Subscribe: El Punto Perfecto
http://elpuntoperfecto.blogspot.com/feeds/posts/default
Added By: Feedage Forager Feedage Grade B rated
Language: Spanish
Tags:
agua  desde  donde  entre  hasta  hay  kilómetros  lugar  mundo  más  parque  puede  río  san  sobre  son  también 
Rate this Feed
Rate this feedRate this feedRate this feedRate this feedRate this feed
Rate this feed 1 starRate this feed 2 starRate this feed 3 starRate this feed 4 starRate this feed 5 star

Comments (0)

Feed Details and Statistics Feed Statistics
Preview: El Punto Perfecto

El Punto Perfecto



Haz de tu vida un viaje continuo



Updated: 2017-02-08T20:53:02.539-08:00

 



Cualcerdos I

2008-04-09T08:26:39.347-07:00

(object) (embed)



Dios cuanta mentira

2008-04-09T08:12:06.854-07:00

(image)
Merce algun comentario esta foto, la cual refleja a nuestra presidenta que despues sale a defender a los pobres, pero vive y actua como lo que tanto critica que es la oligarquia. Contradicciones argentinas y despues uno tiene que ver al impresentable de D´Elia pegandole a gente de clase trabajadora media o rica, porque no hace lo mismo con su amiga?. Esto no es una lucha de clases lo que me revienta es la hipocrecia de este gobierno y sus amiguitos.



Il mago Nano II

2008-04-09T08:01:46.302-07:00

(object) (embed)



Il Mago

2008-04-09T07:57:26.319-07:00

(object) (embed)



Volvi no se por cuanto tiempo pero volvi

2008-04-09T07:56:33.027-07:00

UFFFFFFFFFFFFFFF, cuanto hace que no figuraba en el mundo blogger, mas especificamente que no escribia en el mio. No se porque volvi a hacerlo pero en fin aqui estoy. Sera que me pudri del turismo, escribir o adjuntar articulos de viaje me hace añorar viajar por el mundo o mejor dicho siplemente viajar aunque sea unos kilometros fuera de la ciudad. Bueno no se amigos aqui les dejare algunas cosas que me llamaron la atencion o simplemente me gustaron. Si por las dudas se preguntan para cuando articulos de turismo?, poco a poco o tal vez nunca.



3 komente

2007-12-04T03:58:07.277-08:00

"Un amigo es como un trébol, es difícil de encontrar y da buena suerte"



Antártida: mil kilómetros al sur del fin del mundo

2007-12-04T03:56:04.444-08:00

En CruceroDesde el puerto de Ushuaia una inolvidable travesía, entre hielos, a bordo del crucero noruego Nordnorge, que fue noticia por rescatar a los pasajeros del buque Explorer, accidentado mientras navegaba en aguas antárticas.A principios del mes último, un equipo de LA NACION participó de un viaje de exploración por la Antártida, el continente más frío e inhóspito, el último en escuchar la voz humana y seguramente el más misterioso. El recorrido se hizo a bordo del Nordnorge, el enorme barco de bandera noruega que aparecería, dos semanas más tarde, en medios de comunicación de todo el mundo tras haber rescatado a los pasajeros del accidentado Explorer.A BORDO DEL NORDNORGE.- El avance lento va dejando a un lado planchas gigantes que flotan, crujen y transmiten calma. El cielo es blanco, el agua también, aunque las grietas en el hielo permiten salir de la ensoñación para simplemente asombrarse. ¿Qué puede causar asombro con el paso del tiempo? ¿Un paisaje?Horas después de la partida desde Ushuaia, el Pasaje de Drake deja en claro que es allí donde chocan las corrientes del Pacífico y el Atlántico. El amigo dramamine alcanza para mantener las formas, pero el movimiento supera lo esperado y el consejo de resistir en posición horizontal es cumplido a fuerza de la naturaleza.Así pasan las primeras 36 horas, con olas de ocho metros y gran parte de los pasajeros en sus camarotes, tratando de dormir sobre una cómoda cama devenida caballo de calesita. Por los altavoces anuncian que la primera función de cine nocturno, On the Icy Edge of the World, documental por supuesto, se ha suspendido "porque el barco se está moviendo", una explicación curiosa para uno que lo sabe hace rato. Pero el mensaje consuela: nada muy interesante está pasando fuera de la habitación-cabina.Durante el desayuno y con el mar en calma empiezan a conocerse los pasajeros, compartiendo mesas, hablando distintos idiomas. La mayoría proviene de Estados Unidos, Alemania y Francia, y el 80 por ciento tiene entre 60 y 75 años; hay unos pocos más jóvenes y algunos octogenarios. Salvo un guía argentino del grupo norteamericano, tres chilenos de la cocina y el depósito, y el equipo de LA NACION, no hay hispanohablantes a bordo.Cerca del mediodía anuncian el esperadísimo primer descenso, en la isla Aitcho, que forma parte de las Shetland del Sur. Hasta sus costas llegan pingüinos de barbijo (chinstrap) y de vincha (gentoo) en época de desove y los primeros turistas de la temporada primavera-verano.En botes PolarCirkel para ocho personas se realizan los desembarcos, con una hora por grupo para recorrer el lugar, bien delimitado por el equipo de expedición que bajó unos minutos antes. Su función es reconocer el terreno y evitar el acercamiento excesivo de los viajeros con los animales. "A más de cinco metros, los pinguinos se estresan", aseguran.En muchos de los cruceros por la zona, la dinámica es similar. Durante la navegación, los pasajeros leen, conversan, sacan fotos, participan de conferencias y disfrutan, tres veces por día, de las delicias del restaurante: hay salmón hasta en el desayuno, además de quesos, mariscos y ahumados de todo tipo. Pero la emoción más fuerte, desconocida, llega en el momento de bajar, algo que puede ocurrir hasta dos veces por día, pero que depende exclusivamente del clima.El recorrido suele modificarse durante todo el trayecto. Por ejemplo, en los siete días de este viaje por la zona, casi nunca se pudo cumplir el programa anunciado la noche anterior. Por eso no se ofrecen programas cerrados, sino sólo itinerarios posibles.Incluso en cuestión de minutos se puede levantar una tormenta, de manera que en cada desembarco, el staff de expedición baja carpas y algo de comida, por si no hay posibilidad de volver rápidamente al barco. "Nunca hay un viaje igual a otro, pero en este caso tenemos una cantidad de hielo en l[...]



