablamos largo y tendido hace unas semanas con ocasión del repaso que dimos a American Vampire, pero no está demás hacer hincapié en el hecho de que e[...]



The New 52. JUSTICE LEAGUE

2012-05-30T12:21:23.896+02:00

Guión: Geoff JohnsDibujo: Jim LeeEditorial: DCFormato: Comic Book. 32 PáginasPrecio: $3.99Calificación: 7,5/10 Pues sí. Ha llegado la hora de empezar a hablar en firme por estas líneas del criticado (no sin razón) Nuevo Universo DC. Y qué mejor manera que hacerlo de la mano de la serie que ha sido buque insignia del relanzamiento y que mayores críticas recibió en el comienzo de su andadura. Pero antes de meternos de lleno en el análisis de lo que Justice League es capaz de ofrecer al lector (ya sea el de siempre o el recién llegado), dediquemos unas líneas (y esta vez si me atrevo a aventurar que serán bastantes) a repasar el movimiento de una editorial que muchos han visto como una suerte de suicidio.Los cómics son una industria y como tal, por mucho que nos cueste entenderlo en ocasiones a aquellos que lo consideramos un arte (porque lo es, que nadie os diga lo contrario), debe generar beneficios. Y esta máxima tan simple es la que sirve para explicar todo lo que Marvel, DC, Image, Dargaud, Casterman, Astiberri, Norma o cualquier editorial que se precie, hace en aras de sacar cuartos vendiendo viñetas impresas. Visto así, los escándalos que los fans solemos (me meteré en el saco aunque nunca haya puesto el grito en el cielo) montar por los constantes cambios de equipos creativos, las series que se cancelan sin motivo aparente o las decisiones editoriales que asesinan décadas de continuidad sin despeinarse, son sólo eso, escándalos que no alcanzan a entender que si un artista es reemplazado es porque, o no puede cumplir fechas o porque, directamente, su trabajo no es lo que se esperaba de él; que si una serie es cancelada es porque no vende suficiente y que si TODO un universo es reiniciado es porque el antiguo depende demasiado de una dichosa continuidad que los nuevos lectores no van a querer afrontar.Centrándonos en ese último aspecto, qué duda cabe que apoyarse en la necesidad de querer captar nuevos lectores es algo que funcionaría si el proyecto fuera de duración limitada. Pero, como bien ha demostrado hasta la saciedad el Universo Ultimate de Marvel, trascendido el primer año, cualquiera que desee acercarse a una colección se encontrará con el problema de tener que leer, sí o sí, doce números. Y no digamos ya si los años son más de diez y han habido mega-eventos-llamados-a-redefinir-por-completo-el-universo-en-cuestión. Es por ello que el planteamiento de DC no ha encontrado, al menos en un nivel estrictamente comercial, la respuesta que se buscaba. Y las cifras de venta que las series arrojan mes a mes quedan lejos de reflejar un aumento sustancioso con respecto a lo que ya se obtenía antes del reinicio. Que sí, que el primer número de la Justice League vendió lo más grande, pero ¿y los siguientes? ¿y el resto de las colecciones?Seamos francos, por mucho que se lo hayan intentado currar (y nadie afirma aquí lo contrario) DC está de capa caída desde hace muchos años, con series que no van a ninguna parte y eventos anuales que lo cambian todo para dejarlo tal y como estaba. Y el Nuevo Universo no es una excepción. Primero, porque lanzar al mercado 52 nuevas series en un único mes es una salvajada del calibre del Titanic. Y segundo, y aún más importante, porque querer autoconvencerse de que todas van a funcionar a las mil maravillas es de una ingenuidad aún más grande que el malogrado trasatlántico. Y a los hechos hay que remitirse. Cuando uno echa mano del Previews y observa como, al margen de las cuatro o cinco colecciones protagonizadas por los héroes más llamativos, todo lo que DC ofrece son series de personajes secundarios que no le interesarían ni al protagonista si existiera en realidad. Cuando, para relanzar un Universo, se recurren a nombres TAN de PESO en la INDUSTRIA como Rob Liefeld, Norm Rapmund, Brett Booth, Scott Lobdell o Tom De Falco es que algo no se está haciendo como debiera. Cuando, de 52 series sólo [...]



él. Los VIVIENTES MUERTOS

2012-05-22T13:28:21.647+02:00

Guión y Dibujo: Óscar MartínEditorial: OminikyFormato: Libro Cartoné. 128 PáginasPrecio: 20€Calificación: 8/10Parecía un dibujo salido de una película de Disney...si no hubiera sido porque en un mano llevaba un pistolón enorme, en la otra una espada sanguinolenta y a sus pies yacía muerto un bicho gigantesco. Para los que lo hayan leído, sabrán que estoy hablando de la portada del recopilatorio de Solo que Edicions de Ponent editaba hace un lustro. Para los que no...¡¡¡¿¿¿que cojones estáis haciendo con vuestras vidas que no habéis leído una de las series más cafres y mejor dibujadas que se han editado en nuestro país???!!!...contento me tenéis.Pero dicho tomo no era el primer contacto que los lectores teníamos con aquella rata gigante que se paseaba desmembrando toda clase de criaturas en un mundo post-apocaliptico a lo Mad Max ya que, como he apuntado en el párrafo anterior, el volumen que hoy se puede encontrar en cualquier librería...¡¡¡ya estáis tardando!!!...recopila lo que anteriormente había sido publicado en nueve números con alma de fanzine con los que en algún momento el que esto suscribe se había cruzado por alguna de las varias tiendas de cómics de Sevilla creyendo que lo que tenía delante era el trabajo inaugural de un autor novel que intentaba abrirse camino. No podía estar más equivocado.Para los que no lo sepan, Óscar Martín lleva dando tumbos en el mundo del cómic desde que comenzara, en 1986 (sí, el tipo lleva casi tres décadas dándole al callo) a dibujar y guionizar la serie de Tom & Jerry para países como Alemania o Suecia, una labor que, jalonada en sus comienzos por trabajos para la Disney (su trazo no engaña), fue galardonada por Warner Bros en 2002 con el Lifetime Achieve Award, un premio tremendamente prestigioso y raro que suponía el punto álgido de una carrera que, no obstante, iba discurriendo de forma paralela por lugares completamente ajenos. Y es que, quizás para desfogar toda la mala leche que en Tom & Jerry siempre queda diluida, quizás para dar salida a una compulsión narrativa que probablemente quede ahogada por los patrones de unos cómics dirigidos principalmente a infantes, Óscar Martín comienza con Solo una andadura que lo llevará, primero, a publicar dos álbumes más de la rata y el mundo apocalíptico (también editados por De Ponent e igualmente imprescindibles) y, después, a tocar en las puertas de Casterman para iniciar en 2006 La Hermandad, una serie de cuatro volúmenes de los que hasta la fecha sólo han aparecido dos y que, si bien a nivel gráfico cuentan con un gran trabajo del artista, en lo que a la historia se refiere queda excesivamente lastrada, siendo este último el más que probable motivo por el que, tras un segundo álbum aparecido en 2008, no haya tenido continuidad.Algo que importa bien poco si tenemos en cuenta que, a la espera de que aparezca ese ansiado nuevo tomo de Solo (un proyecto colectivo que está cercano a su publicación), Martín decide regalar a sus seguidores con la creación de un chucho irreverente, fumador, mujeriego, malhablado y, en definitiva, encantador que, en un alarde de originalidad tiene por nombre él. Con un primer volumen publicado por Ominiky el pasado 2011, y considerando el abultadísimo panorama del tebeo español en la actualidad, habrá sido más que normal que él haya pasado por vuestro radar sin haberos coscado. Y lo cierto es que muchos podréis pensar que con la vastedad de historias que se cuentan hoy por hoy en nuestras viñetas, el humor desenfrenado y de marcado carácter friki que plasma Martín en sus páginas está demasiado visto como para merecer vuestra atención. Y os estarías equivocando.Libre de cualquier atadura editorial, de cualquier esquema o patrón y dispuesto a hacer lo que le salga de las gónadas, Martín consigue con el primer volumen de él una lectura fresca en [...]



