Subscribe: del palenque...y para...
http://delpalenqueypara.blogspot.com/feeds/posts/default
Added By: Feedage Forager Feedage Grade B rated
Language: Spanish
Tags:
amor  dijo ¡hugh  escupió dijo  forma  gracia llegó  humano elefante  llegó forma  mis  ojo humano  otras  poema amor  sin  ¡hugh 
Rate this Feed
Rate this feedRate this feedRate this feedRate this feedRate this feed
Rate this feed 1 starRate this feed 2 starRate this feed 3 starRate this feed 4 starRate this feed 5 star

Comments (0)

Feed Details and Statistics Feed Statistics
Preview: del palenque...y para...

del palenque...y para...





Updated: 2018-04-22T18:36:03.566+02:00

 



Tres poemas de Leonardo Sinisgalli

2014-11-02T15:33:24.287+01:00

El manuscrito de Petrarca Inclinado sobre el cristal de la vitrina, igual que me inclinaba sobre el fuego.    Hay un libro abierto hace siglos:  en cada renglón dos endecasílabos seguidos escritos con pluma de oca. Pensamientos y suspiros en duros caracteres.  No los inciertos signos que fabrica la naturaleza. Vi a las Musas Sobre la



Cristina Garcia Rodés

2014-09-25T22:24:48.849+02:00

  VEDASPACE                                                                                                        Irene te invita  a café A mi derecha la máquina de escribir, ladeada para que no ocupe espacio y se haga notar. En ella la hoja en blanco que pide a gritos el masaje continuo y excitante que, como mínimo dos horas diarias recibe el resto de



Daniil Kharms

2014-09-24T19:37:41.242+02:00

Sinfonía número 2 Anton Mikhilovich escupió y dijo: "¡hugh!", otra vez escupió y dijo: "¡hugh!"; volvió a escupir y otra vez dijo: "¡hugh!"; y luego desapareció. ¡Al diablo con él! En lugar de él déjenme hablarles de Ilya Pavlovich. Ilya Pavlovich nació en 1893 en Constantinopla. Cuando apenas era un niño su familia se mudó a San Petersburgo,



Kim Ki-taek

2014-09-24T19:34:45.101+02:00

El chicle Un chicle que alguien ha masticado y tirado. Conserva claramente las huellas de los dientes. Masa pequeña y redonda que lleva arrugada en los pliegues de su pequeño cuerpo huellas de dientes, grabadas unas sobre otras y otras sin fin, sin tirar ni borrar ninguna. Dentro de esas innumerables huellas, ahora vive en silencio sus horas de fósil. Aunque ha



Anne Carson

2014-09-19T16:59:33.608+02:00

Entonces 3 Piensa en Jane Wells. El papel que tiene en la mano es una carta de Rebecca West, la amante de su esposo. Su esposo, H. G. Wells, socialista del sexo, quería que sus mujeres se aceptaran/las unas a las otras. Había muchas de tales mujeres. Jane estaba al tanto de/sus idas y venidas, a veces las invitaba a tomar té, les enviaba



Wislawa Szymborska

2014-09-17T16:57:58.169+02:00

Alabanza a los sueños  En mis sueños  pinto como Vermeer van Delft.  Hablo fluidamente griego  y no sólo con los vivos.  Conduzco un auto  que me obedece.  Tengo talento,  escribo poemas largos, grandiosos.  Escucho voces  no menos que los grandes santos.  Se sorprenderían  de mi virtuosismo en el piano.  Floto en el aire como se debe,  es decir, por mí misma.  Si caigo del



Nelson Simón (1965)

2014-09-16T17:56:21.611+02:00

Ultimo poema de amor "Ya nunca más podré escribir un poema de amor..." Hoy 12 de noviembre, casi en la madrugada, bajo el silencio que dilata mi casa, escribo estas palabras con asombrosa serenidad. Miro el paisaje, el trozo de ciudad que descansa en la ventana. Me vacío de todo mientras recoges pertenencias: camisas, un cepillo, sentimientos, cosas pequeñas que, de



Robert Frost

2014-09-16T17:47:21.466+02:00

Miedo a la casa Siempre - te aseguro que ellos aprendieron esto - siempre en la noche cuando regresaban de lejos a la casa solitaria con lámparas sin luz y fuego hecho cenizas, aprendieron a traquetear la cerradura para darle a cualquier cosa que pudiera haber advertencia y tiempo para que se



Varlam Shalámov

2014-09-14T17:27:27.949+02:00

El ataque La pared se balanceó, y una conocida y dulzona sensación de náusea inundó mi garganta. La cerilla quemada en el suelo pasó flotando por milésima vez ante mis ojos. Alargué la mano para agarrar aquella inoportuna cerilla, pero desapareció; dejé de ver. El mundo aún no me había abandonado del todo: allí en el bulevar aún se oía una voz,



Regino Boti

2014-09-14T14:26:25.636+02:00

En la pista Hay más arcano que en el beso, que en el dolor y que en la muerte, en el ojo humano del elefante. Y, mientras danza torpemente y sincroniza sus orejas, dice de los misterios de la India, de la ciencia de Egipto y de arte de Grecia el ojo humano del elefante.



"La gracia me llegó en forma de gato"

2014-09-14T13:29:45.701+02:00

Por Juan Gelman “La gracia me llegó en forma de gato”, anotó William Burroughs en sus diarios finales; especialmente en forma de Riski, su preferido. El ídolo de los beatniks quería bastante menos a los seres humanos, pensaba que el amor “es mayormente un fraude, una mescolanza de sexo y sentimentalismo que ha sido sistemáticamente vulgarizada y



Adrienne Rich

2014-09-04T21:27:59.585+02:00

Cartografías del Silencio 1 Una conversación empieza con una mentira. Y cada interlocutor de ese supuesto lenguaje común siente la partición del témpano, el separarse como con impotencia, como enfrentándose a una fuerza de la naturaleza Un poema puede empezar con una mentira. Y romperse. Una conversación tiene otras leyes se recarga con su propia



Caridad Atencio

2014-09-04T20:47:56.204+02:00

En un destino incierto ser una esencia amarga que renace de sí. "Siento un cuchillo junto a una jaula, y muy cerca, una decisión”. Cada día la sandalia es más estrecha, pero el tacón más alto. Mis rodillas se alejan de sus cuerpos de lija. No queda más que atravesar su sombra, ornada con la carga irracional del amor.



No. 8 de Potemkin ediciones

2014-09-01T22:55:23.120+02:00

 POTEMKIN EDICIONES



Pier Paolo Pasolini

2014-08-31T16:21:03.284+02:00