Neuquén / A 60 kilómetros de la capital provincial

2007-12-04T03:52:21.835-08:00

Un brindis por la nueva ruta del vino patagónicoSan Patricio del Chañar, en pleno desierto, se revela con su sorprendente circuito enoturístico de un puñado de bodegas y audaces proyectosNEUQUEN.- Aunque el fan del Merlot lo trate de snob, el amante del Pinot Noir no deja de ufanarse de su paladar sofisticado. La polémica entre ellos, que se disparó con la película Entre copas (2004), difícilmente pase a mayores (a lo sumo se tildan de delicados o aburridos , nada muy agresivo), pero sigue tan vigente que los mercados del mundo viven aún sus consecuencias. El Malbec y el Cabernet Sauvignon, en cambio, tienen seguidores que se llevan de maravillas: ambos prefieren uvas potentes y, en general, pueden variar entre unas y otras.El mundo del vino ha crecido tanto que incluso cuenta con hinchas y rivalidades. Pero en este nuevo circuito de la Patagonia, la convivencia entre bodegas es tan armoniosa que hasta llama la atención. Es que por ahora, mientras disfrutan del florecimiento de sus propias marcas, todas sostienen un gran objetivo común: el crecimiento de la región y su posicionamiento en el mercado mundial.Estas bodegas, además, nacieron casi juntas a partir del proyecto de una única compañía, Inversora SA, que se propuso crear viñedos en la árida zona de San Patricio del Chañar, vender la mayor parte de esa tierra -ya sembrada- y crear así una región vinícola que se instalara entre las más importantes del país. Todo eso en un desierto de 3200 hectáreas, a unos 60 kilómetros de la capital provincial.Para lograrlo se construyó un canal de riego de 20 kilómetros, hasta conseguir que estas tierras fueran aptas para el cultivo mediante un sistema de goteo. Así, el sueño fue haciéndose realidad: con cuatro bodegas en pleno funcionamiento y tres más por terminarse nació una nueva ruta del vino , la más austral del país, pensada desde un comienzo con un fuerte perfil turístico.Cada bodega fue construida con pasarelas internas, para que los visitantes puedan conocer todo el proceso de producción. "El boca en boca es una herramienta muy fuerte de venta, de manera que las visitas guiadas suelen generar clientes fieles", dice Julio Viola (h.), uno de los responsables de la firma Del Fin del Mundo, pionera e impulsora de la región. De sus dueños surgió el proyecto y hoy es la bodega más grande de la ruta: tiene una capacidad de 8 millones de litros y está equipada con 200 tanques de acero inoxidable, 2200 barricas de roble francés y americano, y 10 toneles de roble.El proceso se realiza a la vista, con tecnología de avanzada en todos los casos, entre pasillos amplios y bien espaciosos. El turista no interrumpe la tarea, ya que en general pasa por encima de los bodegueros, cada vez más acostumbrados a trabajar con espectadores. Lo ideal es visitarlas entre principios de febrero y mediados de abril, cuando se encuentran en plena producción, aunque durante todo el año hay actividad y las puertas se encuentran abiertas."Una de las diferencias de este circuito es que los horarios son amplios y no se cobra entrada. En algunas empresas de Mendoza, por ejemplo, ante la gran cantidad de gente, algunas compañías decidieron cobrar o poner una tarifa a cuenta de posibles compras realizadas al final de cada visita. En esta ruta, apenas llegan los turistas se intenta empezar el recorrido, con horarios pautados, pero no demasiado estrictos", agrega Julio.Las visitas guiadas atraen en la actualidad a más de mil personas por mes a cada bodega, en un circuito que se encuentra de paso hacia la Cordillera (San Martín de los Andes y Villa La Angostura, específicamente). Y si bien la capital provincial no ofrece grandes opciones turísticas -en especial, por su escaso alojamiento-, hay proyectos de ampliación en la zona y un hotel 5 estrellas a punto de terminarse, dentro de la bodega Valle Perdido.Dos de las empr[...]



0 komente

2007-12-03T04:07:27.188-08:00

"Escribí tu nombre en un papel pero se arrugó, luego escribí tu nombre en la arena pero el viento lo voló, luego escribí tu nombre en mi corazón y aún sigue allí"



LAS VACACIONES QUE VIENEN - ARGENTINA -

2007-12-03T04:01:58.789-08:00

Bienvenido veranoCon incrementos que oscilarán entre el 15 y el 25 por ciento, se espera una temporada exitosa en todo el país. Aerolíneas Argentinas mantiene las tarifas, pero se registran aumentos en alquileres, hotelería y servicios.En la cuenta regresiva hacia el comienzo del verano, en casi todos los destinos turísticos de nuestro país coinciden en que los precios presentan aumentos que oscilan entre el 15 y el 25 por ciento en alquileres, hotelería y servicios con respecto a los de la temporada pasada. En este orden se instalan las fluctuaciones tarifarias y los precios tentativos o "sugeridos" por los distintos municipios y las entidades del sector. En cambio, en Aerolíneas Argentinas se asegura que los precios siguen siendo los mismos que el verano pasado.La Cámara Argentina de Turismo (CAT) destacó la actitud de algunos agentes de viajes, como los de Bariloche, "que acordaron congelar el precio de las excursiones terrestres". Sin embargo, pese a los incrementos de las tarifas en general, en la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica (FEHGRA) destacan que "es altamente probable un crecimiento del 17 por ciento en el total de los viajes internos de esta temporada". Entre los destinos con más demanda, la Costa Atlántica continúa siendo la preferida para veranear por los argentinos, con Mar del Plata, Pinamar, Cariló y Villa Gesell en primer lugar. Le siguen Córdoba, con la nutrida cartelera de espectáculos de Villa Carlos Paz; las Cataratas del Iguazú, con demanda sostenida todo el año; la Patagonia (Bariloche, San Martín de los Andes, Villa La Angostura y Puerto Madryn son los más demandados) y Salta, que sigue posicionándose.En la operadora Amichi se sostiene que el Noroeste argentino intenta romper con la estacionalidad para crecer en el verano, con mucha inversión en hotelería e infraestructura turística: Salta, la Quebrada de Humahuaca y los Valles Calchaquíes están al tope de las preferencias.Con el carnaval más promocionado del país y la tenaz resistencia de los ambientalistas frente a Botnia, Gualeguaychú es una vez más lo más convocante de Entre Ríos. La provincia cuenta con numerosos balnearios y precios accesibles sobre los ríos Uruguay y Paraná.En las antípodas -geográficas y tarifarias- se encuentran El Calafate y Ushuaia, ya que los hoteles tienen precios en dólares y los paquetes de una semana rondan los 2.700 pesos por persona. La ventaja, claro está, es que en esta época del año las temperaturas permiten realizar excursiones lacustres que en invierno no son posibles. Algo similar ocurre con las altas cumbres de Mendoza, muy visitadas en estos meses junto con los clásicos circuitos de las bodegas y San Rafael, con el rafting en el río Atuel.En Aerolíneas Argentinas señalan que "los destinos más consultados son Ushuaia, El Calafate e Iguazú, mientras que se registran mayores volúmenes de reservas con relación a la temporada anterior en Bariloche, Esquel, Mendoza y Salta". En tanto, se programaron vuelos especiales para Iguazú, Chapelco, Bariloche, El Calafate y Ushuaia en diciembre y enero.También favorables son las perspectivas para las 140 empresas de ómnibus de larga distancia que anticipan un récord en la venta de pasajes. En el período que abarca de diciembre a marzo está prevista la venta de más de 30 millones de tickets; un 5 por ciento más de lo vendido en la última temporada. Los aumentos, se calcula, rondarán el 15 por ciento.Sólo la Autovía 2 será recorrida por unos 2 millones de autos de diciembre a marzo. Lamentablemente, los accesos a los balnearios de la Costa Atlántica (rutas 2, 36, 11 y 29) tienen fallas en la demarcación de la cinta asfáltica y la señalización, así como baches, banquinas en mal estado y tramos de más de 100 km sin estaciones de servicio. Como contracar[...]