FATALE vol.1 (#'s 1 al 5)

2012-05-16T10:30:01.020+02:00

Guión: Ed BrubakerDibujo: Sean PhillipsEditorial: ImageFormato: Comic-book. 32 páginasPrecio: $3.99Calificación: 9/10No han sido pocas las ocasiones en las que hemos dirigido la mirada en este blog a la obra de Ed Brubaker. Quizás el haber reseñado muchos de sus títulos tenga que ver con la desaforada filia noir que servidor siempre ha acusado y que era compartida por alguno de los distinguidos colaboradores que estuvieron por aquí en nuestra primera etapa. O quizás, y me inclino más por esta segunda opción, donde resida la causa sea en lo condenadamente bien que escribe Brubaker cada vez que su atención creadora se focaliza en un género que le ha servido para parir sus mejores obras en una lista que se va haciendo cada vez más grande. Por si son de esos que nunca han terminado de atreverse a acercarse a lo que el escritor de Maryland es capaz de dar de sí fuera del género superhéroico (un prurito que sigue matando mes a mes con su espléndida estancia en Capitán América), háganse un favor y apunten algunas de las lecturas que cambiarán por completo su percepción para con el género negro en el cómic. Comencemos con The fall, publicada en nuestro país por Planeta y con dibujo de Jason Lutes, una obra magnífica para degustar en una tarde de otoño tal y como sugiere una de las posibles acepciones del título. Sigamos con Catwoman y la brillante reconversión que hizo el escritor de Selina junto a dibujantes como Cameron Stewart o nuestro Javier Pulido. Y ya que estamos en DC, no nos podemos olvidar de su extraordinaria colaboración con Greg Rucka al frente de Gotham Central una serie que, por méritos propios, es referente ineludible de la mitología contemporánea del Hombre Murciélago. Pero será para Image donde Brubaker dará su primer do de pecho de autoridad indiscutible con esa obra maestra que son los dos volúmenes Sleeper, una serie fantástica que se redescubre con cada nueva lectura y que pondrá en contacto al escritor con un artista del que, desde entonces, rara vez se ha separado, el sin par Sean Phillips.Tras Sleeper, el tándem Brubaker-Phillips ha ido regalándonos poco a poco con títulos que resultan cita inevitable a la hora de hablar de lo mejor que se cuece al otro lado del charco, formando parte de este cada vez más abultado grupo las cabeceras de Criminal, en la que el escritor demuestra una y otra vez la absoluta maestría con la que domina los engranajes del género negro (y a la que ya le dedicamos en su momento dos reseñas aquí y aquí); Incógnito, una vuelta de tuerca a los superhéroes vista desde un antiguo villano y pasada por un irresistible tamiz noir; y, por fin, la serie que hoy nos ocupa, una Fatale que, con tan sólo cinco números en la calle, nos ha presentado a un autor que sigue sin conocer límites a la hora de explorar las diferentes fronteras del género.Fatale arranca como deben hacerlo todas las buenas historias de género negro, con un prólogo que nos introduce de forma irremisible en un relato que arranca en el presente presentando a dos de los personajes que servirán de protagonistas: Nicolas Lash y Jo (apócope de Josephine y la mujer que, sin duda, sirve para dar título a la serie). En diez páginas de auténtico vértigo, a Brubaker le da tiempo de todo y haciendo gala de una habilidad narrativa como pocas, el guionista pasa de un funeral a la casa del fallecido a una huida desenfrenada en coche y, de ahí, a un hospital en el que un convaleciente protagonista da paso a lo que a partir de ese momento se convertirá en el hilo temporal de la narración: San Francisco a mediados de los años 50. Una época inmejorable en la que, ya desde la primera página, Brubaker no tiene reparos en situar a Josephine, la femme fatale que articula todo el primer volumen de la colección (los citados cinco números que apuntábamos con anterioridad) y que ocul[...]



ULTIMATE COMICS: SPIDER-MAN

2012-05-11T10:30:02.209+02:00

Guión: Brian Michael BendisDibujo: Sara Pichelli, Chris Samnee & David MárquezEditorial: MarvelFormato: Comic Book. 32 PáginasPrecio: $3.99Calificación: 9.5/10Aunque mi intención es centrar la atención de esta reseña en la nueva encarnación del Spider-man en el Universo Ultimate, es imposible hacerlo sin realizar primero un pequeño (o gran, a ver que termina saliendo) repaso a lo que este brillante proyecto de Brian Michael Bendis ha dado desde que comenzara su andadura a principios de siglo. Así que abrochénse los cinturones, pongan sus asientos en posición vertical y recojan su bandeja, porque vamos a empezar volando doce años en el pasado.La historia, resumida o no, es más que conocida por todos: Joe Quesada y el infame Bill Jemas (¿dónde habrá ido a parar este singular personaje?), queriendo captar a toda una nueva generación de lectores a los que la dichosa continuidad echaba para atrás, se sacan de la manga el Universo Ultimate; versiones actualizadas de los personajes de siempre que, arrancando desde cero, planteen una apertura de negocio como la que se había vivido a principios de los sesenta de la mano de Stan Lee, Jack Kirby y Steve Ditko. Dicho y hecho, las tres primeras series del nuevo universo son un triunfo total en ventas, y las críticas alaban tanto la inventiva de Bendis a la hora de dar con nuevas y frescas fórmulas para con la encarnación de Peter Parker, como la brillantez y maestría de Millar (y Hitch) para reinventar el género superhéroico y regalarnos con esa obra maestra que es Ultimates. Menos laureadas son, no obstante, Ultimate X-Men (el abuso que se había hecho de los mutantes durante los ochenta y los noventa había dejado agotadas todas las posibles visiones que acerca de los hombres X se pudieran hacer); Ultimate Fantastic Four, que nunca termina de cuajar y parece más bien un cajón de sastre al que van a parar todas las ideas que se deshechan para la serie tradicional y, obviamente, todas las miniseries que van trufando la singladura de este joven experimento en sus primeros años de vida (¿alguien se acuerda del Ultimate Daredevil & Elektra que dibujó Larroca?).Pero no nos vayamos por las ramas (habría muchísimo que hablar acerca de la validez a largo plazo de una idea que, transcurridos un par de años deja de tener sentido) y centrémonos en el feudo de Bendis que es Ultimate Spider-man. Como decíamos, desde un primer momento el escritor norteamericano establece de forma clara lo que será el rumbo de la serie: una constante reinvención de las claves que han ido marcando la historiografía de Peter Parker en el Universo Marvel tradicional actualizadas para el s.XXI. Y eso es algo que se observa desde el primer número, con un Bendis que, dejándose de rodeos, comienza presentando a Norman Osborn como directo responsable de la creación de la araña que picará a nuestro simpático vecino y que, tras introducir a (casi) todos los personajes principales de la vida del trepamuros, termina con una página que es la esencia misma de la frescura con la que Bendis caracterizará (y sigue caracterizando) a la serie: Peter, colgado boca abajo del techo de su habitación y un único bocadillo de diálogo con un genial "Cool!". No se puede decir más con menos.A partir de ahí, y durante los ciento treinta y tres números que durará este primer volumen, Bendis somete al personaje a todo tipo de aventuras, tanto contra los malos malosos de siempre en nuevas versiones, como en lo que a su vida personal se refiere, teniendo nuestro héroe que decidir en un momento dado entre el amor de Mary Jane y la relación que comenzará a mantener con Kitty Pride (sí, Gatasombra, ¿no es un giro inesperado?). En el transcurso de todo ello, Bendis nunca perderá de vista ir haciendo evolucionar el carácter de alocado adolescente que Peter tiene al prin[...]



AMERICAN VAMPIRE

2012-05-07T10:30:00.081+02:00

Guión: Scott SnyderDibujo: Rafael Albuquerque y otrosEditorial: DCFormato: Comic book. 32 páginasPrecio: $3.99Calificación: 9/10Con una DC tremendamente alicaida desde la aparición de esas 52 nuevas series de las que tanto y tan mal se ha hablado desde Septiembre (y con razón, porque vaya el lamentable nivel que se gastan cuarenta y ocho o cuarenta y nueve de las cabeceras); al lector de siempre de la casa de Superman y Batman le han dejado muy pocas opciones. O sigue matando neuronas a mansalva con las idioteces que se publican mes a mes en el seno de la otrora gran editorial (de nuevo, en las 52); o se muda a Marvel (una opción que seguro le reportará bastantes alegrías dada la época de bonanza que vive La Casa de las Ideas desde hace unos años); o, para no cambiarse de chaqueta de forma tan radical, centra sus miras en Vertigo, una opción esta última que, aplicada a la colección que hoy nos ocupa, se convierte en imprescindible.Niño mimado de la editorial gracias precisamente a su trabajo en esta American Vampire, Scott Snyder ha pasado en muy poco tiempo de ser un perfecto desconocido a convertirse en un guionista todoterreno que, para colmo, es el responsable de dos de esas cuatro series que vale la pena salvar de la quema de las nuevas 52. Me refiero, cómo no, a Batman y Swamp Thing. Con la primera, y ayudado de forma espléndida por Greg Capullo, Snyder ha dado en el clavo desde el primer número utilizando sus mejores artes narrativas para intentar renovar a tan vetusto personaje y siendo artífice incluso del actual Night of the Owls, el crossover que implica a las series del hombre murciélago. Pero donde Snyder realmente se la ha jugado es con Swamp Thing. Más que nada porque estaba claro que las comparaciones con la etapa de Alan Moore (el eterno referente a la hora de hablar de la Cosa del Pantano) iban a ser inevitables. Y aún habiéndose dado, el resultado de tan desigual combate no es para nada como se habría podido esperar, consiguiendo Snyder junto a un Yanick Paquette digno heredero del mejor Bisette, una serie tremendamente interesante que sabe como reciclar muchas de las ideas de Moore adaptándolas a los tiempos que corren.Volviendo a American Vampire, cuando Snyder inicia la serie hace un par de años, lo hace de la mano de un padrino inigualable, un Stephen King que, junto al guionista, concreta la idea de arranque de la serie: narrar la historia del primer vampiro 100% norteamericano. Compartiendo con Snyder los créditos de guión de los cinco primeros números, el escritor de Maine centra sus primeros esfuerzos en un guión de cómic en firmar el relato del origen de Skinner Sweet, un ser cruento y salvaje cuyo indudable encanto gana al lector en muy pocas páginas aunque, siendo honestos, el trabajo de King quede muy por debajo de lo que Snyder concreta en el cuerpo principal de esos cinco primeros números en los que se nos presentara a Pearl Jones, la típica joven con sueños de fama en el Hollywood de los años 20 que terminará siendo convertida en una chupasangres muy particular. Ahora bien, si el descubrimiento de la serie en lo que respecta a guión es de gran calado, la parte gráfica no le va a la zaga, con un Rafael Albuquerque brillante que adorna de manera inmejorable los guiones de Snyder.Para cuando American Vampire alcanza su número seis, la serie ya es alabada por doquier y Snyder, consciente de ello, cambia de rumbo para abandonar a Pearl momentáneamente y seguir a Cash MacCogan, jefe de policía en unas Vegas que Sweet pretende convertir en su nuevo feudo. Con el trabajo de Albuquerque al mismo nivel, Snyder concreta un arco argumental de cuatro números magníficos que dan paso a dos de transición que, dibujados por un Mateus Santolouco que no está a la altura de las circunstancias y se limita a intentar imitar[...]



DAREDEVIL vol.1

2012-04-30T10:45:21.152+02:00

Guión: Mark WaidDibujo: Paolo Rivera & Marcos MartínEditorial: MarvelFormato: Comic Book. 24 paginasPrecio: $2.99Calificación: 7.5/10Con todo lo que le ha pasado al Hombre sin Miedo desde que Brubaker dejara su destino en manos de Andy Diggle, quizás sea conveniente comenzar esta reseña repasando la trayectoria del personaje en los momentos previos a que Mark Waid se haga con la capitanía de la colección que ahora mismo está llevando a tan buen puerto.Como decía, tras dejar Brubaker un pabellón muy alto (quizás no tanto como el testigo que le había sido cedido a él por parte de Bendis y Maalev, pero alto sin lugar a dudas) Andy Diggle comenzaba una andadura con Daredevil que le llevaría a resquebrajar por completo el mundo del alter ego de Matt Murdock. Comenzando ya desde el epílogo del último número guionizado por Brubaker, que situaba al cuernecitos al frente de la temida Mano, Diggle enhebra una saga en la que Matt/Daredevil comienza a ver como su personalidad se ennegrece hasta el punto de autoproclamarse señor de los destinos de la Cocina del Infierno y provocar el crossover Shadowland, en el que muchos de los héroes de Nueva York tendrán que enfrentarse a un compañero poseído por un espíritu demoníaco que lo ha llevado a la más completa locura. Aunque el recurso del demonio esté muy trillado, y la lectura completa de Tierra de Sombras se resienta (como siempre pasa en los crossover) por la inevitable inclusión de números colaterales que no llevan a nada, el cuerpo central de la acción consigue atrapar la atención del lector y, para cuando el polvo de la batalla se ha despejado y el bien ha triunfado sobre el mal, la conclusión más directa es que Matt Murdock ha desaparecido y con él, por supuesto, el Hombre sin Miedo. Así las cosas, y con un personaje que, para expiar sus pecados, se ha marchado de la Gran Manzana a deambular por las carreteras de Estados Unidos, Diggle nos trae como coda a su estancia en la colección la miniserie Renacimiento, una excusa de muy fácil digestión en la que, tras enfrentarse a un grupo de matones que tienen atemorizado a un polvoriento pueblo norteamericano, nuestro héroe decide que ya es hora de regresar a su hogar. Y es así como entran en acción Mark Waid y el brillante dúo de dibujantes que Marvel pone a su disposición. Consciente de que un relanzamiento es una oportunidad de oro para captar nuevos lectores, Marvel enmarca el comienzo de Daredevil dentro de ese proyecto editorial llamado Big Guns, con el que sacar nuevo partido no sólo al héroe ciego si no al Capitán América, el Castigador y el Caballero Luna. Haciendo aquí un pequeño alto en el camino, cabría resaltar que esa nueva vida que se ha pretendido insuflar a las otras tres series ha dado resultados desiguales. Mientras que Brubaker, encargado del Capitán América junto a Steve McNiven y Alan Davis en los diez primeros números, ha sabido renovar esfuerzos y cambiar completamente de rumbo con respecto a lo que le habíamos leído hasta ahora en las aventuras de Steve Rogers (virando hacia un tono más clásico y menos noir), Rucka ha dibujado un Castigador inane que palidece en su comparación con lo que Aaron ha concretado en la injustamente cancelada versión MAX del personaje, y Bendis y Maalev han perdido por completo el norte en un Caballero Luna tan estrambótico como olvidable. Con tan aciago panorama, y aunque el Daredevil de Waid no sea una maravilla, cabe valorarlo como la mejor serie del cuarteto por varios motivos. El primero es el buen hacer del guionista. Vale, el escritor de Kingdom Come nunca ha pasado de ser un buen artesano del medio, pero ello le da cierta ventaja cuando juega junto a pesos pesados dentro de la Marvel como Brubaker o Bendi[...]



NEXT MEN vol.1

2012-04-24T09:47:01.291+02:00

Guión: John ByrneDibujo: John ByrneEditorial: Dark HorseFormato: 3 TPB. Precio: $24.99/29.99Calificación: 8/10Todos aquellos que conocen este blog desde antes del parón del que acabamos de volver, saben que una de las cosas que más nos gustaba hacer a todos los que en él llegamos a vertir nuestra pasión por los tebeos es, sin duda alguna, contar batallitas personales; sobre todo si son relacionadas, como casi siempre fue el caso, con eso que tanto nos gusta compartir a los amantes del noveno arte: cómo empezamos a leer tebeos, cuál fue nuestro primer cómic, cúal era nuestro superhéroe favorito o las mil anécdotas que, como coleccionistas, hemos vivido al cabo de los años. Un campo este último abonado con mil historias a cada cual más pintoresca y terreno en el que vamos a arrancar (cómo si no se me hubiera visto venir el plumero a la legua) la reseña de estos Next Men de John Byrne.Ya conté en su momento que tras cuatro años coleccionando de forma más o menos seria en mi ciudad natal (una Algeciras que por aquél entonces carecía de tienda de cómics y en la que había que montárselo muy bien para poder hacerse con las series que siguieras) mi traslado a Sevilla supuso un salto cuantitativo tanto en el acceso a los establecimientos especializados, con visitas religiosamente semanales a Elektra/Rumbo Sur/Arte 9, como, a partir de 1997, con el acceso a internet y a tiendas allende los mares y, por supuesto, a eBay. Una vez hube cubierto todas las grandes lagunas que creía tenía mi incipiente colección (en un brevísimo plazo de tiempo pase de tener poco a no dar a basto), cosa a la que Milehigh y su inmensa oferta de números atrasados no fue ajena, el portal de subastas más conocido de la red fue el que centró toda mi atención de cara a completar aquello realmente difícil de encontrar. Y una de esas cosas que terminarían siendo ganadas tras una dura puja, fue el segundo TPB de los Next Men (el titulado Parallel). Si bien no recuerdo lo que llegué a pagar por él (y si lo recordara creo que el decoro me impediría promulgarlo a los cuatro vientos) la anécdota que rodea a dicho volumen nada tiene que ver con el hecho de su precio y si con la sorpresa que me pude llevar cuando llegó a mis manos después de su viaje transoceánico: y es que nada más cogerlo, noté como había algo raro en aquél TPB, algo duro en la contraportada que no permitía que se doblara con facilidad. Cuál no sería mi sorpresa cuando al irme a la parte de atrás del volumen, descubrí que lo que tenía dicha contraportada era una tarjeta de biblioteca perteneciente a un sitio llamado Comic Crypt en Albany (Oregón). Curioso, ¿no? (aunque más curioso era el hecho de que nadie lo había leído nunca).Guardado todavía celosamente en mis estanterías junto a los cinco restantes, y releída por tercera vez recientemente con esta reseña en mente, he de admitir que Next Men ha envejecido estupendamente bien para contar ya con dos décadas de edad (hay títulos mucho menos metidos en años que no han soportado el paso del tiempo), algo de lo que Byrne ha sido plenamente consciente y de ahí su reciente resurrección ahora en el seno de IDW.Aparecida primero como la posibilidad de una nueva serie en una de las ilustraciones de la Historia del Universo DC en 1986, no sería hasta 1991 cuando Byrne, ahora trabajando para Dark Horse estrenaría uno de sus más personales proyectos en el número cero. Comenzaba entonces una primera etapa de la serie que se prolongaría hasta llegar al número 30, añadiendo al conjunto un prestigio llamado 2112. Enmarcada en el terreno superhéroico, Next Men sigue a un grupo de cinco chavales que, un buen día, despiertan en un laboratorio sin saber muy bien como han llegado hasta allí ya que s[...]