Más maravillas

2007-12-03T03:58:07.404-08:00

Finalistas, con mención de honorSiete es sólo un número clave; las maravillas naturales de la Argentina son muchas másBosque de ArrayanesNeuquénEl bosque de árboles color canela que creció en la península de Quetrihué, a 12 km de Villa La Angostura es único en el mundo.Los arrayanes son arbustos que suelen crecer a orillas de lagos y ríos, pero en esta zona se formó un denso bosque con características especiales: ejemplares de troncos anchos con una altura de más de 15 metros y de hasta 650 años. Hay un circuito de pasarelas para recorrerlo y una confitería. Se puede llegar en catamarán desde Bariloche y Villa La Angostura, pero una buena manera de descubrir más especies y aves es en bicicleta o a pie desde la villa.Parque Nacional TalampayaLa RiojaEste inmenso desierto rojo de 215.000 hectáreas, tallado con curiosas formaciones por la fuerza del viento zonda y el agua durante 200 millones de años invita a un viaje al pasado.Tiene murallones de más de 100 metros de alto de piedra roja, quebradas, cañadones, pinturas rupestres y formas moldeadas por el viento y otros agentes erosivos. A 207 km de la ciudad de La Rioja, es como un gran cementerio de fósiles de moluscos, insectos y plantas que surgieron durante esa explosión de vida animal que fue el triásico, hace 200 millones de años, cuando la zona estaba cubierta de lagos y grandes ríos.Salinas GrandesSalta y JujuyA 3500 metros de altura sobre el nivel del mar, las Salinas Grandes son un llano de 2000 km2, compartidos entre Salta y Jujuy, de donde se obtiene buena parte de la sal que se consume en las mesas argentinas. El inmenso salar tiene un aspecto bastante lunar, con hexágonos que forma la sal en el suelo multiplicados hasta el infinito.Las salinas son una cuenca endorréica (que no tiene salida al mar), en la que desembocan cuencas fluviales que bajan de la Cordillera. El agua lava la serranía rica en minerales hasta estancarse en esta depresión y formar el inmenso valle de sal.Canal de BeagleTierra del FuegoNavegar por el Fin del Mundo es siempre una experiencia maravillosa.El Canal de Beagle, frente a la costa de Ushuaia, atesora historias de antiguos navegantes, con naufragios incluidos, naturaleza virgen y una de las mejores panorámicas de Ushuaia, recostada al pie de la cordillera austral. Este valle profundo y angosto que separa la isla de Tierra del Fuego del archipiélago Cabo de Hornos es la obra de un glaciar que empezó a desaparecer hace 16.000 años.Parque Nacional El PalmarEntre RíosEs un gran bosque de palmeras yatay, más propio del Caribe que de estas latitudes. A 50 kilómetros al norte de Colón, por la ruta nacional 14, se llega a este predio de 8500 hectáreas, que guarda una diversidad de especies vegetales y animales. Los ejemplares de yatay, que tienen cerca de 300 años, son en un relicto de palmeras australes que no tiene similitud en el mundo, sobre un suelo que esconde fósiles del titánico argyrosaurus, de hace 80 millones de años.Volcán LanínNeuquénSin estar entre los más altos del país, el volcán Lanín merece un espacio como maravilla por ser un cono perfecto, siempre nevado, que domina el Parque Nacional Lanín y que se ve prácticamente de todos lados. Con sus 3776 m supera en casi 2000 m las cumbres que lo rodean. Está 110 km al norte de San Martín de los Andes y es accesible para los que desean subirlo.Saltos del MoconáMisionesSobre el río Uruguay, en un punto limítrofe entre Misiones y el estado brasileño de Rio Grande, en el sudoeste misionero, en plena zona selvática, los saltos del Moconá son las otras Cataratas de la Argentina, las menos conocidas, pero igualmente magníficas.Miden tres kilómetros de largo y son únicas porque el río Uruguay salta de costado, paralelo a sí mismo. Es un corte transversal, [...]



7 Maravillas - Santa Cruz

2007-12-02T03:42:55.858-08:00

Perito Moreno, el alma de la PatagoniaEs la estrella del Parque Nacional Los Glaciares, visitado y fotografiado hasta el cansancio por más de 300.000 personas cada año. Su famoso rompimiento es un espectáculo únicoen el mundoMaravilla natural indiscutida de la Argentina, el glaciar Perito Moreno ha sido considerado más de una vez, también, como la octava maravilla del mundo.Estar frente a ese gigantesco muro azul es suficiente para entender por qué. El glaciar es la verdadera esencia del Parque Nacional Los Glaciares, en la provincia de Santa Cruz, a 80 km de El Calafate, al punto que pocos saben que el parque tiene, en realidad, otros 355 glaciares.Pero todos, es decir, unas 300.000 personas por temporada, llegan a estos confines para conocer el Perito Moreno, el más accesible del parque y el único glaciar en el mundo que en lugar de retroceder avanza. Llegan para mirar y escuchar, escuchar y mirar.Mirar las caprichosas formas y repliegues que adopta esa mole de cinco km de largo y 60 m de alto -en su superficie cabe la ciudad de Buenos Aires-, o las infinitas tonalidades de blanco y turquesa que se desprenden de sus torres de hielo.Escuchar el silencio que por momentos congela la atmósfera y el tiempo. Escuchar cómo, de repente, algún murmullo, un rugido que crece desde lo profundo del glaciar termina con un bloque de hielo que se quiebra, se desgaja y se derrumba con estrépito.Aunque no hay que confundir estos desprendimientos, que son constantes, con el famoso rompimiento, un espectáculo único en el mundo, pero difícil de predecir. El fenómeno se ha repetido a intervalos irregulares: la última ruptura, en de marzo de 2006, se produjo sólo dos años después de la anterior, marzo de 2004, aunque para ésta hubo que esperar 16 años: febrero de 1988.El proceso de quiebre empieza cuando el glaciar avanza sobre la península Magallanes, en el lago Argentino, y cierra el paso de las aguas. Así se forma un dique natural que impide el drenaje del Brazo Rico, el brazo superior del lago, hasta que la presión se hace insoportable. Entonces el hielo estalla en un cataclismo de truenos, icebergs y olas inmensas, un festival natural que puede admirarse desde las pasarelas, a sólo 400 metros de distancia.Las pasarelas de madera y sus balcones son la forma más simple de contemplar en primer plano el glaciar, más exactamente su pared frontal. Después hay otras dos maneras de explorarlo: la navegación por el Canal de los Témpanos, mediante la cual se toma conciencia de la majestuosidad de esta enorme masa de hielo, aunque en rigor se trata de nieve acumulada, y la altura real de sus paredes, de unos 60 m más, o menos como un edificio de 20 pisos, y el minitrekking sobre el mismo glaciar.Esta última excursión, que dura poco menos de dos horas y no requiere de más dificultad que poder calzarse los grampones, suela con púas de hierro para adherirse al hielo, permite caminar sobre esa suerte de paisaje lunar helado, un mundo turquesa de lagos subterráneos y ondulaciones, aunque los guías se aseguran de no pasar cerca de grietas ni sumideros.Así, el turista puede sacarse las ganas de ver el glaciar por tierra, por agua y desde el mismo hielo, rodeado de cumbres nevadas y bosques milenarios. Incluso puede tomarse un whisky on the rocks, con hielo picado del mismo glaciar. Otra maravilla.Nuevas pasarelasLas nuevas pasarelas del glaciar Perito Moreno, que estarán listas en marzo de 2008, serán de enrejado metálico, de modo que la nieve y el agua se escurrirán más fácilmente. Estas pasarelas reemplazarán las antiguas de madera, cuya capacidad ha sido superada por la cantidad de visitantes y desgastada por el tiempo. Hasta que fueron habilitadas, a fines de los años 80, murieron 32 personas que se acercaro[...]



7 Maravillas - San Juan

2007-12-02T03:39:02.615-08:00

Valle de la luna, viaje al principio del tiempoSorprendentes formaciones geológicas y riqueza paleontológica, en el Parque Provincial Ischigualasto, un desierto únicoQuizá como ningún otro lugar en el mundo, el Parque Provincial Ischigualasto, llamado Valle de la Luna, encarna lo que uno imagina que debe ser el paisaje en cualquier otro planeta.Esta planicie, de unos 250 kilómetros cuadrados, que alguna vez fue una llanura cubierta de pantanos, con vegetación exuberante y clima tropical, donde se desarrollaron las primeras especies de dinosaurios, es hoy un sitio inhóspito, en el que el sol, la falta de agua y los fuertes vientos hacen que apenas subsistan algunas especies vegetales y otras tantas animales, y donde las formas geológicas de extraña belleza aparecen aquí y allá, en medio de un paisaje casi desértico.Pero no sólo eso, sino que este valle, 330 kilómetros al norte de la ciudad de San Juan, es uno de los yacimientos paleontológicos y geológicos más importante del planeta. De ahí que por su riqueza cultural y su extraña belleza sea uno de los desiertos más visitados de la Argentina.El recorrido por este parque ocupa unas tres horas y cubre un trayecto de 42 kilómetros. En ese lapso se va atravesando distintas geografías, que albergan centenares de formas y colores que se intercalan en una sucesión que impacta, y que permiten ir contando, en una increíble continuidad lateral, cómo fue cambiando y evolucionando la Tierra durante el triásico, se supone que fue entonces cuando se produjo la separación de los continentes.Así, se va de las arenas pardas y negras de la zona de Los Rastros hasta las ocres arcillas de la Cancha de Bochas o La Esfinge, pasando por esa fascinante gama de colores del Valle Pintado y El Gusano, hasta llegar, finalmente, y luego de dar casi la vuelta completa, al sector conocido como Los Colorados.Recorridos nocturnos y vistas de alturaLas visitas al Parque Provincial Ischigualasto se realizan por lo general en automóvil, aunque también se pueden hacer en bicicleta, micros o combis. En todos los casos, los turistas irán acompañados por uno de los guías locales. El costo de la entrada es de $ 35, aunque los ciudadanos argentinos, excepto los sanjuaninos, pagan una tarifa de $ 20, mientras que el ascenso al cerro Morado, en la zona del valle Pintado, que ofrece unas vistas increíbles, cuesta $ 15. También existe la posibilidad de realizar excursiones nocturnas cuando hay luna llena, que se abonan entre $ 15 y $ 25. Para más informes, se puede consultar la página de Internet www.ischigualasto.orgFuente: La Nacion[...]