PLAGIO. El SECUESTRO de MELINA

2012-04-18T13:46:39.456+02:00

Guión: Hernán MigoyaDibujo: Joan MarínEditorial: NormaFormato: Libro Cartoné. 272 páginasPrecio: 22€Calificación: 6.5/10Siendo muy simplistas, pecando de excesivamente ingenuos (o quizás no) e ignorando toda la escala de grises que separa el blanco del negro, podríamos afirmar que este mundo está escindido en dos mitades completamente descompensadas: aquella en la que residen los habitantes del primer mundo, y el resto. Tamaña división genera unos contrastes sociales apreciables cada vez que se viaja a cualquiera de esos países en los que el concepto de crisis global no es algo que los medios de comunicación puedan esgrimir para atemorizar al pueblo porque éste lleva viviendo en continua crisis desde hace más tiempo del que puede recordar. Y esta situación es la que, sin duda alguna, hace aflorar (igual que la guerra) lo mejor -su ingenio para sobrevivir hasta en la más adversa de las condiciones- y lo peor -utilizar ese ingenio para hacer el mal al prójimo- del ser humano.Sin pretender ofender a nadie (y si así fuera, vayan mis disculpas por anticipado), un rápido vistazo a muchos de los países que conforman Sudamérica devuelve la clara impresión de que los continuos secuestros express, la proliferación de mafias, cárteles y guerrillas formadas para un supuesto bien elevado no hace más que reforzar el hecho de que los que hemos tenido la suerte (¿deberíamos empezar a entrecomillar tal sustantivo?) de nacer en el seno de un sesgo de la sociedad algo más "civilizado" (y esta sí que no hay que tener dudas al entrecomillarla) solemos tener sobre una situación que, por mucho que queramos, jamás podremos llegar a comprender en su entera complejidad.Y ahí es donde entra de lleno el tremendo esfuerzo emocional que ha debido suponer para Hernán Migoya el relatar con pelos señales los tres días de secuestro que vivió su mujer Melina (y la familia de ésta) cuando contaba con dieciocho años. Acercándonos de forma intensa a lo que supone ser secuestrado, Migoya relata con todo el distanciamiento que puede los acontecimientos que acaecieron en una país, Perú, cuyas "pequeñas idiosincrasias" harán que el lector español comience a comprender el por qué de ese éxodo (¿podríamos calificarlo de masivo?) que, en los últimos años, ha llevado a tantos sudamericanos a querer abandonar su tierra para buscar prados más verdes en nuestra piel de toro. Entre esas "rarezas", quizás la que más pueda asombrarnos sea que la policía espere una compensación económica por un trabajo bien hecho o, por supuesto, el que los secuestros y amenazas para con aquellos que viven en una situación algo más privilegiada del resto, sean el pan nuestro de cada día.Trasladados pues a Perú, el equipo creativo detrás de Plagio no escatima esfuerzos para hacernos sentir que realmente nos hemos mudado a la capital perurana, ya sea por mor de un guionista que se esfuerza tanto en situar a la perfección las diferentes acciones que van acaeciendo (contando con la ayuda de un escritor peruano para adaptar el castellano al español de allí), como por la labor de un dibujante que se deja la piel en dar precisa respuesta a los esfuerzos de su compañero de viaje. Un viaje intenso al que, no obstante, este lector debe poner una falla, la que se deriva precisamente de ese distanciamiento emocional con el que Migoya ha dotado a la lectura. Dejando que sea el lector el que juzgue el devenir de los acontecimientos, y no aportando reflexiones acerca de lo que se nos ofrece, Migoya no termina de insuflar de vida propias a una historia que, a mi parecer, la necesitaba a manos llenas sin necesidad de caer en falsos dramatismos, por supuesto. Pero, por supuesto, es una opinión personal y no debería s[...]



SIMIOCRACIA

2012-04-12T10:00:07.535+02:00

Guión: Aleix SalóDibujo: Aleix SalóEditorial: Random House MondadoriFormato: Libro Rústica. 144 PáginasPrecio: 9,95€ Calificación: 10/10Todo empezó con un video en YouTube.Editores de Tebeos (cuando aún se llamaba Glénat) estaba a punto de publicar Españistán, la segunda obra de Aleix Saló, un joven arquitecto metido a ilustrador. Tras Fills del 80: La Generació Bombolla (sólo publicada en catalán) este joven arquitecto metido a ilustrador, desmontaba en seis minutos y medio todo el entramado de la crisis económica actual, utilizando como arma principal la sátira y un humor que hacía derramar lágrimas (y no vamos a entrar a analizar de qué tipo, que no queremos herir sensibilidades). Con tamaño antecedente, Españistán, el libro, prometía ser un pelotazo de padre y señor mío...Pero la promesa no se cumplió. Al menos, no del todo.Demostrando ser un friki con dos pares de cojones muy bien puestos, Saló mezclaba en Españistán un ataque frontal contra el status quo actual con multitud de referencias a la cultura popular (el hilo conductor de la historia de un joven que quiere encontrar a los responsables de toda la mierda que nos entierra hoy día, era calcado de El Señor de los Anillos); pero, ay, fallaba en dotar al volumen de la misma idiosincrasia y genialidad que tenían cada uno de esos seis minutos y medio que duraba el video de presentación. Con todo, Españistán se convertía en un éxito de ventas bastante considerable, propiciando incluso una reciente segunda edición en tapa blanda distribuida por todas partes.Saltemos un año en el tiempo. Y la historia vuelve a repetirse. Volvemos a tener video de presentación (casi una continuación del de Españistán), y éste vuelve a ser una pequeña maravilla, elocuente y dolorosamente cáustica que en sólo un día se ha movido sobremanera por el Facebook. Simiocracia, el nuevo título de Saló, esta vez de la mano de Random House, vuelve a tornarse en promesa de una de esas lecturas que hay que hacer sí o sí.Y esta vez no defrauda.En sus 144 páginas (quiten ustedes las pocas de rigor que no forman parte del cuerpor de la historia) el joven autor, que ahora mismo cuenta con veintinueve "tiernos" años se dedica, ahora sí, a plasmar en papel el mismo tipo de análisis que hemos disfrutado en sus videos, alejándose en la medida que puede del contenido de aquellos para centrarse en otros muchos aspectos de la crisis global actual. Dando un repaso histórico que contextualiza la situación actual comparándola (inevitablemente) con el Crack del 29, Saló pasa rápidamente a desgranar la miriada de situaciones estúpidas que definen nuestra "suciedad" hoy por hoy, siendo particularmente elocuente en lo que a la cultura de la basura se refiere e hincando sus dientes sin piedad en la pretensión, por parte de los mass media, de idiotizarnos cuanto más, mejor.Poniendo en tinta impresa muchas de las reflexiones a las que cualquiera con dos dedos de frente llega al analizar el sinsentido del mundo que nos rodea, Simiocracia es, fuera de toda duda, un libro que debería convertirse en lectura obligada para todo aquel que quiera desprenderse a hostia limpia de la molesta capa de polvo con la que el gobierno (da igual el signo político que tenga, todos son la misma mierda con diferente color), la banca y los medios de comunicación llevan pretendiendo tenernos enterrados desde hace ya demasiado tiempo.Sergio Benítez (II)[...]