7 Maravillas / Chubut

2007-12-02T03:30:24.817-08:00

Península Valdés, natural y en primer planoLas ballenas hacen lo suyo, por supuesto; pero el paquete incluye mucho más: pingüinos, orcas, lobos y elefantes marinosLa Península Valdés y el nordeste de Chubut son un paraíso que ofrece paisajes sorprendentes, avistamiento de fauna al alcance de la mano, deportes náuticos y turismo cultural, con museos de gran relevancia.Conocida en el mundo, no deja sin embargo de deparar sorpresas. La Península Valdés, que define con su típica saliente el paisaje de la costa patagónica, es una de las regiones turísticas más completas del país. Entre mares y muros, entre las leyendas de su pasado y las promesas de su futuro, la península y sus alrededores siempre tienen un buen motivo que invita a conocerlos o volver a visitarlos. Si bien la mayoría de los turistas opta por Puerto Madryn o Trelew como base para su visita de la región, Puerto Pirámides, prácticamente en medio de la Península de Valdés, es una alternativa muy interesante. El pequeño pueblo, apenas un puñado de casas protegidas por una hondura de la meseta a orillas del golfo, creció en servicios en los últimos años sin perder su aspecto de asentamiento de pioneros. De ahí salen los barcos para avistar ballenas entre mayo y diciembre.Por ahí pasan las rutas de ripio que recorren la península y permiten avistar guanacos y ñandúes, llegando hasta las reservas naturales y apostaderos de elefantes marinos de Punta Cantor y Punta Delgada. La extraordinaria diversidad biológica en esta porción de la costa atlántica se abre en un abanico de propuestas, que cambian con cada estación y cada lugar.La península misma está llena de curiosidades geográficas que la convierten en una auténtica caja de sorpresas. Una de las primeras es el istmo Ameghino, este estrecho brazo de tierra que impide que Valdés sea una isla. En cierto momento de la travesía por el istmo se pueden ver ambos golfos, el San José y el Nuevo, de cada lado de la ruta que lo recorre para unir Puerto Madryn y Puerto Pirámides.Y cada uno tiene una marea distinta: mientras en un golfo la marea es alta, en el otro es baja. Un fenómeno natural excepcional. Pero no es el único. En medio de la península existe una depresión de terreno bajo el nivel del mar. A lo largo de la costa del istmo hay una pequeña isla colonizada por miles de aves marinas, de varias especies, que anidan todas juntas. Se dice que es la misma isla que inspiró a Saint-Exupéry su "elefante tragado por una víbora", en el Principito ...En la costa expuesta al Atlántico hay una caleta que forma como un mar diminuto frente a la inmensidad del océano. Es ahí donde con más probabilidades se puede avistar, a lo lejos, las orcas que intentan acercarse a la costa. También se ven delfines y toninas, a bordo de los barcos que recorren el golfo, para ver ballenas francas en invierno, o salir a bucear.En cuanto a las costas, algunas veces formando playas como en la caleta o en Puerto Madryn, o refugiadas al pie de vertiginosos acantilados, se encuentran las colonias de lobos y elefantes marinos. Y más al Sur, ya fuera de la península, en Punta Tombo, está la imperdible colonia de pingüinos de Magallanes, con cientos de miles de ejemplares, un lugar que no se puede dejar de conocer durante una estada en Madryn, Trelew, Gaiman o Rawson. Aquí perduran los recuerdos de la colonización galesa, con sus casas de té, sus canales de irrigación y sus campos verdes en medio del desierto.Se recorre también el circuito de las capillas galesas a lo largo del río Chubut, y en verano hay que conocer las playas que le dan un toque de Mediterráneo a la Patagonia, si no por la temperatura del agua, sí por su transparencia y[...]



7 Maravillas - Mendoza

2007-11-26T02:01:51.276-08:00

Aconcagua, el cielo por asaltoCon 6959 metros, es la montaña más alta de América y un icono ambicionado por andinistas de todo el mundoLos permisos de ingreso para ascensión y trekking se deben adquirir personalmente en el Centro de Visitantes de la ciudad de Mendoza, avenida San Martín 1143, de lunes a viernes, de 8 a 18, y fines de semana, de 9 a 13. Los menores de 14 años no pueden ingresar al parque, en tanto los que tengan entre 14 y 21 deben contar con autorización de los padres certificada por escribano.Permisosde ascenso No sólo es el pico más alto de América. También es la montaña más alta del hemisferio sur y una de las siete cumbres más importantes del mundo. Máxima expresión de los Andes, el cerro Aconcagua, centro de una reserva natural de 71 mil hectáreas en el noroeste de Mendoza, es más que ese centinela de piedra de 6959 m, nieves eternas y austera belleza. Alcanzar su cima es un sueño y un reto a la vez.Tal vez por eso sea considerado como meca de escaladores de todo el mundo, un icono codiciado por cada vez más andinistas. De hecho, su número de visitantes crece a un ritmo de más del 15% anual, según la Dirección de Recursos Naturales Renovables. Por ejemplo, en la última temporada -del 15 de noviembre al 31 de marzo-, ingresaron en el Parque Provincial Aconcagua 8000 personas, aunque no todas ellas con intención de coronar la cumbre. Muchos se inclinan por algunos de los trekkings más populares, como Plaza Francia o Plaza de Mulas, ambas a 4200 m.Desde Plaza Francia se aprecia, impactante, la pared sur del Aconcagua, la cara de más difícil. Son 3000 m verticales de roca, nieve, glaciares y morenas. Plaza de Mulas, en tanto, es un pequeño mundo donde conviven guardaparques, rescatistas, porteadores, guías y, por supuesto, un sinfín de escaladores de todas las latitudes. Muchos coincidieron en el primer campamento, Confluencia, a 3200 m. En esta suerte de punto de encuentro entre quienes ascienden y descienden llegan a concentrarse hasta 200 personas. Además, el campamento cuenta con lujos también impensados para alta montaña como carpa-comedor, luz eléctrica generada con energía solar y baños químicos.La popularidad del Aconcagua y el aluvión de turistas tiene su contracara. Preocupado por el impacto ambiental -por lo pronto, se sabe que cada anidinista genera un promedio de siete kilos de basura durante su estada-, el gobierno mendocino anunció hace un año que limitará el número de visitantes al parque, declarado área natural protegida en 1983.Otra de las posibilidades que aún se evalúa es la de aumentar el costo del permiso, de modo que sirva para regular el ingreso. Por ahora, para entrar al parque en temporada alta se pagan 330 dólares, en el caso de los extranjeros, y 330 pesos, los argentinos. A eso hay que sumarle el servicio de guía: entre 1500 y 2000 dólares, tanto para extranjeros como argentinos. Los andinistas internacionales representan cerca del 85% de los escaladores. Por lo demás, del total que intenta llegar a la cima del Aconcagua, apenas el 15% son mujeres. Y sólo el 50% de todos ellos alcanza la cumbre.PermisosLos permisos de ingreso para ascensión y trekking se deben adquirir personalmente en el Centro de Visitantes de la ciudad de Mendoza, avenida San Martín 1143, de lunes a viernes, de 8 a 18, y fines de semana, de 9 a 13. Los menores de 14 años no pueden ingresar al parque, en tanto los que tengan entre 14 y 21 deben contar con autorización de los padres certificada por escribano.Fuente: La Nacion[...]



7 Maravillas - Corrientes

2007-11-26T01:53:46.141-08:00

Esteros del Iberá, el agua más brillanteEn el gran humedal, la fauna está al alcance de la vista; yacarés y ciervos de los pantanos, entre muchos otrosCuando cae la tarde, el cielo se incendia sobre la laguna y tiñe de rojo el paisaje. Una hora mágica para disfrutarla desde alguna galería, con el canto de los pájaros como fondo musical, que hace contrapunto con las chicharras a medida que la luz se apaga. Noches perfectas para olvidarse de todo en los esteros del Iberá. Habrá que llegar a Colonia Carlos Pellegrini, el pequeño y disperso poblado que alberga el complejo hídrico, y que cuenta con una serie de alojamientos, algunos muy sencillos y preferidos por los más jóvenes, junto con una serie de confortables posadas, todas sobre la gran laguna, con muelle y embarcación propia, ideales para disfrutar de esta inmersión en el esplendor de la naturaleza.Con sus 3.000.000 de ha, el humedal, el segundo más importante del continente, encierra en su superficie infinidad de riachos, arroyos, esteros, bañados y lagunas donde convive una riquísima variedad de fauna y flora, muchas de cuyas especies es posible ver en directo internándose en sus recónditos circuitos guiados por los baquianos. Una excursión embarcados es una experiencia inolvidable, que los amantes de la naturaleza apreciarán con sólo cruzar la gran laguna Iberá por la mañana temprano, cuando el sol hace brillar con intensidad el desbordante paisaje acuático. Al internarse por los canales naturales y sobre sus costas, el motor de la lancha se apaga y sólo el sonido de los remos sobre el agua interrumpirá el obligado silencio necesario para capturar una buena toma fotográfica de un ciervo de los pantanos, que se detendrá sólo un momento antes de perderse en la espesura.Más accesibles, los carpinchos, de todos los tamaños, y los yacarés que parecen dormitar cerca del agua son sólo una muestra de tantas otras especies -algunas en vía de extinción- que habitan en los Esteros, junto con la gran variedad de aves que revoloteando acompañan el circuito. Las estilizadas garzas mora y guayera, y las cigüeñas son las más visibles junto con esquivos pájaros de coloridos plumajes, que en la zona suman 250 especies detectadas y que congregan a apasionados birdswatchers. En el recorrido, la flora acuática maravilla por su variados colores y formas, como las amapolas y las lentejas de agua que tapizan los riachos, los camalotales que entrelaza la victoria regia con otras plantas y los embalsados, islas flotantes pobladas de vegetación, que brindan la experiencia de caminar sobre ellas.Para comprender la magnitud del lugar habrá que llegarse hasta el Centro de Interpretación, donde los guardaparques los harán adentrarse en la historia, la etnología, la fauna y flora, y todo lo que quieran saber sobre la región, además de paseos por los senderos de interpretación que se internan en los montes naturales de intenso verdor y gran riqueza, que coronan las riberas de esta maravilla natural.MercedesEs el portal de los Esteros donde llegan los micros y los viajeros en auto, que deberán hacer otros 100 km hasta la Colonia Carlos Pellegrini. El antiguo centro agrícola ganadero invita a una necesaria posta, y de paso conocer alguna de sus atracciones: las frondosas plazas y la iglesia del siglo XIX. Cuenta con un interesante Museo de Ciencias Naturales.Fuente: La Nacion[...]



7 Maravillas - Misiones

2007-11-26T01:51:13.872-08:00

Iguazú: cataratas de leyendaCon la Garganta del Diablo como protagonista, la naturaleza ofrece un estremecedor show que siempre vale la pena volver a verUn lugar de leyenda. Y una de las más impactantes postales argentinas. Las cataratas de Iguazú, como si hubieran sido creadas para reunirlo todo, exuberancia, exotismo, historia, aventura, ofrecen además un excelente nivel de infraestructura y se pueden conocer durante todo el año, en un casi perpetuo verano.Casi no hace falta presentar sus récords: entre 160 y 260 (según el caudal del río) saltos de 80 metros de altura, a lo largo de 2700 metros, con una caída de 1500 metros cúbicos de agua por segundo, que asombraron al adelantado Alvar Núñez Cabeza de Vaca, primer turista en la zona, atraído por lo que contaban los guaraníes había conocido mientras buscaba una ruta entre las colonias portuguesas de la costa atlántica y el Río de la Plata.Para los guaraníes, las Cataratas nacieron de una tragedia romántica, cuando un joven cacique quiso salvar a una joven de ser arrojada al río Iguazú como sacrificio para la serpiente que vivía en su lecho. Furiosa, la serpiente dividió el curso del río y atrapó a ambos en sus aguas: el cacique fue transformado en los árboles que coronan los saltos, y la cabellera de su novia, en la caída de las aguas. Junto con ellos entró en la leyenda la Garganta del Diablo, el salto más espectacular profundo y abrumador, que produce un ruido ensordecedor y genera una eterna neblina sobre su boca abierta.El palco y el escenarioOtra leyenda cuenta que las Cataratas hacen su show en el lado argentino, pero que hay que cruzar del lado brasileño para verlo. Puede ser cierto para una visión de conjunto, pero es indispensable tener la experiencia directa de las Cataratas, y dejarse mojar por los saltos: las pasarelas del lado argentino permiten caminar sobre el agua, cuando no al pie de los saltos, hasta la Garganta del Diablo, donde el agua cae furiosamente y muestra toda la exuberancia de la naturaleza subtropical de Misiones.Las pasarelas argentinas permiten hacer dos recorridos. Uno superior, por arriba de las Cataratas, para ver el agua cuando se vuelca hacia las entrañas de la tierra. Otro inferior, al nivel de los saltos de agua. También se puede llegar hasta las islas dibujadas por los brazos del río, todavía aturdido por su hazaña. La más famosa es la isla San Martín, donde se filmaron escenas de la película La misión . Pero se puede alcanzar el pie de los saltos si uno se embarca en una lancha. Como en un rodeo acuático, el gomón lucha con las aguas para abrirse camino y regalar una vista soberbia sobre los saltos, que, desde abajo, parecen aún más imponentes.Para completar las perspectivas de Iguazú, el agua grande de los guaraníes, hay que ver las Cataratas desde la orilla brasileña. Se sube sobre el acantilado de roca junto al agua, como para internarse en el corazón de la fuerza de la naturaleza. También hay una pasarela hasta un lugar siempre envuelto en neblinas, que extiende mucho más allá de los saltos el abrazo de las Cataratas.En ambos lados del río, que marca la frontera entre los países, hay centros interpretativos. El argentino se destaca por una valiosa información sobre los indígenas, la fauna (con el atrevido coatí como residente estrella) y la flora de la selva misionera, protegida en buena parte de la región por un parque nacional. También se ven mariposas y aves: tal vez una de las mejores formas es hacer avistamiento en la selva.Distintos operadores ofrecen también excursiones a caballo, en tractor, o visitas a comunidades guaraníes. Otra[...]