LUCHA en DO MAYOR

2012-04-11T10:05:10.191+02:00

Guión: CékaDibujo: BorrisEditorial: Planeta DeAgostiniFormato: Libro Cartoné. 104 PáginasPrecio: 14,95€Calificación: 6/10Con la pérdida de los derechos de DC (pérdida, cesión, torpe movimiento editorial...llaménlo como quiera) Planeta DeAgostini lleva unos meses desesperada por encontrar de nuevo la fórmula con la que impulsar las alicaidas ventas de sus cómics. Lamentablemente, la otrora gran editorial, no parece encontrar el fuego que la impulsara antaño, y desde Enero, sus boletines de novedades no han conseguido mucho más que seguir haciendo mella en su ya dañada reputación. Con un plan editorial que se mueve en mil direcciones pero no fija sus miras en ninguna en concreto, parecía que Planeta había abandonado la opción de seguir publicando BD, hasta que, sin saber cómo, anuncian esta Lucha en Do Mayor, un título al que seguirá, en el mes de Mayo, Le Grand Mort de Loisel. Con la esperanza puesta en que ambos supongan el reinicio de una línea que hasta ahora había dado bastantes alegrías al lector (¿alguien ha dicho el Spirou de Tomé y Janry?), toca analizar que da de sí esta historia protagonizada por animales parlantes.De igual manera que ya hiciera Art Spiegelman con su magistral Maus, Céka y Borris plantean con Lucha en Do mayor un relato ambientado en la Segunda Guerra Mundial que, como ya he apuntado más arriba, viene protagonizado por animales antropomorfizados. Aunque podría parecer lo contrario, este hecho (y eso es algo que ya pudimos comprobar con la citada Maus), no sirve para reducir o suavizar la carga de crudeza de lo que se nos narra, haciéndola el correcto trabajo de Borris si cabe aún más evidente.Con todo, y dada la menor extensión de la historia, la dureza del relato (que envuelve el hipotético estreno de la sinfonía Leningrado de Shostakovich en pleno asedio de la ciudad por parte de las tropas nazis) se ve suavizada en gran parte por el esperanzador mensaje del volumen, que habla, como ya se ha hecho incontables veces, de lo indomable del espíritu humano y de su capacidad para recuperarse ante la adversidad, sea esta lo insuperable que sea.Sergio Benítez (I)[...]



¿REABRIMOS?...¡¡¡REABRIMOS!!!

2012-04-09T09:37:22.848+02:00

Parafraseando al chaval de Touch: han pasado 20 meses, 618 días, 14.832 horas, 889.920 minutos y 53.395.200 segundos desde que el 31 de julio de 2010 decidiéramos deciros hasta luego. Y creedme cuando os digo que el primer sorprendido de estar escribiendo esto es un servidor. Máxime si tenemos en consideración que en los casi dos años que han transcurrido desde entonces mi ya por entonces complicada disponibilidad temporal se ha visto agravada por la llegada de una pequeñilla que copa mis horas libres (y las otras también).

Pero eso no quita para que lleve mucho tiempo dándole vueltas a reabrir una página que sólo nos reportó alegrías a los que en ella estuvimos implicados, empezando por el que esto suscribe y terminando por cualquiera de los redactores que por aquí se pasearon o los muchos lectores que nos visitaron (y sorprendemente siguen visitándonos tras tanto tiempo sin actualizar).

Así pues, ignorando todas las alarmas habidas y por haber, reemprendemos (o más bien debería decir reemprendo) la marcha del blog, eso sí, con un ritmo de actualizaciones que ahora mismo desconozco. No va a ser esta una vuelta "a bocajarro", ni mi pretensión es colgar, como hacíamos, largas reseñas diarias. Son muchas las ideas que se me pasan por la cabeza acerca de cómo afrontar esta nueva etapa, y vosotros, queridos lectores, seréis los primeros en conocerlas.

Por ahora, baste celebrar (quien quiera celebrarlo, claro está) que vulevo a estar en marcha y que, durante esta semana, empezaréis a tener de nuevo disponibles las reCOMICdaciones que, acerca de gran disparidad de títulos (eso es algo que no cambiará) iremos publicando por estas líneas virtuales.

'Nuff said!!!!!



WIMBLEDON GREEN

2010-07-30T10:00:01.808+02:00

Y como dirían en el Un, Dos, Tres........¡¡¡¡¡CAMPANA y SE ACABÓ!!!!!Han sido dos años, un mes y veinticuatro días en los que hemos llegado a publicar 684 reCOMICdaciones de sendos títulos diferentes. Toda una bilioteca de consulta a la que hemos dedicado muchas horas de lecturas y algunas menos de escritura que, mientras la vida sigue avanzando y el incierto futuro dicte que podamos (o no) volver a leernos por estos lares, quedan aquí como testimonio de la sana locura de un grupo al que le debo muchísimo.No sé si estas líneas serán una despedida.Espero que sólo queden como un hasta luego.Sea como sea, GRACIAS por estar AHÍ.'Nuff Said!!!!!!! Guión: SethDibujo: SethEditorial: Drawn and QuarterlyFormato: Libro Cartoné. 128 PáginasPrecio: $19.95Calificación: 9/10Por regla general la vida de un coleccionista de tebeos es una en la que las satisfacciones superan con mucho a los malos momentos. De entre las primeras están esas innumerables ocasiones en las que abrimos un cómic y nos dejamos invadir por el olor a tinta y la percepción de que algo muy grande está a punto de sucedernos. A ellas también se suman esos gratísimos momentos en los que por fin conseguimos, tras mucho tiempo buscando, ese título que hasta entonces se nos había mostrado esquivo, o aquél que leímos cuando pequeños y que, por pura nostalgia, tenía que formar parte como fuera de nuestra colección. Pero, ¡ay!, también pululan por ahí los negativos (o no tan agradables), esos que, en contadas ocasiones hacen que, o te arrepientas de haber leído tal o cual título, o que, como me ocurrió en mi última visita al Forbidden Planet londinense (sí, por fin voy a contar la dichosa historia para aquellos a los que interese, que supongo serán muy pocos) lamentes no tener dinero a espuertas para poder traerte de vuelta a España media tienda. Quien quiera saltarse mi periplo londinense que pase directamente al cuarto párrafo, que es donde empiezo a hablar en realidad de Wimbledon Green. Tras algo más de una hora deambulando por las infinitas estanterías de la tienda (el paraíso para cualquier amante del cómic americano que se precie) entre mis brazos había algo más de quince volúmenes de títulos que abarcaban desde un recopilatorio con los Ultimates 3 (¿qué queréis?, Madureira siempre ha sido una debilidad) hasta un voluminoso tomo de Frank Frazetta, pasando por los dos recopilatorios de Whiteout, una edición Deluxe de Midnight Nation, un trabajillo de Kyle Baker que me faltaba, el Literary Life de Posy Simmonds, Filthy Rich (de Azzarello y Víctor Santos), el omnibus de Ronin, el Sgt. Rock de Tucci, una novela gráfica del dibujante de Mom's Cancer, los dos primeros volúmenes de Northlanders, el noveno recopilatorio del Ex-Machina, otro omnibus, esta vez de PVP, el gran volumen de Doug Wright, el primer Deluxe HC de Y: the Last Man, el Dark Entries e incluso la edición americana de George Sprott. Obviamente, sino quería que mi mujer me pidiera el divorcio, ni pagar una fortuna en sobrepeso de equipaje, aquella montaña había que reducirla. Así que me puse manos a la obra.El Ultimates 3 cayó por motivos más que obvios antes que ningún otro (por mucho que me gustara Madureira, era Loeb quien perpetraba el guión). Y a partir de ahí comenzó el duro proceso de descarte. A la tercera parte de Los Vengadores versión Ultimate siguieron casi sin pensarlo aquellas ediciones en tapa dura de cosas que ya tenía, así que George Sprott, el volumen de Y y el Midnight Nation (snif, con lo bonita que era la edición), fueron devueltas a las estanterías. El siguiente fue PVP, más por pr[...]



Las AVENTURAS del CAPITÁN TORREZNO

2010-07-29T10:00:02.425+02:00

Guión: Santiago ValenzuelaDibujo: Santiago ValenzuelaEditorial: Edicions de PonentFormato: Álbumes Cartoné. 116 a 150 PáginasPrecio: 10 a 14€Calificación: O.M Me piden los amigos de Lecturas Recomicdadas una reseña de una obra capital, que me impactara en su día, que dejara mella en un servidor. No me lo pensé mucho a pesar que tenía unas cuantas por ahí rondando. Esta vez si que iba a por ti, Torrezno. Ya te podías esconder donde quisieras y hacerte pasar por cualquiera. Iba a volver a releerte e iba a sacarte de tu adorado ostracismo. La tenue línea que separa una obra maestra de otra viene fuertemente marcada por el subjetivismo. ¿Cómo si no iba yo a señalar esta Obra de redonda, de maestra?. Motivos podría dar unos cuantos, como unos cuantos serán los que dudarán de mi aseveración. Este es un reparte obra maestras… dirán; la verdad que no suelo dar ese premio más que a cinco o seis clásicos y desde hace unos años entra esta saga. Lo primero que puedo decir a su favor, es que siento una química especial con el autor de este cómic, pese a no conocerlo de nada. Los dos hemos recorrido bares, fiestas de bellas artes, escenarios irreales y momentos peliagudos. Hemos crecido viendo y aprendiendo y hace tiempo nos dimos cuenta que esto, la vida, es una batalla constante llena de olvidos y nostalgias y el humor nuestro mejor ariete. Otro punto a favor, es que entrar en este mundo requiere de abandonar toda otra cosa que se este haciendo, de ahí la pereza que me entraba para volver a releer al Capitán Torrezno. La morosidad, la urgencia, la violencia que preside esta obra hace que su lectura sea tan absorbente que durante días (sabed, oh grandes amigos que son 6 tomos metidos en su señorial cofre) no podrás salir de este inmenso y a la vez diminuto infierno. Para terminar de hacernos el hara kiri, hay que mencionar que la obra es española. Ahí esta lo bueno, no tenemos que irnos a otros países. Deneeim esta aquí, a la vuelta de la esquina, en nuestras conciencias. El autor Santiago Valenzuela es un vasco afincado en Madrid. Calidad a arrobas. Os lo dice alguien que lleva leyendo la tira de años. Pero, os diréis, vosotros apóstoles de la desconfianza, que de ¿qué diablos va esta saga?. Es una gran pregunta e intentaré dar unas pinceladas cuerdas sobre el demencial contenido y continente. Torrezno es una historia-río que comienza con nuestro héroe es arrancado de su mundo y metido en un mundo de fantasía, de épica guerrera, de violencia y huidas, de temor y de honor. Historia que solamente de vez en cuando es salpicada con elementos reconocibles de la realidad del personaje, un borrachete cachondo de cualquier tugurio de la periferia de Madrid. En el primer número, Horizontes Lejanos, vemos esa lisérgica parábola sobre que a todos nos gustaría jugar a ser Dios, en este caso, en la piel de un gris funcionario reconvertido en demiurgo. En los siguientes números se marca más el aspecto bélico de la historia, sucediéndose homenajes e influencias de lo más dispares y variadas y siempre desternillantes, observando atónitos, nosotros insignificantes mortales, este despliegue de costumbrismo castizo, cultura popular y angustia bélica. De la saga y del autor (cuidado si vais a empezar a leer otras obras de este autor, algunas son muy difíciles, buscar los tomos de Torrezno, no os será fácil encontrar el 1º a no ser que lo hayan reeditado) hay que mencionar su vigor narrativo, realmente impresionante, y sus tintes kafkianos. Su pasmosa facilidad para crear mundos [...]



LAZOS de SANGRE

2010-07-28T16:00:02.887+02:00

Guión: Yves H.Dibujo: HermannEditorial: Planeta DeAgostiniFormato: Álbum Cartoné. 56 PáginasPrecio: 11.95€Calificación: 8/10Aunque es muy probable que a muchos de los que nos seguís día a día no os suene de nada por aquello de ser de "otra generación", seguro que a muchos de los de mi misma "quinta" el título El Corazón del Ángel os dice bastante. ¿Que por qué saco a colación la cinta de Parker con Rourke y De Niro?. Muy obvio. Porque toda la lectura de este Lazos de Sangre está impregnada de un ambiente similar al que se desarrollaba en dicha cinta. Para aquellos que no la hayan visto, El Corazón del Ángel sigue a Harry Angel (Mickey Rourke) un detective de tres al cuarto a quien su nuevo cliente, Louis Cyphre, le encarga encontrar a un hombre llamado Johnny Favourite, que lleva desaparecido algún tiempo. La búsqueda le llevará a los barrios más sórdidos de la Nueva Orleans, mezclándose en su camino el vudú, la magia negra y un final de esos que te deja totalmente boquiabierto.Como decía, en Lazos de Sangre Yves H. (hijo de Hermann) desarrolla un guión que guarda no pocas concomitancias con la película de Alan Parker. Trasladando la acción de Nueva Orleans al Nueva York de los años cincuenta, el guionista concreta una trama en la que un joven detective de la policía se verá envuelto en una investigación sobre un misterioso y temido jefe del hampa en la que nada es lo que parece. Urdida con los mecanismos propios del género negro, la trama del cómic se desarrolla siempre en los ambientes más oscuros de la gran manzana, echando mano de ciertos elementos que, depende de como se interpreten, podrían pertenecer al género fantástico o tratarse sólo de figmentos de la imaginación del personaje. Esto último es especialmente visible en el final de la historia, cuando Yves H. deja la mayoría de los detalles que darían cierre al tebeo en manos del enfoque que le quiera dar el propio lector.Sea como fuere, lo que no atiende en ningún momento a interpretaciones ni enfoques es lo magistral del arte de Hermann, un dibujante al que la palabra prodigioso se le queda corta. Con una carrera a sus espaldas que incluye títulos fundamentales del tebeo europeo como Jeremiah, Comanche o Las Torres de Bois-Maury, quizás sería exagerado afirmar que es en las páginas de Lazos de Sangre donde podemos encontrar el mejor trabajo del belga, pero tampoco estaríamos faltando mucho a la verdad ya que la calidad de aquello con lo que nuestros ojos pueden deleitarse es, a falta de términos más apropiados, brutal. Caracterizando a los personajes de forma magistral y capturando un ambiente que casi se puede mascar, con esa noche poblada de luces de neón y vapores de las alcantarillas que tan propias le son a la ciudad que nunca duerme, no hay en este volumen una sóla página ante la cual la mirada pueda pasar de forma casual sin sentir la extrema necesidad de pararse a admirar el detallismo y profundidad que el dibujante da a cada una de sus viñetas. En este sentido, la lectura de Lazos de Sangre recuerda bastante a otro de sus títulos más preciosistas, la excelente Wild Bill ha Muerto, pero donde en este todo era luz y color, aquí encontramos muchas tinieblas reproducidas con un verismo alucinante que consigue en muchos momentos salvar los escollos de un guión que, como apuntaba arriba, deja demasiado en manos de lector.Sergio Benítez (396)[...]



LITERARY LIFE

2010-07-28T10:00:02.631+02:00

Guión: Posy SimmondsDibujo: Posy SimmondsEditorial: Jonathan CapeFormato: Álbum Cartoné. 76 PáginasPrecio: £16.99 Calificación: 8.5/10Si algo dejaba claro Tamara Drewe es que (como suele pasar cuando esto sucede) Posy Simmonds iba a ser una de esas autoras a las que iba a haber que seguir sí o sí conforme el resto de su producción fuera viendo la luz en nuestro país. Su singular forma de narrar, lo real de sus personajes y la solidez de la historia que componía en el tomo editado por Sins entido son sólo algunos de los valores que atesoraba la citada obra. Así que no debe resultar extraño que, cuando encontré en este tomo en Forbidden Planet (y ya falta muy poco para que os cuente esa historia que tanto llevo postponiendo acerca de la batida que allí pude llevar a cabo) me lanzara de cabeza a por él máxime si tenemos en cuenta que incluso venía firmado por la autora, aunque eso sea un detalle que con los años ha dejado de tener importancia.Enmarcado en el mismo mundo literario en el que se desarrollaba Tamara Drewe, la gran diferencia de Literary Life con aquella es que mientras la primera contaba una historia de principio a fin, este recoge todo aquello que Simmonds publicó en la sección de crítica literaria de The Guardian entre 2002 y 2004. ¿Y qué significa esto?, pues que lo que aquí vamos a encontrar son las constantes disgresiones de la autora acerca de los escritores y su particular mundo, así como los arquetipos que rodean a editores, librerías e incluso ciertos géneros literarios como el misterio o los cuentos de hadas.Tan ecléctica mezcla nos ofrece todo un rosario de un humor caústico en el la autora demuestra que no sólo domina el slice of life más original (el que le pudimos ver en Tamara Drewe), sino que a la hora de plantear un humor inteligente y elocuente, capaz de arrancarnos la mayor de las carcajadas al tiempo que nos hace reflexionar sobre lo divino y lo humano sin el perfecto funcionamiento de ninguna de las dos vertientes se vea afectada por la otra. El genio que ello demuestra se puede encontrar en cada página del tomo, ya sea en esas historias sobre dos libreros con muy diferentes puntos de vista acerca de las grandes superficies, ya en las diatribas de una estrella de los best-sellers, ya en un ficticio doctor encargado de curar los males literarios.Unido a su personal grafismo, lo que resulta más curioso y brillante de esta magnífica lectura es el hecho de que por mucho que los personajes y algunas de las situaciones puedan llegar a sernos totalmente ajenas, sea porque los personajes son británicos, sea porque vivamos totalmente alejados del mundillo literario, no resulta complicado sentirse identificado con las pequeñas idiosincrasias que Simmonds va asignando a los protagonistas de sus pequeñas perlas aviñetadas. El resultado, como huelga ya afirmar, sólo sirve para cerciorarse de que la impresión que nos llevamos con Tamara Drewe no era errónea: en Posy Simmonds tenemos a una figura del noveno arte a la que no hay que perder de vista.Sergio Benítez (395)[...]