7 Maravillas - Jujuy

2007-11-26T01:48:40.179-08:00

Quebrada de Huma, donde los cerros ponen el colorImponente valle sobre la ruta 9, rodeado de montañas, con pueblos a uno y otro lado, cargados de tradiciones, iglesias y comida típicaEncerrada como en un cofre por un deslumbrante paisaje, la Quebrada de Humahuaca guarda tesoros en cada pueblo de este imponente camino jujeño. Iglesias con valiosas piezas, sitios arqueológicos y pedazos de la historia de la Independencia aparecen aquí y allá en uno de los más preciados circuitos de la Argentina.Desde San Salvador, el corredor de 155 kilómetros, acompañado por dos cadenas de montañas junto al río Grande, se recorre de un tirón para llegar puntualmente, a las 12, a Humahuaca. Así no se pierde la aparición en el Cabildo de la imagen articulada de San Francisco Solano, que cada mediodía imparte desde allí su bendición. El camino deja atrás una cantidad de encantadores pueblos, algunos de los cuales se visitan en las excursiones clásicas. Pero para disfrutar a pleno de los coloridos paisajes y la tradición de la Quebrada, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, hay que hacer base en alguno para recorrer, desde allí, la región.Los amantes del silencio y la aventura suelen optar por lugares como el pequeño Volcán, que irrumpe sobre la ruta dejando atrás el verde marco de los cerros poblados por una vegetación subtropical, para entrar de lleno en los espectaculares colores del circuito. Cerca espera Tumbaya, con su histórica iglesia del siglo XVIII y la antigua hacienda. Y a 20 kilómetros, Punta Corral, con un santuario en el que se venera la imagen de la Virgen de Copacabana, que cada Semana Santa es llevada en procesión hasta Tilcara. Recostada sobre las impactantes formaciones en gama de ocres, conocidas como La Paleta del Pintor, está Maimará, encantador poblado quebradeño cerca de los mejores circuitos de la zona, con un restaurante de excelente cocina novoandina.Plaza y casas de adobeDesde aquí se llega a Purmamarca y su paradigmático Cerro de los Siete Colores. Con una aparente tranquilidad en su plaza, donde todo es quietud, el lugar esconde confortables hoteles y posadas, siempre con el estilo de la Quebrada y una reconocida tradición gastronómica. Para los aficionados a la fotografía, nada como el circuito de Los Colorados, con impresionantes formaciones rojizas.Para aquellos viajeros que gustan de contar con todos los servicios de una ciudad, Tilcara es el lugar perfecto para instalarse unos días.Hoy, nuevo epicentro turístico de la Quebrada, combina el confort en su variada oferta hotelera y gastronómica junto con su perdurable estirpe pueblerina en las sencillas casas de adobe y las callecitas que suben y bajan, a lo que se suma el imponente Pucará, joya arqueológica de la región.Y aquí comienza otra historia. A 15 kilómetros, luego de atravesar el mojón que señala el trópico de Capricornio, aparece Huacalera, con su capilla del siglo XVII, donde fueron descarnados los restos del general Lavalle, y muy cerca, Uquía, cuya bella iglesia de San Francisco de Paula atesora importantes pinturas cuzqueñas, en una zona que fue escenario de combates por la libertad.A 11 kilómetros de allí, Humahuaca recibe al visitante con sus estrechas callecitas empedradas, orlada de grandes faroles de hierro y casas de adobe, donde se puede palpar las raíces argentinas en su impronta colonial. Imperdible broche de un viaje por los fabulosos paisajes de la Quebrada de Humahuaca.El camino deja atrás una cantidad de encantadores pueblos, algunos de los cuales se visitan en las excursiones clásicas. Pero para disfrutar a p[...]



Aquí nomás - San Fernando

2007-11-26T01:15:35.836-08:00

La primavera se vive mejor en el DeltaLa zona de las islas, con espacios ideales para el relax de estación.Con la llegada de la primavera, el delta de San Fernando muestra todo el esplendor de la naturaleza. Delta adentro, desde la inmediatez del turismo por el día o por más tiempo aún se intuye la dura vida de los isleños, la importancia de las mareas, el contacto más íntimo con el medio ambiente todavía sin contaminar. Con una superficie que supera los 900 km2, el territorio insular de la Segunda y Tercera Sección de Islas ofrece un paisaje único, que invita a navegar por sus ríos y conocer su singularidad biogeográfica.Para llegar se puede salir desde el Estación Fluvial de Tigre o desde algunas de las guarderías náuticas sanfernandinas, que se contratan para la ocasión.Sergio Urcola conduce la embarcación por los ríos marrones que tan bien describió Haroldo Conti en su novela Sudestada , con todo su misterio y agonía, la primavera que estalla de selva, los pájaros que se escuchan como si estuviéramos a mucho más de 30 minutos de una urbe con una polución sonora indescriptible.Desde la Guardería Canestrari tomamos el río Luján; luego los canales Vinculación, Urión y Honda; el río Paraná de las Palmas, el Capitancito y, por último, el arroyo Felicaria para desembarcar en la hostería Los Pecanes, donde nos salieron a saludar incontables picaflores verdes y azules. Es un lugar cálido y bien cuidado, con una comida exquisita y cuatro habitaciones de una casa de 1940 muy bien reciclada que pronto serán más -hay tres cabañas en construcción-. Es el hogar de los mencionados pajaritos que Ana Trivelloni y Richard Baert alimentan para alegrar sus galerías delteñas. Estos cantan en la puerta misma de las habitaciones que dan a los típicos corredores de madera elevados, bien mantenidos y con vista a la costa.En Los Pecanes se puede almorzar -en el comedor para 85 personas, el jardín o el deck sobre el río- las exquisiteces de Ana y Richard. Los sábados se ofrece pollo ahumado al horno de barro, verduras, panes y pizzas, y los domingos, asado completo de chorizo, morcilla y vacío, matambrito, con mesa de incontables ensaladas, muchas de la huerta propia cosechadas por la mañana -escarolas, repollos, acelga de colores, habas, zapallitos, radiccio, hojas de mostaza-, más mesa de postres elaborados con las frutas de los árboles propios, como la tarta de nuez pecán."Durante 9 años fue nuestra casa de fin de semana hasta que decidimos pegar el salto y venir a vivir acá. Ahora mi hijo Matías nos está ayudando con la construcción, pero siempre todos hacemos de todo con mucho amor por la naturaleza", contó Ana, que además clasifica la basura en 10 tachos para su mejor reciclaje, entre otras labores necesarias para cuidar el entorno.Un circuito de interpretación construido durante todo un año -es difícil ganarle a la selva- permite recorrer aproximadamente un kilómetro entre lirios, zarzamoras en flor, frutillas silvestres, ligustros.Los huéspedes cuentan con una canoa por habitación. Pueden salir solos o en safari fotográfico con Matías o Richard a los Bajos del Temor a la hora del crepúsculo, con la posibilidad de ver cigüeñas y cisnes de cuello negro, entre otros pájaros. Estos paseos no se incluyen en la tarifa.La Pista e Isla MargaritaRetomando el arroyo Felicaria y luego el Estudiantes para desembocar en el Paraná de las Palmas, Urcola apresura la lancha para llegar a tiempo para almorzar en puerto La Pista, una suerte de lengüeta de tierra de 10 hectáreas con 500 metros de costa,[...]



ESCAPADAS - ITUZAINGO

2007-11-19T03:49:15.296-08:00

(image)

Un asadito en familia

La parrilla Estancia Gaona ofrece una variada carta de platos tradicionales, juegos para chicos, deportes y un generoso parque.

La historia cuenta que en el siglo XVII Ituzaingó era elegida por las incursiones militares como primera parada obligada del Camino Real hacia el resto de las colonias españolas. Pero los tiempos cambian y en la actualidad, allí se levanta un polo gastronómico junto a la Colectora del Acceso Oeste. La parrilla Estancia Gaona es, entre otras, una de las mejores propuestas de carnes al asador. Al quincho para 140 comensales se suman veinte mesas en una galería descubierta y en el parque, una carpa anexa para eventos y un "Comedor al paso". Lo ideal es llegar al mediodía, para conseguir un lugar a la sombra de pinos, fresnos y acacias, ya que es doble el placer de almorzar en contacto de la naturaleza.