MORIRE A MEDIANOCHE

2010-07-27T16:00:00.704+02:00

Guión: Kyle BakerDibujo: Kyle BakerEditorial: NormaFormato: 96 PáginasPrecio: 10,50 €Calificación: 8/10A finales de 1999 (iba a decir finales de siglo, pero no quiero entrar en absurdas polémicas) el mundo vivía preocupado sobre la posibilidad de que la llegada del año 2000 fuera interpretada por los ordenadores que rigen el mundo (aviones, comunicaciones, electricidad, etc.) como que la fecha era 1900, y todo se viera sumido en la oscuridad y el caos. Con semejante material como premisa, y acostumbrado a jugar con las inquietudes y neuras de la sociedad para escribir muchas de las historias que publicada mes a mes, el sello Vértigo editó en esa fecha una serie de especiales que tenía mucho que ver con el Y2K (el fin del milenio y sus consecuencias), y que bautizaría como V2K. Dentro de la irregular producción de títulos, aparecerían obras como Totems, de Tom Peyer, donde Shade, Animal Man, La Cosa del Pantano o John Contastine se reúnen en una extraña fiesta fin de milenio, rodeados de Conspiradores y alienigenas. Por suerte, el experimento V2K dio mejores frutos, como el que nos ocupa. Moriré a Medianoche cuenta la historia de Larry, a tan sólo 90 minutos de la llegada del año 2000. Su novia Muriel acaba de dejarle, y Larry ha decidido acabar con su sufrimiento, ingiriendo un bote entero de pastillas. Pero claro, cuando acaba de imprimir su nota de suicidio (sí, de imprimirla), y de tomar la última pastilla, la mismísima Muriel aparece en el apartamento de Larry, diciéndole que lo ha pensado mejor, y que quiere que vuelvan juntos. A partir de ahí, la noche de Larry camino al nuevo año será un titánico esfuerzo por vomitar las pastillas ingeridas, y encontrar otras pastillas que contrarresten el efecto. El personal hacer de Kyle Baker hace el resto. Con su particular estilo Cartoon, y casi como si de un Storyboard cinematográfico se tratase, las viñetas son “subtituladas” con los diálogos que deberían aparecer en su interior. De ritmo frenético, estos noventa minutos de la vida de Larry pasan como una exhalación, y como queriendo acompañarle en su frenética carrera por salvar su vida, la propia lectura parece acelerarse, saltando entre las paginas para ver como la capacidad narrativa del señor Baker sigue en plena forma, y casi no necesita de textos de apoyo para contarnos una historia. En el trayecto, páginas tan efectivas como el reencuentro entre Larry y Muriel, contado en segundo plano, ya que el primero lo ocupa el bote vacío de pastillas que lo provoca todo, una persecución en las alturas con la muchedumbre de Times Square que espera la celebración del nuevo año, o ese impagable primer plano de Larry escuchando al conserje que le ha interrumpido cuando pretendía vomitar las pastillas, para contarle una estremecedora historia personal. En resumen, una obra capaz de satisfacer tanto a los incondicionales del autor de Porqué odio Saturno (cuya imposible adaptación cinematográfica se anuncia en el Times Square de este comic), y a cualquiera que se acerque por vez primera a su particular universo de Tex Avery enloquecido.Jose (59)[...]



BLANCO HUMANO: MONTAJE FINAL

2010-07-27T10:00:01.677+02:00

Guión: Peter MilliganDibujo: Javier PulidoEditorial: NormaFormato: 64 PáginasPrecio: 7,50 €Calificación: 8/10El buen sabor de boca que la primera miniserie de Blanco Humano dejó a crítica y público, fue motivo mas que suficiente para que Vertigo volviera a confiar en Peter Milligan y le diera la oportunidad de seguir contando la historia del atormentado Christopher Chance, esta vez como novela gráfica, y sustituyendo al malogrado Edvan Biukovicz (sí, lo he tenido que copiar…) por nuestro Javier Pulido. Y aunque esta novela gráfica diera lugar, a su vez, a una serie regular, de la que hablaremos otro día, estas 96 páginas suponen, para quien esto escribe, la mejor historia del personaje. La acción arranca donde terminaba la anterior, con ese cartel de Hollywood, que viene como anillo al dedo a los clientes que nuestro enigmático Señor Chance tendrá en este volumen. Para los no iniciados con el personaje, que por cierto, ha contado este año con su propia serie de TV (cuyo resultado final no es para tirar cohetes), decirles que Christopher Chance es capaz de metamorfosearse, con ayuda de maquillaje y algo de látex, en cualquier persona, y así protegerlos de cualquier amenaza, hasta el punto de que sus seres mas cercanos son incapaces de darse cuenta de que están siendo suplantados. El problema, y para mi el gran acierto del personaje, y por tanto de la serie, es que se mete tanto en las personas que debe proteger, que no está seguro de donde empieza el personaje y donde termina Christopher Chance, e incluso dudar de cuál de entre todas las personalidades que se agolpan en su cabeza es la verdadera (si es que todavía queda algún rastro de su personalidad original). En esta ocasión, y tras haberse producido el chantaje y posterior asesinato de varias estrellas de Hollywood, le tocará suplantar y proteger a Dai Thomas, una estrella en horas bajas que busca desesperadamente un nuevo éxito, y que no dudará en utilizar incluso las amenazas para volver a la cima. Aprovechando la ocasión, Milligan hace un cruel retrato de la meca del cine, dominada por estrellas obsesionadas con envejecer, niños actores obligados a ser adultos demasiado pronto, y guionistas dispuestos a cualquier cosa por ver su guión trasladado a la gran pantalla. Como de costumbre, se tratará de un peligroso juego donde nada es lo que parece, y donde Christopher pasará de una personalidad a otra intentando descifrar la clave para que un niño estrella pueda volver a reunirse con sus padres. En el apartado gráfico, Javier Pulido comenzaba a demostrar (la obra es de 2004) que era un artista muy a tener en cuenta, y es que su dibujo de alargados rostros y figuras, tan personal y característico encaja a la perfección en la serie, y los que hemos seguido su trayectoria hemos comprobado que no hace sino mejorar en cada nuevo proyecto. En resumen, un guión complejo y fascinante, cuyas piezas van encajando poco a poco a lo largo del relato, un dibujo soberbio, y un personaje al que se le coge cariño con facilidad: un hombre que, a fuerza de suplantar a otras personas, ya ni siquiera recuerda quien es realmente.Jose (58)[...]