A diferencia del menú a la carta de lunes a sábados, los domingos rige la modalidad "tenedor libre", que incorpora pastas caseras y minutas a las parrilladas. Sin puestas decorativas, los platos se destacan por su calidad y abundancia. La entrada sugiere provoleta, lengua a la vinagreta, vitel thoné, matambre con ensalada rusa, papas fritas y puré. Mientras los adultos siguen con achuras, matambrito al horno de barro, bondiola, lechón al asador y pechito de cerdo, los chicos pueden pedir ñoquis, canelones, sorrentinos o tallarines con salsa a elección. Todo es tradicional.

Después del postre (helado, flan y budín caseros, duraznos y zapallos en almíbar), nada mejor que pasear en bicicleta o caminar por el parque para hacer la digestión. Otros prefieren una siesta a la sombra, descansar o dedicarse a la lectura o matear.

Los niños, en cambio, se divierten con magos, acróbatas, payasos, mimos, juegos inflables, hamacas, toboganes y calesitas. En las canchas de fútbol y vóley se improvisan partidos entre familias enteras. Hasta que el sol se esconde y abre sus puertas en el mismo predio la confitería Off Road. Lentamente, entre tés, cafés y dulces, se emprende el regreso a casa, satisfechos.

Fuente: Clarin



ESCAPADAS - ESCOBAR

2007-11-19T03:46:52.261-08:00

Un toque japonés al lado del ríoPor la Capital Nacional de la Flor, un circuito guiado combina parques, viveros y buena mesa.Huyendo del estruendo de la gran ciudad, el bus serpentea entre las calles, alcanza la autopista Panamericana, toma el ramal de la ruta 9 y llega a Escobar. Al instante, el contraste entre el punto de partida y la "Capital Nacional de la Flor" se hace evidente. Se advierte, de entrada, que esta ciudad copada por los colores de la naturaleza es la sede anual de la fiesta máxima de las flores.Ubicado frente a la plaza Brigadier Juan Manuel de Rosas, donde pasear por los rosedales es casi una obligación (el aroma que desprenden se huele desde la vereda de enfrente), se encuentra el Jardín Japonés, inaugurado en 1969 en homenaje a la colectividad nipona. Típicos de Japón, los espacios son utilizados racionalmente, lo que estimula la meditación en contacto con la naturaleza.Atmósfera orientalTras la reja de entrada, es imposible no serenarse ante el aire fresco, provocado por las 63 especies vegetales que lo habitan. El envolvente perfume de las flores y las plantas, a la par del sonido que desprende el agua al caer en forma de cascada, hacen lo propio, trasladando al viajero a otro estado de conciencia.Lo ideal en este paseo en el que reinan la tranquilidad, los sonidos tenues y el silencio es dejarse llevar por los senderos, descubriendo objetos y detalles que remiten a la milenaria cultura oriental. Aparecen faroles fabricados en piedra tallada, fuentes de agua, puentes rojos que cruzan pequeños lagos y caminos de piedra que se adentran en los espejos de agua, lo que permite alimentar a un centenar de carpas.Lo mejor a la sombra de la robusta arboleda es sentarse en los bancos de mármol, para dejarse acunar por el trinar de los pájaros. Un buen pasatiempo es vagar la mirada por los árboles, tratando de descubrir el famoso "Arbol de la vida". Es todo un símbolo en Japón, ya que se trata de la única especie vegetal que logró sobrevivir a la bomba atómica lanzada sobre Hiroshima durante la Segunda Guerra Mundial.Más tarde, la orilla del río Luján atrae como un imán. Pasear por la costanera puede ser un excelente preludio para el almuerzo, después de recorrer la feria artesanal, que se destaca por sus flores, plantas, objetos de mimbre, dulces caseros, embutidos y múltiples artesanías.La tentación es grande ante tanta oferta, pero abandonar el río no es tarea sencilla. Aunque pasado el mediodía el ronroneo del estómago pone fin al paseo ribereño y lleva al almuerzo. De paso, se impone una vuelta por las quintas residenciales del barrio El Cazador. Un restaurante de estilo campestre homenajea a sus clientes con un buffet frío, empanadas caseras, achuras, pollo, lechón y asado al asador.Del vivero a PilarLa frutilla del postre viene de la mano del vivero Hisaki, donde es posible pasar la tarde entre interminables hileras de plantas, flores y árboles de todo tipo, tamaño y color. Cuando ya no queda lugar para el asombro, en lo que parece el final del recinto, gran parte cubierto y el resto al aire libre, otro jardín japonés surge detrás de una tupida ligustrina y el visitante se ve transportado hacia el más lejano Oriente.El día se completa de la mejor manera con una visita a una capilla de Pilar, réplica de la Santa María que se levanta en las islas Malvinas y de su cementerio, donde 649 cruces recuerdan a los soldados argentinos caídos en la guerra de 1982. De regreso al ajetreo de la Capital, nada podrá quitar la inalterable[...]



ITINERARIOS - SAN LUIS

2007-11-19T03:42:24.480-08:00

Aventuras al pie de las sierrasEl dique Potrero de los Funes invita a cabalgar por bosques y cerros y a practicar deportes náuticos.Los primeros rayos del sol puntano bajan desde las cimas hasta el lago que ocupa el centro del valle. Entre la orilla y la suave pendiente serrana, despierta por fin la tranquila localidad de Potrero de los Funes: una leyenda cuenta que allá lejos, detrás de la protección de las Sierras Grandes, existen el ruido y la contaminación. Pero aquí, a menos de 20 km de San Luis capital, sólo hay amaneceres calmos, tiempo para practicar deportes, senderos escondidos y largas sobremesas.La naturaleza ayuda ¿qué otra cosa pueden generar un lago cristalino, un cielo soleado y una cuenca de ríos y arroyos, sino un pequeño paraíso como éste? Pero también es cierto que aquí la mano del hombre aportó lo suyo: en un paisaje que invita siempre a más, es bueno que haya una habitación cómoda donde reponerse con una siesta, una piscina para dejar flotar el cansancio, un guía experimentado para acompañar la aventura y una mesa bien dispuesta para terminar entre amigos un largo día de excursiones. Gracias a todo eso y más, Potrero es uno de los destinos más tradicionales de la provincia. La historia de la localidad se remonta a un grupo de familias asentadas en la zona a comienzos del siglo XIX. De esos pioneros, los Funes terminaron por dar su nombre al lugar. En 1860, un dique sobre río Potrero (reconstruido en 1876 y reemplazado en 1927) dio origen al lago artificial del mismo nombre, a cuyo alrededor creció la villa con su costanera de cabañas, hosterías, balnearios, recreos y el famoso Hotel Internacional que da a las aguas del embalse.De mañana temprano, un grupo se prepara para un día de pesca en el dique y otros cedemos a la tentación de pasear en velero. Un soplo de viento llega de las serranías para inflar las velas y ya la embarcación surca las aguas del lago, dejando atrás a dos o tres windsurfistas y a una pareja en una canoa. Al regresar, los encontramos en la orilla. "No queríamos madrugar, pero el día estaba tan lindo que fue imposible resistirse", confiesa ella en tanto guarda los remos.Cóndores entre gigantesPara quienes, en cambio, prefieren las actividades de montaña, la Quebrada de los Cóndores aguarda justo antes de la entrada a Potrero por la ruta desde San Luis. Sus paredones de granito y sus laderas escarpadas convocan a los amantes del rappel y la escalada deportiva. También hay guías e instructores para los aficionados. Aquí el grupo se divide: los más osados se prueban los arneses para desafiar al vértigo. Otros prefieren quedarse y esperar el paso de alguno de los tantos halcones o cóndores que anidan en las cimas de la zona.De vuelta en la localidad, una opción más "apta para todo público" es remontar la pendiente del río Potrero, en un paseo de dos horas que atraviesa las quebradas hasta un mirador, que ofrece una buena panorámica de la villa y es ideal para descansar un rato.Una cascada en el bosqueOtra vez en camino, se escucha el murmullo de una caída de agua y apuramos el paso hasta llegar por fin al Salto de la Moneda, una hermosa cascada de 15 metros de alto que forma una olla en medio de la vegetación. El guía señala un fondo de mica iluminado por rayos de luz que viajan por entre las copas de los árboles: allí, en lo profundo del agua, está el mágico tesoro de las sierras. "De ahí viene el nombre del lugar", nos explica. Hace calor y nadie resiste la inv[...]



CIRCUITOS - MENDOZA

2007-11-19T03:38:13.786-08:00

(image)

Las pinturas del Valle de Uco

Un imponente complejo aloja, entre viñedos, más de 100 obras de artistas holandeses y argentinos.

Arte, gastronomía, naturaleza y buenos vinos, por supuesto. De eso se trata Killka, la propuesta que Bodegas Salentein ofrece a sus visitantes en medio de sus viñedos, a más de 1.100 metros de altura y al pie del majestuoso Cordón del Plata, en el Valle de Uco, Mendoza.

Killka es una voz indígena que significa "portal de entrada" o "ingreso". Y precisamente, el conjunto arquitectónico de más de 5 mil metros cuadrados permite el ingreso a un mundo fascinante, en diversos espacios que sintetizan la idea de vino, arte y naturaleza combinados.

A 1.180 km de Buenos Aires, transparente y de líneas simples, el edificio puede ser atravesado por la mirada desde la entrada hasta encontrarse, unos cien metros más adelante, con la bodega y los picos nevados de la Cordillera como telón de fondo.

El patio central impacta con los murales de Jorge Gamarra y Pájaro Gómez, mientras su fuente de agua y piedras es un homenaje a la mano del hombre que logra transformar el desierto.

La galería de arte es imponente: la Colección Killka consta de unas 100 obras de artistas argentinos y holandeses -la bodega es de capital holandés-, entre los que destacan Nicolás García Uriburu y Carlos Alonso. Hay también una segunda sala, con una exposición itinerante que promueve talentos jóvenes.

En la sala audiovisual, los visitantes recorren los caminos de la vid y del vino a través de dos documentales. Pasarán luego por un sendero de piedras entre las esculturas de Marta Minujín -Los meses del año-, y las obras de la mendocina Nora Correas. Entonces se llega a la Capilla de la Gratitud. Sencilla y cálida, la capilla está protegida por un gran mural en relieve de Eliana Molinelli y Daniel Ciancio. El sol mendocino ingresa por una larga ranura en el techo, e ilumina sutilmente los bancos, tallados en madera de olivo. En tanto, las pequeñas ventanas a uno y otro lado permiten a la mirada perderse hacia el valle o las montañas, donde los viñedos reinician el ritual que culmina en la vendimia de cada marzo.

Fuente: Clarin



CELEBRACIONES

2007-11-19T03:33:55.647-08:00

(image)

Fiestas de gala en el Alvear

El hotel propone recibir Navidad y Año Nuevo con exquisita comida, shows y bailes.

El Alvear Palace Hotel se encuentra ultimando los detalles para celebrar las Fiestas de Navidad y Año Nuevo. Con la majestuosidad de su arquitectura y su elegante decoración, el hotel ubicado en el barrio porteño de Recoleta dará la bienvenida al 2008 con la ya tradicional Gala de Reveillon. Pero también, celebrará la Nochebuena y ofrecerá exclusivos brunchs los días 25 de diciembre y el 1° de enero.

En cuanto a la Gala de Reveillon, el Alvear será el escenario de una fiesta deslumbrante. La recepción tendrá lugar en los salones Regence, L'Orangerie y Jardín D'Hiver. Un gran buffet recorrerá todos los estilos culinarios con una selecta presentación de productos argentinos y coctelería internacional. El Roof Garden y su vista de la ciudad serán el marco de la velada. Para la noche del 31 de diciembre, se ha pensado en un menú donde los vinos acompañen y resalten sabores, aromas y texturas. A ello se suma la presentación de un espectáculo de tango de La Esquina de Carlos Gardel, con su orquesta y bailarines. Así, los invitados podrán disfrutar de la excelente gastronomía. Los shows y las sorpresas garantizan un Año Nuevo inolvidable, con baile hasta el amanecer. Informes y reservas: 4808-2187; reveillon@alvear.com.ar



Guía de salidas

2007-11-15T03:34:31.453-08:00

Para desafiarse a uno mismoEn lo que resta del año, distintas empresas y entidades organizan carreras de calle en las que pueden participar todos aquellos que quieran unir el deporte y la diversiónAnimarse y desafiarse a uno mismo. De eso se trata, ponerse el short, atarse los cordones, y salir corriendo (pero no del susto).¿Para quienes están pensadas estas carreras? Para todos aquellos que quieran hacer deporte, pero además, deseen pasar un momento al aire libre, divertirse y, en ciertas ocasiones, dar una mano a quienes más lo necesitan.En general, las carreras invitan a personas de todas las edades y preparación a sumarse en tramos cortos; y por otro lado, organizan distancias más largas para quienes son deportistas o, sin serlo, son un poco más audaces y se animan a correrlas.Debajo, algunas carreras de calle para agendar:1ra Maratón nocturna en NordeltaCuántos kilómetros: 8 kms, adultos; 3km chicos y familiaCuándo: sábado 17 de noviembre. Adultos: largan a las 20. Las familias: a las 19.Dónde: Nordelta, Tigre. La largada es en Puerto Canoas.Lugar de inscripción: en el Club de Corredores, de lunes a viernes de 9.30 a 20 y sábados de 10 a 14. Av. Monroe 916. Te. 4780- 1010; o en el Club Nordelta, te: 4871- 2582/3.Costo: 8 kms, $ 30; 3 kms, $ 20. Para los propietarios: 8 kms, $ 20; 3 kms, gratis.Todos los corredores usarán linterna.VII Maratón FleniCuántos kilómetros: participativa, 3 kms; competitiva, 10 kmsCuándo: domingo 18 de noviembre, a las 9.Dónde: en Fleni Sede Escobar, Panamericana Ramal Escobar, Colectora Este, km 52.5Lugar de inscripción: en el Club de Corredores, de lunes a viernes de 9.30 a 20 y sábados de 10 a 14. Av. Monroe 916. Te. 4780- 1010.Costo: $ 20. Discapacitados: gratis.Maratón del Auténtico Helado ArtesanalCuántos kilómetros: runner, 8 kms; familia, 3 kmsCuándo: domingo 18 de noviembre, a las 9.Dónde: Parque Tres de Febrero, PalermoLugar de inscripción: en el Club de Corredores, de lunes a viernes de 9.30 a 20 y sábados de 10 a 14. Av. Monroe 916. Te. 4780- 1010; o en la Asociación de Fabricantes Artesanales de Helados y Afines (Afadhya), Av. Callao 449, piso 9 (hasta el jueves 15, de 13 a 17).Costo: aranceladaNo se suspende por lluvia.Maratón OfficenetCuántos kilómetros: 10 kms y 4 kms.Cuándo: domingo, 25 de noviembre, a las 9.30.Dónde: PalermoLugar de inscripción: en el Club de Corredores, de lunes a viernes de 9.30 a 20 y sábados de 10 a 14. Av. Monroe 916. Te. 4780- 1010; en Officenet (sólo para clientes), maratón@officenet.com.ar ; o en Sport Club, www.sportclub.com.ar .Costo: $ 20.No se suspende por lluvia.6ª Carrera por los Derechos del Niño curado de Cáncer, Hospital ItalianoCuántos kilómetros: 10 kms y 4 kms.Cuándo: domingo, 25 de noviembre.Dónde: Costanera Sur.Lugar de inscripción: en el Club de Corredores, de lunes a viernes de 9.30 a 20 y sábados de 10 a 14. Av. Monroe 916. Te. 4780- 1010; o en el Hospital Italiano, 0-800-777-7007.Costo: 10 kms, $ 25; 4 kms, $ 20.Para más información: www.clubdecorredores.comFuente: La Nacion[...]