CLARA...de NOCHE. PUTA pero HONRADA

2010-07-26T10:00:01.561+02:00

Guión: Carlos Trillo & Juan Pablo MaicasDibujo: Jordi BernetEditorial: El JuevesFormato: Álbum Cartoné. 64 PáginasPrecio: 11€Calificación: 8/10Comentaba no hace mucho en la recomicdación de El Demonio Rojo, que aunque no soy de aquellos que compran religiosamente El Jueves todas las semanas, en mi tebeoteca si figuran ciertos volúmenes recopilando material de algunas de las "series" que alberga la revista. El hecho de repasar los títulos que tenía por aquí unido al repaso más o menos exhaustivo que llevamos haciendo de un tiempo a esta parte sobre la obra del gran Jordi Bernet, me llevó a sacar un volumen que adquirí hará un año pero que, por un motivo u otro no recomicdé en su momento. Serie longeva dentro del Jueves donde las haya, Clara...de Noche es un ejemplo más (y ya he perdido la cuenta de cuántos van) de la gran variedad de géneros en los que ha sido capaz de embarcarse el artista español. Dado su carácter humorístico y la rapidez que exige el sacar dos páginas semanales, no encontraremos aquí una narrativa tan elaborada como en las otras obras que hasta ahora hemos visto de Bernet. Ahora bien, eso no implica ni mucho menos que la calidad de lo que el catalán es capaz de cuajar con tan poco margen de tiempo sea baja, antes bien, en lo que a funcionamiento de los gags se refiere, el artista es todo un maestro, temporizándolos perfectamente para causar la carcajada en el último momento. En cuanto al trazo, en las páginas de Clara se diferencian con claridad aquél que corresponde a la protagonista, un dechado de curvas imposibles claramente inspirada en Bettie Page, y aquellos con los que se perfilan al resto, en los que se observa la vetusta influencia de los tiempos del dibujante en Doña Urraca.En lo que a Trillo y Maicas se refiere, poco hay que reprochar al trabajo de un dúo de guionistas que sabe como hacer reir una y otra vez en las páginas de las desventuras de esta prostituta a la que todo bicho viviente con pene quiere beneficiarse. Las situaciones en las que los escritores envuelven a Clara resultan de lo más hilarante por más que pueda parecer que, después de los casi veinte años que hace que la crearon, el cansancio acerca de los chistes que contar debería haber hecho mella en el personaje. Ese es sin duda el mejor halago que se le puede hacer al trabajo de Trillo, Maicas y Bernet, que sigan consiguiendo, semana a semana, poner una sonrisa en todo aquél que se acerque a las páginas de esta "puta honrada".Sergio Benítez (394)[...]



FAX from SARAJEVO

2010-07-23T10:00:06.920+02:00

Guión: Joe KubertDibujo: Joe KubertEditorial: Planeta DeAgostiniFormato: Álbum Rústica. 208 PáginasPrecio: 18€Calificación: 10/10Cuando un cómic te deja con lágrimas de emoción en los ojos. Cuando te llega al corazón de forma directa sin ningún tipo de cortapisas. Cuando provoca que te sientas orgulloso de formar parte de una raza (la humana) capaz de albergar dentro de sí una belleza sin límites. Cuando es capaz de hacerte pasar miedo (pero miedo real) atenazándote y haciéndote sufrir por el incierto destino de sus protagonistas...es que no cabe duda de que estás ante un cómic que nada tiene que ver con lo que sueles leer. Claro está que al frente del mismo tenemos un nombre que tiempo ha trascendio la mera garantía de calidad para convertirse en una figura fundamental dentro del noveno arte. Pero eso no quita para que, dentro de su vasta producción, plagada de títulos de esos que todos tenemos en la cabeza cuando pensamos en lo mejor que el cómic norteamericano ha dado, este Fax from Sarajevo sea una obra sobresaliente de Joe Kubert desde la primera a la última página.Algunos (esos que siempre le andan buscando tres pies al gato) podrían pensar que, dadas las circunstancias bajo las que se ideó este volumen, Kubert lo tuvo muy fácil. ¿Que por qué podría alguien afirmar eso?. Muy sencillo. Porque Fax from Sarajevo es una historia real, vivida por gente real y muy cercana al artista norteamericano. Sus protagonistas son la familia Rustemagic, formada por Ervin, agente de Kubert y figura fundamental en el negocio de los cómics en nuestro continente, Edina, su esposa, y Edvin y Madja, sus dos hijos pequeños. Sobre ellos se abatirá sin descanso la Guerra de Bosnia, esa que estallara a principios de los noventa y por la que Milosevic fue acusado de crímenes contra la humanidad por la sistemática limpieza étnica que llevo a cabo contra los serbios durante los casi tres años en los que se prolongó el conflicto. 100.000 personas perdieron la vida (una cifra que en estos días en los que escribo ya ha alcanzado el terremoto de Haiti) y se calcula que casi dos millones de habitantes tuvieron que desplazarse de su país por culpa de ese infierno llamado Guerra.Y en medio de todo ello, del caos, los bombardeos y los tiroteos, estava Ervin Rustemagic, un hombre con una determinación de acero que perdió toda su vida en pocos días (resulta acongojante el momento en el que descubre que sus oficinas, con una inmensa cantidad de páginas originales entre las que se encontraba una del Príncipe Valiente dedicada por Hal Foster, han sido completamente destruidas) pero que, aún así, supo mantener a salvo a su familia contra todo pronóstico. Durante dieciocho meses, y a traves de los innumerables faxes que envió a todo aquél que podía ayudarle (de ahí el título), Ervin narró con detalle todo aquello que le iba sucediendo, poniendo en jaque a amistades suyas tan célebres dentro de la cultura europea como Herrmann o el mismísimo Hugo Pratt. En ese tiempo, Ervin hizo todo lo que estuvo en su mano para poder escapar de una muerte que se abatía sin piedad sobre sus conciudadanos, que morían por decenas delante de sus ojos por mor de los disparos inmisericordes de unos tiradores a los que les ofrecían dinero por cada muerto (y más aún si estos eran niños).Sin suavizar la tragedia, pero centrando su atención de forma casi exclusiva en lo que la familia Rustemagic tuvo que [...]



NARUTO

2010-07-22T10:00:03.676+02:00

Antes de comenzar esta reseña quería dar las gracias a Sergio y todos mis compañeros por darme la oportunidad de participar en este gran blog donde hemos podido hablar un poco de todo, comic, manga, tebeo, obras maestras, otras que no lo son tanto… por todas esas lecturas, por todas las reCOMICdaciones que he (hemos) podido disfrutar, GRACIAS. Guión: Masahi KishimotoDibujo: Masahi KishimotoEditorial: GlénatFormato: Libros Rústica. 192 PáginasPrecio: 7.5€Calificación: 8/10Para unos será Mazinger Z, para otros lo fue Dragon Ball y para muchos de ahora lo es Naruto. Una serie para recordar, algo que nos acompaña en nuestra infancia, nuestra adolescencia y más alla, pues a pesar de los años y las canas que uno pueda soportar estas series nos han llenado y probablemente podamos verlas una y otra vez y probablemente acabaremos consiguiendo que las siguientes generaciones disfruten de lo que para nosotros fue una gran serie.Después de leer más de 500 capítulos, más de 50 tomos (y los que quedan) puedo decir sin dudar que esta es una de las mejores series Shonen que hay en la actualidad (no podría decir la mejor ya que algún fan de Bleach o One Piece podría saltar). Es la historia de el niño a que nadie quería, la historia de un niño que fue conocido como el Ninja bocazas, el Ninja imprevisible y muchos otros apelativos en su mayoría despectivos. Es la historia de un chaval que soñó con que llegaría a ser el más grande Ninja de todos, que llegaría ser la persona a la que todos alabarían y entonces por fin dejaría de sentir que su vida la llenaba la soledad entre clase y clase.Esta gran serie ha ido desarrollando a lo largo de estos años una gran telaraña de tramas y personajes, cada uno con su propia historia, con su propio drama que consigue sin mucho esfuerzo hacer que nos toque y nos emocione. Pero por supuesto no sería un shonen sino hubiera acción y vaya si la hay. Desde el capitulo 1 tenemos enfrentamientos entre ninjas del mismo clan, del mismo pueblo y hasta de la misma sangre. Batallas espectaculares con técnicas que siempre acaban sorprendiéndonos y puede que hasta nos hagan soltar un “WOAAAA”.Y todas estas batallas, todas las historias y personajes acaban girando en torno, por uno u otro motivo, del gran protagonista de esta serie: Naruto Uzumaki. No os negare que al principio el personaje me pareció bastante estupido y bocazas pero al poco descubrimos que es su forma de enfrentarse al dolor de ser huérfano y a la soledad que le lleva ser quien es y lo que provoca las iras y temores de todos sus conocidos. Pero poco a poco este Ninja bocazas acabará haciéndose un hueco en la vida de todos puede que hasta acabe convirtiéndose en lo que un día soñó: El más grande Ninja de todos los tiempos.Si fuiste de los que disfrutaron de las grandes batallas de Mazinger, de las búsquedas incansables de las bolas de dragón, probablemente también seas alguien que pueda disfrutar de las aventuras de este pequeño Ninja rubio que ha llegado a calar hondo en todo el mundo.Sebastián (y 37)[...]